Aniversario

Jean Luc Godard, el director más viejo (y más loco) del mundo cumple 90 años

El fundador de la nouvelle vague revolucionó el cine y no para de trabajar; es uno de los cineastas en actividad más ancianos del mundo

Jean-Luc Godard, leyenda del cine de culto.
Yo, Feliz cumpleaños, Jean Luc Godard

Jean-Luc Godard inscribió su nombre en la historia de la cinematografía francesa y mundial cuando en 1960 estrenó Sin aliento, pero seis décadas después de ese hito de la Nouvelle Vague el cineasta, que hoy cumple 90 años, no roza todavía la jubilación: está preparando dos películas, para una de las cuales ya ha empezado a grabar algunas imágenes.

Cuando hizo Sin aliento tenía solo 29 años. Era crítico de cine en la todavía emblemática Cahiers du Cinéma, donde la virulencia de sus artículos y de los que firmaban compañeros prometedores como Éric Rohmer, François Truffaut o Claude Chabrol les hizo ser conocidos como los "jóvenes turcos".

Se alzaron contra lo que Truffaut llamaba el "cine de papá" y cuando ese grupo decidió ponerse detrás de las cámaras rompieron las convenciones existentes e instauraron esa nueva ola, una revolución técnica y artística.

Su primera incursión como director fue con un documental sobre los trabajadores de la construcción, Opération Béton (1953). Su estreno con ese género no sería casual: cinco años después rodó Sin aliento como si fuera un reportaje de actualidad, según destaca el crítico Jean-Philippe Tessé.

Le seguirían otras obras trascendentes como El desprecio (1963), con Brigitte Bardot, o Pierrot, el loco (1965), con su entonces pareja, Anna Karina, y con Jean-Paul Belmondo.

De todos los cineastas de la nouvelle vague, Godard se mantiene como la figura más estudiada y respetada. En total ha rodado un centenar de películas, que le valieron en el festival de Cannes el premio del jurado en 2014 por Adiós al lenguaje y la Palma de Oro especial en 2018 por El libro de las imágenes, un colage de textos, imágenes y sonidos en el que hizo un particularísimo análisis de la actualidad, es su última película hasta el momento. La última de una trayectoria que evolucionó a la par que su autor, con fases que van de lo revolucionario, lo político o lo convencional a lo experimental.

“Soy un fabricante de películas", afirmó Godard en 2018 y avanzó que su futuro como cineasta no estaba solamente en sus manos: “Depende de mis piernas, un poco de las manos y de mis ojos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados