Chris Hemsworth

Un hombre a la deriva en alta mar

El actor habla de “En el corazón del mar”, prevista para estrenarse la semana próxima.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Todo por el papel: "Un pepino y una almendra era lo único que comíamos", dijo.

Necesitamos a Thor", suplicó uno de sus devotos. "Sabemos que está aquí". El dios nórdico del trueno en realidad no estaba allí, pero sí Chris Hemsworth, el actor australiano que interpreta a la versión de Marvel Comics. Era por eso que unos 50 admiradores habían acampado afuera del hotel Ritz Carlton de Nueva York frente a Central Park.

Esperar afuera de un hotel a que aparezca una estrella de cine es un asunto solitario que, las más de las veces, termina en decepción. Si la estrella promedio sabe que hay una multitud esperándola afuera, lo más probable es que se escabulla por una puerta lateral y se meta en una limosina con las ventanas oscuras para escapar de la presión de los fervientes fans.

Pero Hemsworth está por encima del promedio. Él redujo a 30 minutos su hora de almuerzo a fin de bajar las escaleras, saludar a sus admiradores y complacerlos con autógrafos y selfies.

"Ése es el tipo de cosas que hace Chris Hemsworth", observa Ron Howard, quien dirigió al australiano de 32 años en En el corazón de mar, una aventura marítima.

Si Hemsworth pensó que estaba haciendo algo especial por sus fans, no dijo nada al respecto. Al acomodarse para la entrevista posteriormente, él pareció sorprendido incluso de que se hubiera detectado su escapada escaleras abajo.

"Lo que me interesa es hacer aquello que me apasiona fuertemente en la vida", afirma. "Hoy quiero conocer gente. Quiero hablar de esta película. Estoy ansioso por regresar a casa y ver a mi esposa y a mis hijos. Para trabajar, yo escojo libretos basándome en la idea de que yo solo puedo hacerle justicia a una película si me enamoro del material y tengo ese sentimiento apasionado", continúa.

"Con las películas, las cosas se ponen peligrosas cuando llegan a ser muy familiares. Es por eso que no me verán haciendo diez versiones diferentes de Thor. Cuando las cosas se vuelven familiares, nosotros nos volvemos perezosos".

Incluso su atuendo era un contraste de varias pasiones. Hemsworth llevaba un elegante traje negro, pero la camiseta gris que traía puesta se veía como si hubiera dormido con ella.

En la película de Howard, basada en el libro de Nathaniel Philbrick publicado en el 2000, Hemsworth interpreta a Owen Chase, primer oficial del buque ballenero Essex en 1820.

Durante un viaje de cacería, el buque fue destrozado en dos partes por un furioso cachalote. La tripulación naufraga y queda a la deriva, luchando por la vida en botes salvavidas durante 90 peligrosos días, casi sin agua ni comida y con peligros acechando por doquier. En el elenco encontramos también a Tom Holland, Cillian Murphy y Benjamin Walker.

Moby Dick.

Esta historia de la vida real inspiró a Herman Melville para escribir Moby Dick publicado en 1851. Y de hecho está narrada por un sobreviviente ya anciano (Brendan Gleeson), que le cuenta la historia a un ansioso y nervioso Melville (Ben Whishaw).

"En el fondo se trata de una aventura épica a gran escala", resume Hemsworth. "Yo sabía que también era un hermoso drama centrado en las relaciones entre unos hombres que lidian con circunstancias horribles, como las que a veces nos enfrentamos en la vida".

"Me encantó que mi personaje de Owen tuviera muchas complejidades", agrega. "Él es un hombre de familia que no desea abandonar a su esposa embarazada para hacerse al mar en un viaje del que quizá no regrese. Por otro lado, él lleva al mar en la sangre".

Fue Hemsworth quien le llevó el libreto a Howard.

"Cuando terminamos de hacer Rush: Pasión y gloria, Ron me dijo que si me llegaba algo en lo que yo estuviera interesado, que le avisara. Le dije que si no estaba cansado de trabajar conmigo, podríamos volverlo a hacer".

El rodaje se llevó a cabo en las Islas Canarias y en los estudios Leavesden de Londres. Nadie pensó que la estaba pasando bien, asegura Hemsworth. "Teníamos que vernos lo más delgados posible", explica el actor. "Empezamos con unos cuantos miles de calorías al día y cada semana reducíamos la ingestión. En las últimas semanas estábamos en 500 calorías diarias".

Hemsworth sacude la cabeza."Fue una experiencia bastante fea comer solo 500 calorías al día", asegura. "Provocó unos cambios de humor bastante interesantes y conductas erráticas. Mi esposa puede dar fe de eso. Lo que fue sensacional es que todos lo estábamos haciendo juntos", agrega Hemsworth, "así que había un excelente espíritu de camaradería en lo que se refiere a la dieta. Realmente vivimos juntos la sensación de tener vacío el estómago". Las cosas llegaron a tal punto que comer era en lo único que pensaban todos.

"Recuerdo que, para cuando llegamos a una escena en una isla desierta, la alimentación se había reducido a un refrigerio en la tarde. Y el refrigerio consistía en un pepino rociado con aceite de oliva y una almendra. Una sola almendra", precisa Hemsworth. "Nos la comíamos muy lentamente, deleitándonos en cada mordisqueo. De hecho nos acuclillábamos y nos la comíamos muy lentamente para saborearla más. Se sentía terrible pero al mismo tiempo era fabuloso que todos estuviéramos esforzándonos al máximo".

Las luchas con las ballenas se montaron en el estudio de Londres, donde los actores eran aventados por máquinas, para luego agregar la ballena gracias a la magia de las imágenes digitales.

"El agua del tanque estaba helada", recuerda Hemsworth haciendo gestos. "Me disparaban con cañones de agua y me aventaban al aire. Era como estar en un juego diabólico del parque de diversiones".

En una escena vemos a los náufragos sin nada que comer excepto por una pequeña cantidad de galleta náutica, una especie de bizcocho seco y duro. "Sabía a galleta de jengibre y era parte de la utilería", revela Hemsworth. "Es una escena de hambre extrema posterior, un día salió la caja de galletas y me comí la mía de un bocado".

Fuera de la pantalla Hemsworth vive en Byron Bay, Australia, con su esposa (la actriz Elsa Pataky) e hijos: India Rose y los gemelos Tristan y Sasha de un año. Por último: ¿qué tanto le gusta a Hemsworth Moby Dick?

"¿El libro?", responde atragantándose. "Todavía no lo he leído". Su mansa sonrisa se vuelve amplia. "Por supuesto que me gustaría que mis hijos lo leyeran algún día", señala. "Pero siempre podrán ver la película".

Rubio, apuesto y mitológico

Hemsworth nació en Melbourne, pero luego de unos años su familia -tiene dos hermanos, Luke y Liam- se fue a vivir a las regiones remotas del Territorio del Norte, aunque luego la familia volvería a Melbourne. Lo primero relevante que hizo en pantalla fue cuando consiguió el papel del rey Arturo en la serie australiana Guinevere Jones (2002). Luego hizo varias series más, hasta que se hizo una estrella del cine cuando el director inglés Kenneth Branagh lo dirigió en Thor, en 2011. Hemsworth retomó el papel del dios de la mitología nórdica en Los vengadores (2012) y Thor: Un mundo oscuro (2013). No es lo único que ha hecho, claro, pero sí lo más reconocido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados