Crítica

En la familia, las cosas andan hasta que dejan de funcionar

Se estrenó "Todos lo saben", la nueva película de Asghar Farhadi, con Penelopé Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín

Todos lo saben
"Todos lo saben": Cruz, Bardem y Darín juntos.

Todos lo saben cumple con el protocolo para calificar, a su manera, como una superproducción. Está, para empezar, dirigida por el iraní Asghar Farahi, que ganó dos Oscar a mejor película extranjera por La separación en 2011 y El viajante en 2016. Aunque se puede pensar que tras ese reconocimiento hay un poco de coyuntura política (Farahi no pudo ir a recoger el premio por El viajante debido al cierre de fronteras que el presidente Trump ordenó para países enemigos), los libros de historia no van a decir eso, sino que lo colocarán, según ese estandar, como uno de los grandes directores contemporáneos. Tamaña estatura es un poco exagerada.

Su nueva película, además, tiene un trío de actores fuertes, de los cuales dos (Penélope Cruz y Javier Bardem) son celebridades globales y uno de los contados matrimonios en tener un Oscar para cada uno. Eso le dio a Todos lo saben una exposición mundial que, por ejemplo, le permitió ser la apertura en el último festival de Cannes.

Y el tercer actor en discordia es Ricardo Darín, la estrella iberoamericana más prestigiosa y que, encima, estuvo en tres películas nominadas al Oscar a la mejor extranjera, y una de ellas, El secreto de sus ojos, ganó el premio gracias —en parte— a su tenaz y tristón Benjamín Espósito.

Penélope Cruz y Javier Bardem protagonizan la nueva película del premiado realizador . Foto: Difusión
Vea el tráiler de "Todos lo saben" con Penelopé Cruz y Javier Bardem

La interacción entre los tres protagonistas es uno de los puntos de interés de Todos lo saben. Se cruzan en una historia que bordea varios géneros sobre una adolescente que desaparece de una fiesta en un pintoresco pueblo español. En esa fiesta también están su madre (Cruz) y su novio de la juventud, Paco (Bardem). Su padre, Alejandro (Darín), quedó en casa en Buenos Aires, y aunque se perdió la fiesta viaja rápidamente a buscar a su hija.

La película comparte con El pasado, La separación y El viajante, los títulos más internacionales de Farhadi, cierta tendencia a los espacios cerrados y aislados por los que rondan mentiras y verdades a medias que, en definitiva, revelan, por ejemplo, la inseguridad o la insatisfacción de sus protagonistas. Pero a diferencia de sus anteriores películas que parecían más enmarcadas en el exclusivo casillero del drama, Todos lo saben se abre un poco hacia otros senderos.

El título es irónico: acá nadie sabe nada y todo es chismorreo infundado que intenta ver un puzzle completo donde siempre falta una pieza. La última escena, quizás, indique que el círculo vicioso de mentiras y verdades a medias siempre vuelve a empezar. En pueblo chico, se sabe, el infierno siempre es grande.

El aparente secuestro, la decisión de no decirle a la policía y manejarlo en familia, y la testarudez de ver siempre el vaso medio vacío, van a desatar todos los frágiles nudos que unían esos vínculos. Reclamos basados en suspicacias o especulaciones disparatadas hacen avanzar la trama. El guion es del propio Farhadi.

Ese “todos lo saben”, además, llega hasta el espectador. Aunque es claremente un drama familiar, Farhadi juega con las expectativas del propio género. Es un melodrama, sí, pero también un teleteatro con sus aclaraciones, reclamos y grandes revelaciones. pero también es un policial con un detective que es una combinación entre Poirot y Columbo, que conjetura disparatadamente. Es incluso una asordinada comedia de enredos.

Así, Todos lo saben termina, con sus dudas sobre las verdaderas intenciones de sus personajes, dudando sobre algunas certezas de la vida y del cine.

La dirección de Farhadi es discreta: acá no está el despliegue del plano secuencia del sismo de El viajante y se privilegia el encuadre de cámara quieta. El uso de un dron, por ejemplo, con su ángulo cenital, quizás hable de que hay un orden supremo (el personaje de Darín es explícitamente religioso) aunque, incluso desde ahí, no se consiga descifrar el cuadro completo.

El principal gasto lo hacen los actores. Los más exigidos son Cruz y Bardem porque son los que más exteriorizan la crisis: los dos componen en territorios que ya recorrieron (en películas como Volver, ella, y ¡madre!, él), al que trabajan desde la contención de quien esconde cosas. La actuación de Darín es más asordinada, quizás porque, como se dice repetidamente, procesa todo a un nivel más interior. Es bien Darín.

Ficha
Todos lo saben
Todos lo saben (* * * *)
OrigenFrancia/Italia/España, 2018
Escrita y dirigida porAsghar Farhadi
Duración132 minutos

Con: Javier Bardem, Penélope Cruz, Ricardo Darín, Inma Cuesta, Bárbara Lennie, Eduard Fernández.. Música: Javier Limón. Fotografía: José Luis Alcaine. Edición: Hayedeh Safiyari. Estreno: 6 de setiembre, 2018.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º