EMMY

"Game of Thrones" arrasó al llevarse doce Premios

La serie fantástica de HBO hizo historia y Julia Louis- Dreyfus igualó récord.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Premios Emmy. Foto: AFP

El domingo se entregaron los Premios Emmy en una ceremonia con pocas sorpresas respecto al año pasado. Volvieron a imponerse las series Game of Thrones y Veep como mejor drama y comedia, respectivamente.

Las categorías interpretativas de comedia tampoco tuvieron novedades. Julia Louis-Dreyfus volvió a llevarse el premio a mejor actriz de comedia por quinto año consecutivo (el octavo en su carrera), por su papel de Selina Meyer en Veep. (Con este Emmy, Louis-Dreyfus iguala el récord de Emmys por un mismo papel que tenía Candice Bergen, por la serie Murphy Brown). Y el mejor actor de comedia volvió a las manos de Jeffrey Tambor por su papel de Maura Pfefferman en la serie de Amazon Studios, Transparent.

No se puede discutir que Game of Thrones es la serie de la década (este año se llevó 12 Premios Emmy). Es el programa que ha extendido el dominio de HBO en los grandes dramas de televisión que empezó en el siglo pasado con la serie de mafiosos The Sopranos. Y los 38 premios Emmy que lleva acumulados en sus seis temporadas al aire, la convierten en la serie más premiada de la historia por encima de Frasier, que cosechó 37 premios a lo largo de sus 11 años. Por lo que con seguridad la serie de dragones agrande la ventaja en sus próximas dos temporadas.

El virtuosismo técnico de la serie fantástica le ha dado 106 nominaciones hasta ahora, aunque solo dos veces, el año pasado y este, ha ganado el premio como mejor serie dramática, el premio grande que se da al producto completo.

Caras nuevas.

No solo los viejos conocidos triunfaron este año. Dos actores nominados por primera vez se llevaron las categorías principales en drama. Rami Malik (quien ya ganó el Globo de Oro en enero), por Mr. Robot y Tatiana Maslany por Orphan Black, dejaron en sus asientos al matrimonio Underwood de House of Cards, a Cookie de Empire, a la pareja de The Americans o a la agente Carrie Mathison de Homeland.

En las categorías de comedia los nuevos gigantes, Netflix y Amazon Studios dejaron su huella en la ceremonia con premios de peso. Además del premio para Tambor, Jill Solloway ganó el de dirección por Transparent, la historia de un padre que se revela como transexual pasados los 60. Mientras que Aziz Anzari y Alan Yang se llevaron el premio al guión de comedia por Master of None, la comedia romántica urbana de Netflix. Igual, ninguna de ellas pudo con Veep, que es una vez más la comedia del año.

En el apartado miniserie tampoco hubo sorpresas. The People v. O.J. Simpson: American Crime Story ha sido uno de los fenómenos televisivos del año en Estados Unidos y eso se plasmó en esta entrega de premios. La estupenda dramatización creada por Ryan Murphy que en 10 capítulos recrea el juicio contra O.J. Simpson ha tenido un gran impacto que hasta el conductor de la ceremonia Jimmy Kimmel bromeó en su monólogo inicial, diciendo "si tu serie no tiene dragones o una (camioneta) Bronco Blanco, pueden irse para sus casas", en clara referencia a los dos programas favoritos y más nominados, Game of Thrones (23 nominaciones) y The People Vs. O.J. Simpson (22).

En tanto, la actriz Sarah Paulson se llevó el Emmy por su interpretación de la fiscal Marcia Clark y Courtney B. Vance el de mejor actor en una miniserie por interpretar al abogado principal de Simpson, Johnnie Cochran. Por su parte Sterling K. Brown ganó como actor secundario por el papel del fiscal ayudante en una categoría donde estaban nominados también David Schwimmer y John Travolta como los abogados Robert Kardashian (si, el padre de las mediáticas) y Robert Shapiro respectivamente.

En esta categoría no había competencia y The People v. O.J. Simpson terminó ganando el premio a mejor miniserie del año, un género en el que solo le faltó el premio de dirección. El mismo fue a parar a Susanne Bier (directora de la película danesa ganadora del Oscar a película extranjera, En un mundo mejor) por la miniserie The Night Manager, basada en una historia de John le Carré y que tenía en su elenco a Tom Hiddleston y Hugh Laurie.

Los premios de televisión tienen un problema en su mayor virtud: los buenos shows duran años, y acumulan audiencias fieles a las que les gusta verlos premiados una y otra vez, lo que también genera una sensación de repetición. Toda una contradicción. Por lo que los Emmy van a ser criticados tanto si premian a los de siempre como si no lo hacen.

Y este domingo se volvió a demostrar que en televisión premiar lo mejor y dar sorpresas es casi imposible. Sobre todo con programas como Game of Thrones, Veep y Transparent.

LAS TRES MÁS PREMIADAS

Game of Thrones - 12 premios Emmy

Volvió a llevarse 12 premios Emmy, al igual que el año pasado, aunque ninguno por los rubros interpretarivos. Lleva 38 Emmy en su haber, por lo que Game of Thrones se convirtió en la serie más premiada de la historia de la televisión. Una historia fantástica de ambición, violencia y traición ya había conseguido nueve premios en la ceremonia de la semana pasada que galardonaba los premios técnicos. El domingo pasó a la historia al consiguir los Emmy a Mejor Serie Dramática, Guión, Dirección. Una serie dificil de igualar.

Veep - 3 premios Emmy

La serie de HBO protagonizada por Julia Louis-Dreyfus estaba nominada a trece premios y terminó llevandose tres, Mejor casting, Actriz principal de comedia y Serie de comedia. Una serie irreverente sobre una senadora que termina siendo Vicepresidenta de Estados Unidos, claro, con el toque de humor que caracteriza a esta actriz. Cuando subió al escenario a agradecer el premio, Louise-Dreyfus pidió disculpas por "el clima político actual. Veep empezó como sátira política y ahora parece un documental muy serio", dijo.

The People vs. O.j. Simpson: American Crime Story - 7 premios Emmy

La serie (que emitió el canal FX en Uruguay) creada por Ryan Murphy que este año trata sobre el mediático juicio a O.J. Simpson contaba con 22 nominaciónes para este año. Se llevó dos premios Emmy creativos (a mejor peinado y casting de miniserir) la semana pasada y en la ceremonia del domingo consiguió cinco premios más: guión (D. V. DeVincentis), actor secundario (Sterling K. Brown), actor principal (Courtney B. Vance), actriz principal de miniserie (Sarah Paulson) y mejor miniserie.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)