Kevin James habla de Héroe del centro comercial 2 que se estrena el jueves

Un guardia de seguridad torpe con el que no hay que meterse

Pocos días antes de cumplir 50 años, Kevin James estaba atorado en el tráfico de Los Ángeles y tuvo una revelación. "Hice las paces con el tema de la edad", revela. "Incluso estoy emocionado de llegar a un número grande".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
James vuelve a ser Paul Blart, el papel que lo hizo estrella mundial.

Tiene otras cosas en qué pensar en estos días. Está considerando la posibilidad de hacer una serie de televisión y, mientras tanto, tiene tres películas grandes que están por estrenarse. Dos de ellas son trabajos de voz: Pixels en el que da voz al presidente Will Cooper, y Hotel Transylvania 2 donde le presta voz al monstruo de Frankenstein.

Pero primero, y más importante, retoma su papel como el balbuceante guardia Paul Blart en Héroe del centro comercial 2 que se estrena en Uruguay este jueves 16.

Han pasado seis años desde Héroe del centro comercial, y Paul Blart, el guardia montado en Segway finalmente se está tomando unas merecidas vacaciones. Él y su hija adolescente se encuentran pasando un tiempo en Las Vegas, antes de que ella se vaya a la universidad. En eso están cuando su hotel es atacado por delincuentes que planean un asalto masivo.

"Por muchos años me preguntaban si iba a haber una segunda parte de Héroe del centro comercial lo que, francamente, era música para mis oídos", dice James. "Siempre me gustó como personaje, porque es el hombre común. Es el héroe desconocido, lo que lo hace un tipo al que realmente podemos apoyar".

James participó en la elaboración del libreto de la segunda parte, y su meta era que fuera "mejor y más grande" que la original.

"Si íbamos a hacer otra, yo quería ponerla en una plataforma más grande", explica. "Esta vez son unas vacaciones, pero él no puede separarse de su trabajo. Pero esta vez su trabajo es una cancha mucho más grande, que es un casino".

La película se rodó en el Hotel Wynn de Las Vegas, algo inédito. "Steve Wynn nunca había permitido que se rodara una película de esta forma, día y noche, dentro de su hotel", afirma James.

"Pero estuvo de acuerdo en que pasáramos mucho tiempo ahí pues quería mostrar a Las Vegas bajo otra luz, en una película que fuera apta para toda la familia".

Pero ni siquiera con la cooperación del dueño fue posible desalojar el piso de un casino en Las Vegas.

"Trabajamos alrededor de la multitud", recuerda James, "pues estábamos trabajando las 24 horas. Sí, estábamos interrumpiendo a los huéspedes, pero tratamos de que todo el mundo la pasara bien".

"Hubo muchas tomas dobles cuando estaba en el uniforme de Paul Blart", agrega. "Muchas veces nos rodeaban turbas enloquecidas. Pero la gente fue sensacional y le dio mucha energía a las escenas".

¿Alguien lo confundió con un guardia de verdad?

"Sí", revela James riendo. "Estaba caminando al plató un día, y una pareja de edad me detuvo para pedirme instrucciones para llegar al buffet. "Les respondí que sí y les dije cómo llegar".

Originario de Mineola, Nueva York, Kevin George Knipfing en la universidad estatal de Nueva York en Cortland, jugó de defensa central en el equipo de fútbol y estudió administración deportiva. Sin embargo no sentía que ese fuera su camino.

Su hermano ya trabajaba de cómico con el nombre de Gary Valentine, así que Kevin Knipfing se convirtió en Kevin James y se integró a su grupo de improvisación. Los dos actuaban en clubes y luego James se lanzó a una exitosa carrera como cómico en vivo.

Fue en el circuito de los clubes de improvisación donde se hizo amigo de un joven comediante llamado Ray Romano.

Jay Leno lo invitó a presentarse en su programa en 1996. También ganó el festival de comedia "Just for Laughs" de Montreal en 1996, el mismo año que su amigo Romano le dio un papel recurrente como Kevin Daniels, amigo de Ray Barone en Everybody Loves Raymond.

En 1998 regresó al programa como el tipo torpe y casado Doug Heffernan, un papel que daría origen a The King of Queens (1998-2007) y que convertiría a James en estrella de la pantalla chica. En la pantalla grande debutó con una pequeña aparición en Como si fuera la primera vez (2004), y tuvo su gran oportunidad interpretando a un torpe contador enamorado de una súper modelo en Hitch (2005). Después estelarizaría Yo los declaro marido y... Larry (2007), Héroe de centro comercial y las dos Son como niños.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados