CRÍTICA - CINE

La irrupción de una maravilla en la Tierra

Con esta película, los superhéroes de la marca DC recuperan algo del mucho terreno cinematográfico que habían perdido frente a los personajes de Marvel.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gal Gadot: una morocha que demuestra superpoderes físicos. Foto: Difusión

Luego de la trilogía de Christopher Nolan sobre Batman (2005-2012) y el film sobre Superman (El hombre de acero, 2013), las películas sobre algunos de los pesonajes nacidos en la editorial DC Comics parecían una pálida y degradada copia de lo que hacía Disney con los superhéroes de Marvel Comics.

Pero con la irrupción de Gal Gadot como La Mujer Maravilla los fanáticos de DC ya no tienen que pasar vergüenza cuando hablan sobre las adaptaciones cinematográficas de sus personajes favoritos.

La primera vez que se vio a la actriz israelí como la heroína griega fue en Batman v Superman: El origen de la Justicia (2016), una película fallida que no aprovechó las posibilidades que daba el encuentro entre los dos personajes más importantes de DC Comics.

Gadot no necesitó más que un par de minutos en pantalla para generar expectativa sobre lo que podía hacer en una película como protagonista. Su belleza influyó, claro, en esa primera impresión. Pero también había cierto enigmático magnetismo en torno a su personaje que parecía insinuar buenos momentos cinematográficos.

Ahora, esas insinuaciones se confirmaron en esta película que es dos cosas al mismo tiempo: una "stand alone" —o sea, una en la cual un único personaje se lleva toda la atención, por más que haya algún que otro cruce— y una "origin story", en la que se cuenta el nacimiento de la superheroína en cuestión.

Patty Jenkins, la directora, y Allan Heinberg, el guionista, consiguen articular esos componentes de manera competente. Heinberg es un experto en cómics. Fue el guionista principal de la serie de historietas que reconvirtió a los "cansados" Vengadores —ya iban como por 500 capítulos en sus historias— en Los Jóvenes Vengadores, y conoce las particularidades de los relatos de superhéroes en páginas impresas. Acá, pone ese conocimiento al servicio de una historia que entretiene, hace reír y genera la tensión necesaria en el momento indicado.

Jenkins, por su parte, demuestra inventiva e imaginación para contar el nacimiento de la superheroína, en particular cuando arranca la película. Una secuencia que parece sacada del período clasicista de la pintura europea occidental—en particular la italiana—, cuenta cómo los conflictos entre los dioses griegos dieron lugar a la isla Temiscira (que podría perfectamente haberse llamado Lesbos), donde Diana, la amazona divina, empezó a dar sus primeros pasos.

Esa parte dura hasta que la realidad, también "occidental" (la única que importa, al parecer), interrumpe el idilio con la aparición de Steve Trevor, interpretado por el carilindo de Chris Pine, cuya belleza no tiene demasiado que envidiarle a Gadot. No podía ser de otra manera. ¿Qué se le ofrece a una mujer tan maravillosa como Diana si no un especímen masculino en su mejor estado y momento?

Pine se las ingenia para no hacer de Trevor un engreído galán que piensa que se las sabe todas. Aunque su personaje es consciente de su facha, éste también intuye que su interés romántico es una mujer extraordinaria, y seducirla exigirá un gran sacrificio. Cómo va naciendo la atracción entre el personaje de Pine y Diana es uno de los elementos más entretenidos de la película.

Pero también el camino mismo de Diana —de luchadora algo ingenua e inconsciente del alcance de sus poderes, a diosa con habilidades espectaculares— es otro punto a favor del relato realizado por Jenkins.

Esta película es una suerte de equivalente a la simpática historia sobre el nacimiento del Capitán América (2011, dirigida por Joe Johnston), entre otras cosas porque ubica la irrupción de una fuerza divina en el barro y la sangre de las miserias humanas.

El remate es un poco anticlimático, con una de esas superbatallas que ya hemos visto demasiadas veces. Pero Mujer Maravilla alienta la esperanza de que La Liga de la Justicia pueda ser algo más que únicamente el vehículo para vender toneladas de merchandising.

Mujer Maravilla [***]

Dirección: Patty Jenkins. Guión: Allan Heinberg. Fotografía: Matthew Jensen. Diseño de producción: Aline Bonetto. Elenco: Gal Gadot, Chris Pine, Connie Nielsen, Robin Wright, David Thewlis, Danny Huston, Elena Anaya.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados