Perfil

Keanu Reeves, la estrella que hace todo lo posible para ser un hombre común

El actor está actualmente en cartel en "John Wick 3" y en "Toy Story 4" y en Netflix en "Always Be My Baby"

Keanu Reeves
Keanu Reeves, un actor ocupado que no para de sacar proyectos y mostrarse como uno más de nosotros

Keanu Reeves ha sido una presencia enigmática en sus tres décadas de carrera, pasando del héroe reacio de The Matrix, que recaudó 1.600 millones de dólares en todo el mundo, a un asesino amante de los cachorros en John Wick, a mostrarse comiendo un sándwich con cara triste y generar mil memes.

Las personas proyectan en el actor de 54 años lo que quieren ver en sí mismos. “Hay una ambigüedad sobre él”, dijo William Irwin, profesor de filosofía especializado en cultura y filosofía pop. “No es andrógino. No es macho alfa. Es masculino y femenino”.

Al igual que Bill Murray antes que él, quien alcanzó el estatus de santo secular tres décadas después de Los Cazafantasmas, Reeves es accesible y, al mismo tiempo, no lo es. Es un icono pop en tiempos en que las personas buscan la atención como una forma de dar sentido a un mundo confuso y cínico.

También es refrescante, en una era de influencers, ver a una celebridad tan a gusto con la fama. En marzo, Reeves y otros a bordo de un vuelo de San Francisco a Burbank se quedaron varados en Bakersfield. En Instagram se vio un video de Reeves apretado en una camioneta leyendo en voz alta a otros pasajeros.

Hay velas de oración con la imagen de Reeves y libros a la venta en Amazon que reflexionan sobre “¿Qué haría Keanu Reeves?”. BuzzFeed recientemente hizo que el actor se acurrucara con los cachorros mientras respondía las preguntas de los fanáticos. Tiene su propio festival de cine, KeanuCon, que se lanzó en Escocia en abril. Los fanáticos también lanzaron una petición para nombrarlo “Persona del año” y ya firmaron más de 150.000.

Reeves es privado, y se sabe poco de él. Su padre se fue de casa cuando era un niño, fue arrestado en 1994 por tráfico de drogas y pasó dos años en la cárcel. Nació en Beirut y creció en Toronto, antes de mudarse a Los Ángeles para dedicarse a la actuación. (Su madre, diseñadora de vestuario, es inglesa; su padre es chino y hawaiano). A fines de la década de 1990, tuvo un hijo con su novia en ese momento, Jennifer Syme; nació muerto. La pareja se separó y, dos años después, Syme murió en un accidente automovilístico. Reeves tiene una casa en Hollywood Hills y anda en moto. Es zurdo.

Tal vez sea su percepción de vulnerabilidad lo que la gente halla tan atractiva. “Tiene sus intereses y actividades pero no alardea de ellos”, dijo Irwin. “No pretende ser algo que no es“.

Por supuesto, algunos podrían atribuir su actual aumento en popularidad a la máquina de marketing de Hollywood. En 2016, Reeves dejó a sus agentes de larga data en la Creative Artists Agency por sus rivales de William Morris. Este año, estuvo en todas partes promoviendo John Wick: Capítulo 3. Parabellum, su primer número uno de taquilla en 11 años; Always Be My Maybe de Netflix, en la que interpreta una parodia de sí mismo; Toy Story 4; y la tercera entrega recientemente anunciada en las películas Bill & Ted, que se estrenará el próximo año, más de 30 años después de la primera.

Pero las historias sobre su calidad mundana abundaron mucho antes de esta reciente racha. En 2014, la actriz Octavia Spencer contó que Reeves había ayudado a empujar su auto cuando se le rompió en una calle de Los Ángeles. Ese mismo año, devolvió una tarjeta de crédito perdida a un invitado en una fiesta. Hace casi una década, fue grabado cediendo su asiento en el subte a una mujer que cargaba un bolso pesado. Y en agosto, posó con una pareja antes de su boda en el Dream Inn en Santa Cruz, California.

Hasta ahora, la mayoría ya olvidó el papel de Reeves en Replicas, un thriller de ciencia ficción lanzado en enero y que señala la naturaleza errática de su carrera cinematográfica. Si bien Reeves tiene éxitos de franquicia, como The Matrix y la hiperviolenta John Wick, también protagonizó una serie de tropiezos olvidables que obstaculizaron su carrera a pesar de que su popularidad online ha aumentado.

En el estreno de Toy Story 4, un entrevistador le preguntó sobre su último personaje online: el novio de internet.

“¿Qué?”, preguntó.

“Todo el mundo está hablando de vos en internet”, dijo el entrevistador.

Reeves la alfombra roja. “Eso es, uh, eso es raro”, respondió.Y agregó: “Bueno, la positividad es genial”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)