Antes se decía que era “cosa de jóvenes”, pero eso cambió

Gente de la tercera edad que sigue haciendo cine

El inminente estreno local del último film, Ricki and the flash de Jonathan Demme, que ya es un veterano (¿a los 71 años se es un veterano?) lleva a preguntarse qué están haciendo otros veteranos en la industria cinematográfica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Clint Eastwood cumplió 85 años y durante "El francotirador" seguía muy activo.

"Seguiré filmando. ¿A qué me dedicaría yo jubilado? Lo único que sé hacer es cine, que en mi caso es a la vez trabajo y descanso", sostiene Andrzej Wajda, que tiene 89 años. Fallecidos el francés Alain Resnais (a los 91 años, en marzo de 2014, tras estrenar pocas semanas antes su último largometraje en la Berlinale) y el portugués Manoel de Oliveira (el pasado 2 de abril, a los 106 años), el polaco es el cineasta europeo en activo más veterano. Pero no está solo. Un puñado de creadores internacionales continúa trabajando a pesar de haber superado con creces la edad de jubilación.

Hace poco se estrenó Shes Funny That Way, de Peter Bogdanovich, con 76 años. "Cuando empecé a hacer cine, la mayor parte de los genios de la gran época seguía en activo. Yo le preguntaba mucho a John Ford. Aquellas enseñanzas no se han engrandecido con las nuevas generaciones, sino que se han diluido", confesó el estadounidense al presentar su comedia. Pocos días después llegó a las salas europeas Bon rétablissement!, que el francés Jean Becker ha rodado a sus 82 años. Se sienten parte de otro mundo… porque conocieron otro mundo.

Woody Allen, 79 años. Yôji Yamada, 83. Clint Eastwood, 85. Claude Lelouch, 73. Roy Andersson, 72. Todos han estrenado o estrenan película este año. Más aún, Andersson ganó el último festival de Venecia. En España, Adolfo Arrieta (72 años) empieza a rodar su visión del cuento de la bella durmiente en pocas semanas. Y Carlos Saura (83) presenta en Venecia en setiembre Zonda, folclore argentino, mientras continúa en la brega por rodar su película sobre la creación del Guernica de Picasso.

Por un cineasta veterano en activo habrá diez expulsados por edad de la industria. Billy Wilder siguió yendo a su despacho diariamente desde el estreno de su último trabajo, Compadres (1981), hasta su muerte en 2002. Los guiones sin filmar se acumulaban en sus estanterías. Richard Lester, a sus 83 años, viaja por todo el mundo recibiendo homenajes, pero no encargos. Al maestro japonés Akira Kurosawa la financiación de sus últimos trabajos le llegó de sus seguidores estadounidenses. No es fácil: las compañías de seguro no suelen permitir a un cineasta mayor ponerse detrás de las cámaras. Antonioni logró rodar Más allá de las nubes a los 83 años porque por contrato estaba disponible Win Wenders para acabar el trabajo si algo le ocurrían al italiano y se permitió aún hacer un episodio del film colectivo Eros con 92 años.

Qué hacen hoy

- Andrzej Wajda ( Suwalki, 1926), El director.

- Peter Bogdanovich (Nueva York, 1939), Shes Funny That Way.

- Jean Becker (París, 1938), Bon rétablissement!.

- Woody Allen (Nueva York, 1935), Irrational Man.

- Yôji Yamada (Toyonaka, 1931), Si viviera con mi madre.

- Claude Lelouch (París, 1937), Un plus une.

- Carlos Saura (Huesca, 1932), Zonda, folclore argentino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)