Estreno

No hay peligro que lo detenga

Tom Cruise vuelve el jueves como un espía invencible en Misión Imposible: Repercusión

Tom Cruise en Misión Imposible: Repercusión
Tom Cruise en "Misión Imposible: Repercusión". Foto: Difusión

Es un año importante para los fanáticos de Misión Imposible. En los próximos meses se preparará la llegada a Uruguay de Brian De Palma, director de la primera película de la saga, quien filmará su nuevo largometraje Sweet Vengeance en Montevideo. Y tan solo en unos días se estrena Misión Imposible: Repercusión, la nueva aventura de Ethan Hunt, el espía imbatible que interpreta Tom Cruise.

Cuando el público conoció a Hunt por primera vez en la película de De Palma de 1996, llevaba una máscara. Hunt, un maestro del disfraz, interpretaba a un oficial de alto mundo ruso, que buscaba embaucar a un pobre diablo incapaz de reconocer que se encontraba en un escenario falso creado por la Fuerza de Misión Imposible para quitarle información.

Las máscaras, capaces de transformar a una persona, siempre fueron un recurso casi mágico en las películas de Misión Imposible. Como parte del juego constante de mentiras entre los espías y sus enemigos, permitieron varias vueltas de tuerca que buscaban dejar al espectador boquiabierto. Con el tiempo, sin embargo, se empezaron a ver cada menos. Es que Tom Cruise quiere dar la cara.

Tom Cruise en Misión Imposible: Repercusión
VIDEO | Tráiler de Misión Imposible: Repercusión

Película a película, las entregas de Misión Imposible se han convertido en un motor construido para alimentar el nivel de estrellato de Tom Cruise. Y hay que reconocer que no quedan muchas celebridades como él, capaces de generar interés por cualquier nueva producción en la que decida participar. Incluso si se trata de enormes decepciones como La momia, los seguidores de Cruise están ahí.

"Misión Imposible", entonces, es una de las marcas más personales de Cruise. No solo porque la ha mantenido activa durante casi dos décadas, sino por el compromiso físico que el actor, quien es conocido por hacer gran parte de sus acrobacias en los rodajes, ha decidido brindarle al personaje de Ethan Hunt.

Cruise, a sus 56 años, no parece querer parar. Ya sea colgar del costado de un avión; aguantar la respiración bajo el agua un largo tiempo; escalar uno de los edificios más altos del mundo o hacer piruetas mortales con un helicóptero; él tiene que ser el hombre detrás de cada proeza excepcional.

De hecho, para la promoción de Misión Imposible: Repercusión, hubo un elemento inesperado que también ayudó a incrementar el interés: una acrobacia que salió mal. Cruise se lastimó su pierna derecha en un salto entre edificios durante la filmación en Londres. Tras detener el rodaje por dos meses, el actor volvió al ruedo.

Misión Imposible: Repercusión, que vuelve a tener al inglés Christopher McQuarrie como director, cuenta cómo una misión del grupo liderado por Hunt termina mal, por lo que la CIA comienza a cuestionar la lealtad y los motivos del espía y decide eliminarlo de una vez.

El avance promete todo lo que uno puede esperar en la saga: locaciones internacionales, escenas de acción electrificantes, un elenco diverso y cada vez más grande, y a un Cruise imparable, que ya no tiene miedo a mostrar que incluso un personaje invencible como Ethan Hunt puede sufrir varias caídas en el camino.

Aún no hay confirmación de una séptima entrega de Misión Imposible, pero nada dice que no pueda ser realizable. Cruise se encuentra filmando una secuela de Top Gun y es probable que mientras pase todo ese tiempo en el aire —además de actor, Cruise es piloto— tenga tiempo de pensar en la próxima locura para su espía. Como Cruise, Hunt parece omiso a la idea de envejecer. Si no, ¿quién salvará al mundo?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º