Streaming

"Killing Eve", una serie con mujeres en un género que suele ser masculino

La premiada serie de la BBC está disponible en el servicio Flow de Cablevisión

Killing Eve
Sandra Oh y Jodie Comer, dos rivales unidas por un crimen

Killing Eve se ha convertido en una de las series del momento. Producida por la BBC —en Uruguay se ve a través del canal Paramount que está en el servicio Flow de Cablevisión— se basa en relatos de Luke Jennings, y sigue a la poco valorada agente de la inteligencia británica Eve Polastri (Sandra Oh, conocida por Grey’s Anatomy y que ganó un Globo de Oro por este papel) mientras va, a través de Europa, tras la pista de una joven asesina conocida como Villanelle (Jodie Comer). Los thrillers de espías nunca tienen a dos mujeres como el gato y el ratón ni una presencia femenina detrás de cámara: la escritora y actriz inglesa Phoebe Waller-Bridge es la escritora, showrunner y productora ejecutiva de la serie.

—Killing Eve es una serie inusual sobre dos mujeres poderosas y profundamente imperfectas. ¿Qué les atrajo?

Phoebe Waller-Bridge: Sentí una afinidad con Eva. Y sabía que Villanelle sería un desafío, pero la idea de escribir sobre alguien absolutamente imperdonable era demasiado tentadora. Para mí, todos tienen el lado que muestran y tienen su oscuridad interior. Supe que eso era lo que realmente estaba escribiendo Luke. Estas dos mujeres estaban tan polarizadas que parecía que una de ellas era la sombra de la otra.

Jodie Comer: Tan pronto como vi que lo había escrito Phoebe, quise hacerlo. Cuando pensé en (un personaje que era) un asesino, me imaginé a una mujer en un leotardo de cuero negro y pensé: “Oh Dios, no sé si soy yo”. Pero luego leí el guion, y fue como nada que haya visto en la pantalla. Villanelle no era un estereotipo. Había mucha humanidad y humor en ella.

Sandra Oh: La televisión es potencialmente un compromiso de muchos años, y lo que estás buscando cuando te sumás en un programa es la relación y la idea. Me encantó la idea, y quería ver si Phoebe y yo podíamos enamorarnos. La primera vez que hablamos, por Skype, estábamos usando el mismo color, rojo. La siguiente vez que nos vimos, usábamos los mismos pantalones. No es nada del otro mundo, pero cuando te estás enamorando de alguien, se vuelven mágicas.

—Es raro que el héroe y el villano de una historia de espías sean mujeres. ¿Cómo creen que el género marca la relación de Eve y Villanelle?

PWB: Amé la idea de que esas dos mujeres ni siquiera se tenían que ver para sentir la presencia de la otra. Se dan vida mutuamente de una manera más compleja que una relación romántica. Y me encantó experimentar como las mujeres pueden joderse entre ellas, como Villanele mandándole ropa a Eva. No le manda un dedo. Le manda un vestido que le queda mejor que cualquier cosa que haya tenido antes.

—Mientras estas mujeres juegan al gato y al ratón, los hombres tienen papeles tradicionalmente femeninos. Eve tiene que salvar a su exjefe, Frank (Darren Boyd), que se vuelve una suerte de damisela en peligro. El marido de Eve, Niko (Owen McDonnell), tiende a esperarla en casa preocupado.

PWB: Me percaté del cambio de roles, pero no era algo que conscientemente quisiera hacer. Lo que quería era que los personajes fueran verosímiles pero también sorprendentes. Y lo grandioso de eso es que los hombres en la serie -incluso los buenos- subestiman o no ven el punto de vista de Villanele. No imaginan que puede ser una amenaza, mientras que toda mujer en el mundo imagina por una fracción de segundo que el hombre con el que va a salir o con el que se cruza en el pasillo, podría ser una amenaza.

Imagen de la serie Killing Eve
Vea el tráiler de "Killing Eve"

—Hay una urgencia física en la mutua fascinación de Eve y Villanelle, a pesar de que tienen unas pocas escenas juntas.

PWB: Puedes sentir que hay un malestar en ambas al principio. En los libros, los personajes no se encuentran hasta mucho más tarde, pero sentí que necesitaban cruzarse en el primer episodio, porque algo físico y crudo sucede en el primer encuentro.

JC: El ego de Villanelle se dispara cuando se da cuenta que hay una mujer tras ella. Eve tiene un trabajo y un hogar y está felizmente casada y a Villanelle eso le molesta. El comportamiento humano la cautiva y quiere ser parte de eso, pero es una persona tan complicada que eso no puede pasar.

—¿Sandra y Jodie veían las actuaciones de la otra en las escenas en las que no estaban juntas?

PWB: Para nada. Sólo compartían el set cuando estaban trabajando juntas. Eso ayudó, porque sabían que la mitad de la serie la lleva adelante el némesis de tu personaje, y que nunca vas a ver su mundo. Sandra y Jodie fueron fueron tan temerarias en eso de imbuirse en sus personajes que cuando se encontraron, en la escena de la cocina del episodio cinco, la química fue electrizante.

Sandra Oh y Jodie Comer son las contracaras de esta serie que llega el domingo a Paramount Channel. Foto: Difusión
Jodie Comer y Sandra Oh, en una de las escenas más impactantes de la serie

SO: La primera versión de esa escena fue la audición de Jodie. Ahí vi que era una fantástica compañera de baile y que no podía esperar a ver cómo me iba a sorprender. Después sencillamente no nos vimos las caras por tres meses.

—Parece que todos los que ven Killing Eve se convierten en evangelizadores de la serie. ¿Qué significa ese entusiasmo para ti?

SO: Me encantó cuando alguien me dijo: “Me senté en mi peluquería y le pregunté a la peluquera qué estaba viendo, y ella dijo tu serie”. Eso es lo que quieres: destacar en un rubro de tanto contenido.

JC: Es encantador. Ha habido mucho fan art, que subí a mi Instagram. Villanelle es la villana, pero la gente está un poco de su lado, lo cual es malo, pero me encanta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)