CINE

Una historia de frontera viajará al Festival de Berlín

Actores uruguayos se lucen en película brasileña.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Veronica Perrotta

Es la película brasileña más uruguaya del mundo", dice Diego "Parker" Fernández, director de cine (Rincón de Darwin, 2013) y socio de Transparente Films, una de las productoras de Mulher do pai. "Esto tiene que ver con la proximidad cultural que tenemos, un elemento que no hemos podido ver pero ellos sí", agrega en referencia a las producciones conjuntas que se realizaron en el último año, series como El hipnotizador y los films La floresta que se mueve, Era el cielo y Fuerza de coraje.

La directora Cristiane Oliveira obtuvo recientemente el Premio de la Crítica a la Mejor Ópera Prima en la Muestra de San Pablo, un buen antecedente para su próximo desafío: competir en el Festival de Cine de Berlín, uno de los más importantes del ambiente. Mulher do pai será programada en la sección Generation (en la que estuvo Anina en 2013), una categoría destinada al público juvenil y con un jurado integrado por chicos mayores de 14 años.

Parker se involucró en el proyecto desde antes de la escritura del guión. Dice que fue un trabajo orgánico entre los dos países, tal y como refleja el argumento. En 2012 ganó el fondo de coproducción Icau-Ancine y un año después Ibermedia. Sin embargo, costó conseguir aliados en Brasil, lo que retrasó el rodaje hasta 2015. "Le pedían a la directora que mejor hiciera una comedia y no una película sugerida", explica.

El costo de una ficción pequeña en Brasil ronda el millón de dólares, el doble de las nuestras. Por eso económicamente Uruguay no tuvo peso en la producción pero sí en el rubro actoral y técnico, con Raúl Locatelli como director de sonido y varios técnicos más.

Verónica Perrotta está en camino a convertirse en la par femenina de César Troncoso en el cine brasileño. Ganó el premio a la Mejor Actriz en el Festival de Gramado por Las toninas van al este (que escribió y dirigió junto a Gonzalo Delgado) y un mes después fue la Mejor Actriz de Reparto en Río por su personaje en Mulher do pai.

Esta es una historia que transcurre en la frontera. Se rodó en Vila São Sebastião, un pueblo con 200 habitantes, calles de pedregullo y sin conexión a internet "hasta que llegó la película", cuenta Parker.

Jorge Esmoris interpreta al dueño de un bar, Perrotta a una maestra y Diego Trinidad a un joven que está de paso en el pueblo. Trinidad es oriundo de Bella Unión y fue el único de los tres que no necesitó aprender portugués.

La historia tiene como protagonista a Nalu, una chica de 16 años que quiere instalarse en Uruguay. Su padre Rúben quedó ciego y acaba de perder a su abuela, sostén del equilibrio familiar. El conflicto entre ambos se agudizará cuando una maestra uruguaya se acerca a sus vidas.

"Esta sociedad no termina en Berlín, somos como un matrimonio", dice Parker con esperanza porque si todo sale bien está previsto que Okna Produções sea socia de su próxima película, La teoría de los vidrios rotos.

Buen augurio en ventas

Mulher do pai se exhibirá a partir de abril en Brasil y se estrenará en salas locales en mayo.

Según Parker, podría coincidir con la próxima edición del Cine Fest Brasil que organiza la exhibidora Life Cinemas.

Además es optimista en cuanto a que se cierren ventas internacionales durante la estadía en Berlín ya que la película cuenta con uno de los mejores agentes de ventas: la firma francesa Loco Films.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados