Vea los trailers

¿Qué historias cuentan los documentales que están nominados al Oscar 2020?

Un repaso a las cinco películas de una categoría que refleja un mundo en transición y que incluye apicultoras en Macedonia, la crisis de Siria, la industria globalizada y la crisis política en Brasil

For Sama
"For Sama", uno de los dos documentales sobre la crisis en Siria en conseguir una nominación

Aunque hayan rebautizado, “Mejor película internacional” a lo que antes se conocía como “mejor película en habla no inglesa”, la categoría más internacional que entrega la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, en los premios Oscar son las de mejor documental. En los últimos 78 años han sido la conciencia social y global en una ceremonia a menudo marcada por la frivolidad.

De las cinco nominadas en la categoría largometraje documental este año, todos son contadas total o parcialmente en idiomas que no son en inglés y solo una de ellas transcurre, al menos un rato, en Estados Unidos. Y de los cinco cortos documentales nominados, solo dos transcurren Estados Unidos y están centrados en minorías.

Las historias mencionadas este año son variadas y trazan un panorama mundial con ojo crítico, mirada valiente y bellezas formales. Hablan de mujeres en la guerra de Siria, apicultoras macedonias, de la industria estadounidense en tiempos globalizados y del proceso político que terminó con las presidencias de Lula Da Silva y Dilma Rousseff en Brasil. Esa sí que es una categoría internacional: todas hablan de un mundo en transición hacia algo muy distinto.

For Sama y The Cave, son las dos nominadas filmadas en Siria. La primera, dirigida por Waad Al-Kateab y Edward Watts, fue filmada durante cinco años en la ciudad de Aleppo, una de las más castigadas por el conflicto bélico. For Sama ya ganó el premio a mejor documental en el último festival de Cannes y está nominada a cuatro premios Bafta, incluyendo película británica destacada y director debutante destacada.

The Cave es la segunda película de Feras Fayyad en centrarse en los problemas de Siria y la segunda en conseguir una nominación al Oscar (la otra Los últimos hombres en Aleppo se exhibió en el último festival de Cinemateca Uruguaya). Sigue la peripecia de un grupo de doctoras que se quedan, a pesar del peligro, en las afueras de Damasco a ayudar en un hospital subterráneo a las víctimas de los bombardeos. Debe soportar discriminación y otros pesares más evidentes.

American Factory es el primer proyecto de Higher Ground, la productora de Michelle y Barack Obama para Netflix. Es la nueva película de Steve Bognar y Julia Reichert y una especie de secuela de The Last Truck: Closing of a GM Plant, su corto documental nominado al Oscar en 2008. Cuenta la recuperación de aquella planta de General Motors de Dayton, Ohio, por parte de una empresa china de parabrisas para automóviles. Con testimonios directos y una cámara que no pierde objetividad, la película traza un ilustrado paisaje de la industria globalizada de estos días y los choques culturales que provoca. Se puede ver en Netflix.

Elegido en varias listas como una de las mejores películas de 2019, a la altura de muchas de ficción, Honeyland también está nominada a mejor película internacional. Es la vida de Hatidze Muratova, la última apicultora de Macedonia, que vive en una montaña perdida y cuida sus enjambres con una dedicación única. Es una historia mínima contada con un humanismo que ha sido premiada en varios festivales.

Y finalmente, Al filo de la democracia (que en Uruguay se pasó en el último DocMontevideo y que se puede ver en Netflix), es la película de Petra Costa habla sobre la crisis política que llevó a la salida de Lula y Rousseff. Costa accedió a un contacto de primera mano con sus protagonistas y la película es un documento importante sobre un momento convulsionado en Brasil.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)