ESTADOS UNIDOS

Guerra Fría entre artistas y Trump

Cada vez más distancia entre el mundo del espectáculo y el nuevo presidente de EE.UU.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Blanco: cuanto más cerca de la toma del poder, más críticas recibe. Foto: AFP

El discurso que pronunció Meryl Streep el 8 de enero, cuando fue distinguida con un Globo de Oro, fue probablemente la definitiva declaración de guerra entre la mayoría del establishment del espectáculo de Estados Unidos y el nuevo presidente, Donald Trump.

Streep no fue la primera en pronunciarse contra Trump y lo que éste representa. Pero a pocos días de la toma de mando de Trump, el discurso de la actriz cobró un significado simbólico más potente, en particular por el contexto: una entrega de premios a lo mejor del cine y la televisión, en un ceremonia llena de famosos y celebridades, y con millones de espectadores viendo la transmisión por televisión.

Quién sabe lo que pasará en los Oscar, pero los Globo de Oro dejaron claro que hay prácticamente unanimidad en el rechazo de Hollywood hacia Trump.

Hasta el conductor de la ceremonia, el comediante Jimmy Fallon, se permitió algunos dardos contra la figura de Trump, tal vez como forma de prevenirse contra críticas. Ya le habían hecho varias tras la visita del entonces candidato a la presidencia al programa que conduce, The Tonight Show (ver recuadro).

Tres días después de la entrega de los Globo de Oro, Trump ofreció la primera conferencia de prensa en varios meses. Como si estuvieran esperando que el presidente diga algo, lo que sea, varios famosos —el director de cine Judd Apatow, el escritor Stephen King y la actriz Sarah Silverman, entre otros— salieron a criticarlo.

La cruzada anti Trump no está acotada al mundo del cine y la televisión. Muchas figuras de la música popular estadounidense —y latinoamericana. como Maná, Ricky Martin y Romeo Santos— vienen dándole duro a Trump por lo que ha dicho sobre los inmigrantes en general y los mexicanos en particular.

El rechazo de los artistas musicales es tal que la nueva administración no ha podido conseguir ningún solista o banda de relevancia para la fiesta de inauguración de la presidencia de Trump.

Mientras que presidentes como Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama pudieron contar con actuaciones de gente como Fleetwood Mac, Ricky Martin o Beyoncé, Trump tiene dificultades para conseguir la presencia de incluso aquellas estrellas que se han pronunciado a su favor, como Gene Simmons, el bajista de Kiss.

Hasta ahora, están confirmados los nombres de 3 Doors Down (rock) y Toby Keith (country), pero la cantante afrodescendiente Jennifer Holliday, que iba a actuar, renunció para no ofender a la comunidad LGBT, que constituye buena parte de su público.

Se vienen cuatro años muy interesantes. No se sabe si serán divertidos, trágicos o tragicómicos, pero la gran distancia entre la nueva Casa Blanca y el "showbusiness" en Estados Unidos augura nuevas batallas culturales, que seguramente darán pie para películas, documentales, series y rutinas de stand up.

LOS QUE LO APOYAN

Jimmy Fallon

En setiembre del año pasado, Trump fue al programa The Tonight Show, conducido por Fallon. El entonces candidato la tuvo bien fácil, y no tuvo que responder preguntas incómodas o incisivas. Cuando a Fallon lo criticaron, él respondió, no sin razón, que su personaje es amable y bueno con todos los invitados, sin excepciones.

Kanye West

De George W. Bush dijo: "Al presidente no le importan los negros". Pero de Trump dijo: "Si hubiese votado, lo hubiese votado a Trump". Además, lo fue a visitar a Nueva York, cuando Trump ya había sido electo. West no dijo nada, pero se sacó fotos con Trump, quien sí dijo: "Somos amigos, desde hace tiempo".

Clint Eastwood

En una entrevista para la revista Esquire el año pasado, el director y actor dijo que si tuviera que elegir entre Hillary Clinton y Trump, elegiría a éste. "Votaría por Trump, porque Hillary ha dicho que seguiría en los pasos de Obama". También dijo que aunque entendía a Trump, no siempre estaba de acuerdo con él.

LOS QUE LO ODIAN

Meryl Streep

"La falta de respeto invita a la falta de respeto. La violencia engendra violencia. Cuando los poderosos usan su posición para abusar de otros, perdemos todos". Del discurso el 8 de enero.

Moby

"¡Ja, ja, ja ja ja!". Lo primero que respondió el músico cuando lo invitaron a actuar en la ceremonia de inauguración de Trump. Luego dijo que lo haría, si Trump informa sobre sus impuestos.

Ellen Degeneres

"No soy una persona muy politizada, pero cuando alguien se comporta como un mocoso malcriado (...) es fácil ver qué tipo de persona es". De una entrevista para la revista Out.

Michael Moore

"Sr. Trump, cuando ocurra el próximo atentado, el pueblo lo acusará de grosera negligencia. Era su deber protegernos, pero estaba ocupado tuiteando". Del perfil de Facebook de Moore.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)