CINE

Dos galanes protagonizan una comedia alocada y divertida

Nicolás Vázquez y Benjamín Amadeo dicen que el objetivo es hacer reír.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Amadeo y Vázquez protagonizan la comedia "La última fiesta". Foto: Florencia Barre

Nicolás Vázquez y Benjamín Amadeo llegaron a Montevideo para presentar la comedia La última fiesta de los directores Nicolás Silbert y Leandro Mark que se estrenó la semana pasada en Argentina (siendo un éxito de audiencias) y ayer en Uruguay.

Si bien ya han realizado más de cien entrevistas promocionando la película, llegan con una sonrisa para la entrevista. Hablar de la película "es hermoso" dice Amadeo y comenta "trabajamos mucho, el rodaje fue súper desgastante por el frío y lo disfrutamos mucho porque las adversidades te unen con tu compañero. Y ahora la satisfacción de que la peli gusta, que nos gusta a nosotros, ¿cómo no la vas a defender?".

La última fiesta es una comedia apta para mayores de 18 años, distinta a las que suelen realizar en Argentina. La historia es simple, tres amigos hacen una fiesta en una casa ajena que se descontrola. La fiesta es el desencadenante para que los amigos terminen relacionándose con traficantes, mafiosos y un sicario que busca un cuadro desaparecido, todo mezclado con buenos humoristas secundarios y muchos gags. "Hace años que pensaba con la oportunidad de hacer este tipo de comedias alocadas", dice Vázquez.

"El objetivo es muy simple pero es lo más difícil de lograr, hacer reír", dice Amadeo, que también destaca la camaradería que se armó con el elenco de esta película.

"Con esta película se presentó un género en el cine argentino", dice Vázquez, que espera hacer otra comedia similar en el futuro con el mismo elenco "porque la pasamos bien haciéndola".

Acerca de los personajes, Amadeo reconoce que Pedro (su personaje) "es un chico muy especial, casi subnormal. Mientras Pedro trae la línea del delirio y el desborde, Alan lleva la acción y Dante la moral". Mientras Vázquez reconoce que hay poco de él en su personaje (Alan), salvo ser "el motor de arrancar, de generar algo y llevarlo a cabo", porque es un "personaje más oscuro que yo. Y eso es lo divertido, hacer algo que no tenga nada que ver con uno y generar esas situaciones divertidas", dice Vázquez.

Sin despreciar a otros realizadores que se han animado a hacer comedias al estilo americano como Adrián Suar y Ariel Winograd, "esta película es un poco más alocada y juega con algo que me parece más riesgoso, porque no estamos acostumbrados a verlas acá siendo nuestras. Pero sí las consumimos siendo de afuera", dice Vázquez. Por lo que cuando le ofrecieron hacer esta comedia "y con la posibilidad de hacerla con Benjamín y Alan Sabbagh, me copé y empezamos a hacer esta locura que ya estamos presentando en Uruguay", afirma Vázquez.

Por su parte Amadeo también estaba con ganas de hacer una comedia con "este tipo de humor y estos ingredientes y un reparto donde todos los roles son cubiertos por actores que han transitado y se han consagrado en la comedia. Ese fue un gran acierto de los productores y directores quienes dieron las condiciones para que todos nos sumemos a esta hazaña. Porque era un riesgo hacer esta película y ahora que en un fin de semana metimos más de 62.000 espectadores, lo sentimos como un acto de justicia de que hicimos una buena película para que la gente se ría", afirma. Es que "el cine es un acto de una confianza ciega enorme. Salvo algún alimento, cuando compras algo lo probas antes, pero en una peli solo ves un trailer de treinta segundos por lo que se agradece mucho que la gente te vaya a ver al cine y creo que hicimos un gran trabajo entre todos para no defraudar".

"La mejor ayuda que tuvimos los tres a la hora de arrancar el rodaje fue un equipo técnico impecable, buenos directores y un guión donde teníamos muy marcados los personajes que teníamos que interpretar. Por lo que dentro de la estructura de la comedia cada uno iba por un andarivel distinto de humor, una forma de trabajar y hasta de hablar por lo que no nos pisamos nunca. Entonces hacer esta película no fue una carrera, sino una posta", comenta Amadeo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados