Premios

Los Goya confirmaron que Pedro Almodóvar es el rey indiscutido del cine español

"Dolor y gloria" se hizo de siete premios del cine español incluyendo tres para su director y uno para su estrella, Antonio Banderas

Pedro Almodovar
Pedro Almodovar, el gran ganador de la ceremonia de los Goya.

Mejor película, mejor dirección y mejor guion original. Con su testamento vital Dolor y gloria, Pedro Almodóvar confirmó su estatura este sábado en la gala de los Goya, que también coronaron como mejor actor a su alter ego, Antonio Banderas.

"Yo no concibo la vida sin seguir rodando", dijo un entregado Almodóvar, que a través de la actuación de Banderas, y con Penélope Cruz de madre, desnuda su sufrimiento, su arte y su infancia en Dolor y gloria, merecedora en total de siete premios Goya.

"Tú me has entendido mejor que nadie", le dijo poco antes, igual de emocionado, un Antonio Banderas que ha trabajado en ocho producciones de Almodóvar y consiguió en su Málaga natal su primer Goya a mejor actor.

La noche fue redonda para el aclamado director manchego, que irá a los Óscar, el 9 de febrero, con dos nominaciones: mejor película internacional y mejor actor, para Banderas.

“Esta noche es una noche maravillosa", dijo el director junto a su equipo luciendo los siete galardones, concedidos a “la película que habla de un modo más directo de mi intimidad”, según reconoció.

Es la cuarta vez que una de Almodóvar gana el Goya a la mejor película, y la tercera ocasión en que él se impone como mejor director. La última vez fue en 2006 con Volver.

Ahora, Almodóvar tiene 10 Goyas, al sumar a los siete conseguidos en estos años de carrera a los de guionista, director y productor de Dolor y gloria.

Almodóvar se llevó el primer Goya a mejor director en 2000 con Todo sobre mi madre cuando también ganó el de mejor película, doblete que repitió en 2007 con Volver y que revalidó el sábado.

A eso hay que sumar los Goya de mejor película y mejor guion que obtuvo por Mujeres al borde de un ataque de nervios, y el Goya a mejor película iberoamericana como productor de Relatos salvajes en 2015.

Dolor y gloria es una de las películas más íntimas y personales de la filmografía del director manchego, junto con La ley del deseo y La mala educación, con las que conforma una suerte de trilogía. Cuenta la historia de Salvador Mallo, un director que quiere saldar algunas deudas personales y artísticas con su pasado, mientras intenta sacar adelante una película.

Es una de las grandes películas del director por lo que cuenta, su puesta en escena y porque Banderas está notable en un papel que es imposible no vincular directamente a Almodovar. Está para alquilar en servicios de streaming como NsNow de Nuevo Siglo y Flow de Cablevisión.

El primer premio de la noche para Dolor y gloria fue para la montajista de la película, Teresa Font, que trabajaba por primera vez con Almodóvar; subió después Alberto Iglesias por la banda sonora; Pedro por el mejor guion original y la siguiente en recibir el Goya fue Julieta Serrano, largamente aplaudida por el público, como actriz de reparto.

Antonio Banderas, que logró emocionar incluso a Almodóvar, que dejaba ver las lágrimas detrás de sus habituales gafas de sol, y al público al recordar que ese día se cumplían tres años de su infarto.

Los dos últimos fueron a mejor dirección y mejor película.

Dolor y gloria ha sido considerada como la mejor película de 2019 por la revista Time, además de convertirse en la ganadora de la ceremonia de la Academia de Cine Europeo en Berlin con los premios a mejor dirección, mejor película, mejor comedia, mejor actor y mejor actriz.

La película representará a España en los próximos Oscar aunque lo tiene difícil frente al favorito de este año, el coreano Bong Joon-ho con Parasites que tiene seis nominaciones a los premios de la Academia, incluyendo mejor película, que parece difícil que vaya a ganar, así que lo más seguro es que se lleve el Oscar a la Película Internacional.

Y Banderas aunque admitió que la repercusión internacional que ha tenido la película "probablemente haya ayudado" para recibir el premio, reconoció que ahora el Oscar está difícil. El malagueño está nominado en la categoría donde todo indica, va a a ganar Joaquín Phoenix por su protagónico en Guasón.

“Le estoy pagando a Batman a ver si se carga al Guasón”, bromeó Banderas con los periodistas.

Pero en los Goya, Dolor y gloria no dejó así mucha opción a sus dos grandes competidores, sendas películas sobre la contienda civil española de 1936-1939 y el franquismo: Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar (cinco estatuillas) y La trinchera infinita, del trío de realizadores vascos Aitor Arregi, Jon Garaño y José Mari Goenaga, que se conformó con dos premios.

Así son las cosas en el reinado de Almodovar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)