CINE

Más historias arácnidas

Este jueves se estrena Spider Man: De regreso a casa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Spider Man. Foto: Difusión

Ya casi nos habíamos resignado a que El hombre araña, uno de los más divertidos e importantes de las historietas de Marvel, iba a deambular por el cine medio perdido entre distintos reboots (cuando la historia arranca de cero), cambios de protagonistas, directores y guiones, sin lograr crear una franquicia que se sostuviera sobre fundamentos de calidad. A Batman le pasó lo mismo hasta que Christopher Nolan se hizo cargo de tres películas. Sam Raimi fue el que estuvo más cerca con El Hombre Araña... Perdón: ahora parece que le tenemos que decir "Spider Man", aunque veamos las películas dobladas al español.

Volviendo a Raimi: su trilogía arrancó muy bien, pero cayó con bastante estrépito cuando llegó la última película, con un villano (Venom) un poco ridículo y un protagonista al que el guión obligaba a cambiar, abruptamente, de registro actoral. Y no era un cambio para bien.

Luego vino Andrew Garfield como Peter Parker, y la primera película (2012) estaba bastante bien, más allá de que el villano (Lagarto) era un menjunje de píxeles. Fue peor cuando llegó la secuela hace tres años, con un Jamie Foxx (Electro) que —la verdad— inspiraba más compasión que preocupación.

Así, uno de los superhéroes más populares de Marvel (si no el más) tenía un equivalente cinematográfico disperso y desparejo, que no conectaba con la fama que se había hecho el personaje que empezó sus aventuras en las revistas de historietas a principios de la década de 1960.

Pero el año pasado, cuando se estrenó la última parte de la trilogía dedicada al Capitán América (hasta ahora, la mejor por amplio margen del Universo Cinematográfico de Marvel), apareció Tom Holland como Peter Parker, y tanto él como los responsables del film refrescaron al personaje y lo hicieron relevante de nuevo.

Principalmente porque lograron hacer de Spider Man un superhéroe más divertido, tal como era en las revistas. Ni Maguire con su enamoramiento, ni Garfield con su dolor y tristeza, consiguieron darle al personaje el toque ligero y cómico que también es parte de su identidad.

Esto más allá de que también la versión Holland arrastra dramas típicos de la adolescencia, como tener que empezar a hacerse cargo por lo de acciones u omisiones. Ahora llega esta nueva historia, donde Holland tiene más espacio para lucirse, aunque tenga que compartir pantalla con el Iron Man de Robert Downey Jr. que acá es una especie de mentor y tutor (como si el Hombre Araña necesitara uno...).

También parece que va a tener un villano con un poco más de profundidad y sustancia que los últimos: el Buitre... perdón, ahora se llama "Vulture", encarnado por Michael Keaton, quien siempre fue un buen actor pero que desde Birdman (2014) en adelante ha adquirido una presencia y un magnetismo de mayor alcance y espesor.

Veremos, entonces, si Spider Man llega a tener una franquicia que —más allá de los retoques narrativos para actualizar al personaje— aproveche los encantos de alguien que puede hacer algo tan divertido, peligroso y excitante como poder recorrer Nueva York saltando y trepando por los rascacielos.

AMORES PASADOS DE PETER PARKER.

Mary Jane Watson.

Interpretada por Kirsten Dunst, fue uno de los grandes amores de Parker y hasta llegó a casarse con ella en las historietas. Mary Jane empezó siendo amiga de Parker, quien ya estaba de novio cuando la conoció.

Gwen Stacy.

La novia de Peter Parker en la historia original era Gwen Stacy, quien fue encarnada por Emma Stone en las películas protagonizadas por Andrew Garfield. En la trilogía de Raimi, fue interpretada por Bryce Dallas Howard.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)