CINE

Historias que son de acá y se ven acá

Hay tres películas uruguayas en la cartelera de cine.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
César Troncoso interpreta a Francisco en la película Mi Mundial. Foto: Difusión

Capaz que se hace costumbre y todo. Esta semana hay tres películas uruguayas compartiendo cartelera en salas de estreno.

Se trata, además, de tres títulos bien distintos y de géneros diversos: una comedia dramática, una aventura juvenil y un documental. Son, respectivamente, Otra historia del mundo de Guillermo Casanova; Mi mundial de Carlos Morelli, y Wilson, el documental de Mateo Gutiérrez que se estrenó esta semana.

Mi mundial, que ya lleva dos meses en cartelera, fue vista por 50.000 espectadores, de acuerdo a cifras cedidas por la distribuidora. Se ha mantenido entre las más vistas desde su estreno, a fines de junio.

La película está basada en la novela homónima de Daniel Baldi y protagonizada por César Troncoso, Néstor Guzzini, Jorge Bolani y Facundo Campelo. Cuenta de un adolescente que, como es un as del fútbol y ese parece ser su futuro, descuida los estudios, entre otros tropezones.

Otra historia del mundo es la segunda película de Guillermo Casanova quien en 2003 estrenara la exitosa y premiada El viaje hacia el mar sobre Morosoli. Ahora es un guión escrito por el propio director e Inés Bortagaray a partir de una novela de Mario Delgado Aparain.

Otra historia del mundo "ha tenido una buena recepción desde su estreno", dijeron desde su distribuidora. Aseguran que en este caso ha venido funcionando muy bien el boca a boca en la promoción de la película. El elenco además incluye varios nombres repetidos con Mi mundial: acá están tambien Troncoso y Guzzini, dos de los actores más convocados del cine uruguayo. También actúan Verónica Perrotta, Gustaf y la debutante Alfonsina Carrocio.

El cine uruguayo empieza a construir su propio sistema de estrellas.

En la película, Troncoso interpreta a Esnal, quien con su amigo Stiga (Suárez) deciden jugarle una broma al Coronel Valerio (Guzzini). La broma termina mal y Stiga desaparece. Entonces Esnal decide dar clases de historia para contar una historia universal algo distinta. Un lado B en la que la familia Stiga es la protagonista de las mayores hazañas del mundo.

Y ayer se estrenó Wilson, un documental de Mateo Gutiérrez (antes había dirigido D.F. (Destino final), donde contaba la historia de Héctor Gutiérrez Ruiz (su padre) y Zelmar Michelini. En este nuevo trabajo, cuenta la vida del caudillo blanco pasando por momentos de su vida, el exilio, y mostrando su importancia en el mundo de la política a través de distintas voces de políticos, amigos y personas que lo conocieron de cerca. Así Gutiérrez capta la trascendencia de Wilson Ferreira Aldunate para la política nacional.

Tres películas uruguayas que, además, escapan al estereotipo que suele cargar el cine nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)