Cine

"12 horas para sobrevivir", la saga violenta que se convirtió en crítica social

La saga estrena precuela mañana y va por una serie

12 horas para sobrevivir: el inicio
Vea el tráiler de "12 horas para sobrevivir: el inicio"

Es una noche en la que todos los crímenes son permitidos durante 12 horas. No hay servicios de emergencia disponibles. Ni policías ni ambulancias. Todas las armas, menos los aparatos explosivos como granadas o bombas, son permitidas. ¿El objetivo? Darle a la población una de las catarsis más sanguinarias imaginadas.

La idea, del director y guionista James DeMonaco, se presentó por primera vez en 2013 en la película estadounidense The Purge —estrenada en Uruguay como La noche de la expiación—, y dio lugar a una de las últimas sagas inesperadas y taquilleras que Hollywood ha decidido continuar a un ritmo casi anual.

El estudio responsable de convertir a la premisa en un lienzo reutilizable, en el que varios directores pueden plasmar su versión de La Purga, es Blumhouse Productions, compañía responsable de otras sagas de terror prolíficas como Actividad Paranormal y La noche del demonio.

Mañana, la saga de The Purge va por su cuarta entrega en Uruguay con el estreno de 12 horas para sobrevivir: el inicio. Además, ya hay una serie derivada para televisión que se estrenará en setiembre en la señal USA Network.

The Purge empezó como una película inclinada más al suspenso que a la acción y al comentario social. En la primera película, protagonizada por Ethan Hawke y Lena Headey (de Game of Thrones), se mostraba el horror que una familia adinerada vivía una vez que un grupo de practicantes de La Purga los eligen como objetivos e intentan adentrarse violentamente en su hogar.

La saga no volvió a contar con actores de talla de Hawke, a excepción de Marisa Tomei, que aparece en 12 horas para sobrevivir: el inicio. Pero con una recepción en taquilla muy positiva —la primera película recaudó 89 millones de dólares a nivel internacional— DeMonaco y Blumhouse sustituyeron la presencia de estrellas y el suspenso por una dirección orientada hacia la acción y el terror con actores menos conocidos.

Tanto 12 horas para sobrevivir (2014) como 12 horas para sobrevivir: el año de la elección (2016) incrementaron su uso de violencia, pero también trabajaron en la creación de símbolos que convirtieran a The Purge en una marca capaz de trasladarse a videojuegos y atracciones en parques.

A su vez, al centrar la acción en las calles de un Estados Unidos en completa anarquía -en lugar de un hogar perteneciente a una familia rica- la narrativa empezó a explorar temáticas como la lucha de clases y las tensiones raciales. Es que La Purga, como se descubre en las películas, se origina para alcanzar un control de la población mediante la eliminación de los más pobres.

En El inicio, el director Gerard McMurray reconstruye los hechos que llevan a la primera noche de La Purga y narra las dificultades de un grupo de jóvenes negros para sobrevivirla.

Con la deformación de varios símbolos icónicos de Estados Unidos y varios otros guiños hacia el divisivo presidente Donald Trump, El inicio llega como el último capítulo de una historia que aprendió a explotar las preocupaciones de una nación de la forma que da más miedo: bajo una premisa que no suena tan irreal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)