cine - carmen maura

"Cómo ser famoso debería ser una materia de estudio"

Después de haber vivido en carne propia la llegada súbita de la popularidad "en 24 horas", la actriz Carmen Maura considera que actualmente en las escuelas de actores "falta una asignatura, que es la de prepararse para la popularidad, que puede llegar o no".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carmen Maura

"Hay cosas peligrosas en esto, como la popularidad cuando llega de manera súbita, porque hubo un momento en que sentí que me iba a volver loca", afirmó a los periodistas Carmen Maura, quien asiste hoy al preestreno de la película "La vanité", de Lionel Baier, en la clausura del vigésimo primer Festival de Cine Francés de Málaga.

A ella le llegó esa popularidad "en 24 horas, con un programa de la tele, cuando sólo había una tele y la veían doce millones de personas", y fue "lo más desequilibrante" que le ha pasado, porque nunca había soñado con ser popular.

"Todo el mundo te trata diferente. Tú no cambias, la gente cambia contigo, incluso mi madre, que era más simpática conmigo que nunca. Ella era una persona que cambiaba muy rápido, y cuando murió Franco pasó en una semana de ser muy de derechas a ser socialista", recordó la actriz.

Para los actores que comienzan ahora, les vendría bien esa asignatura sobre la popularidad o aprender a hacer entrevistas, "porque la promoción es una parte importantísima de este trabajo", y éstas son "cosas más difíciles que hacer de princesa, de reina, de buena, de mala o de asesina".

Carmen Maura no tiene ahora sensación "de estar haciendo una carrera" ni quiere "más fans, ni más países ni nada", porque tiene "ya de sobra" para lo que quería.

"Nunca he programado las cosas en mi carrera, pero tengo un ángel de la guarda que conoce el oficio y que me ha puesto en el sitio oportuno en el momento oportuno, porque he tenido toques de suerte increíbles", aseguró.

Sobre su trabajo en Francia, admite que lo que más "envidia" le da del país vecino es el "respeto por la cultura" y que los franceses "van a ver su cine con orgullo, y se tragan películas que unas veces son buenas y otras no, como en todos los sitios".

"En mis primeras salidas al extranjero, tenía que explicar mucho por el país, para que se supiera dónde estaba España, porque en aquellos tiempos nos confundían con África", resaltó Maura, que destacó "la propaganda en festivales" en unos tiempos de "desconocimiento absoluto" sobre España "después de tantos años cerrados al resto del mundo".

Otra diferencia que observa entre España y Francia es que, en el país vecino, "cuando te reconocen es para siempre" y por ejemplo tener un César "es importantísimo", como comprobó un día en su casa de París.

"Vino un técnico del teléfono y le conté que era actriz, pero no tenía ni idea de quién era. Le enseñé mi César y entró como en otro mundo, y dijo: 'Entonces puede ser VIP'"

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º