TELEVISIÓN

Una ingenua y optimista que está de regreso

Disponible lo nuevo de Unbreakable Kimmy Schmidt.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ellie Kemper como Kimmy. Foto: Difusión

La comedia creada por Robert Carlock y Tina Fey ya tiene su tercera temporada disponible en el servicio de streaming, Netflix.

Si bien los creadores pudieron haberse quedado sólo con la consigna inicial (una joven encerrada durante 15 años en un bunker), para hacer esta serie, cada capítulo agrega más ingredientes a esta comedia disparatada. No solo por la idea, también por los personajes, grotescos, queribles y geniales que la acompañan desde que está libre por las calles de Nueva York.

Luego de una primera temporada muy buena y una segunda divertida (donde se encontró con su madre, Lisa Kudrow), esta tercera temporada mantiene esa frescura inocente que Ellie Kemper le ha puesto a su personaje. En estos 13 episodios, Kimmy termina su etapa en el secundario y se propone ir a la universidad.

La búsqueda por su vocación (no puede estudiar para ser cepilladora de caballos) y la relación con su casera Lilian (Carol Kane) y la millonaria Jaqueline (Jane Krakowski) son el centro de esta nueva etapa. Por su parte, Titus regresa (mucho antes de lo previsto) del crucero al que se fue al terminar la segunda temporada y da un gran paso en su vida como "adulto maduro y responsable", claro que los celos lo harán protagonizar su propia versión de Lemonade, la canción de Beyoncé con vestido amarillo y bate de beisbol incluidos.

Con estos personajes, la serie mantiene su humor y su ritmo que va del drama a la comedia con los chistes ácidos y una gran crítica al presidente Donald Trump. "Ojalá hubiera logrado mi título en la Universidad Trump, vamos cerdos", dice Jaqueline a Kimmy, entre una cantidad de guiños a la última elección presidencial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados