Despedida

A los 86 falleció el actor Charles Grodin, un comediante con éxitos propios y ajenos

Grodin tuvo dos grandes éxitos con sus protagónicos en "Un cambio de planes" y "Fuga a la medianoche" y una larga carrera como secundario en películas como "Beethoven

Charles Grodin
Charles Grodin con Robert de Niro en "Fuga a la medianoche"

El actor estadounidense Charles Grodin fallció a los 86 a consecuencias de un cáncer óseo, según informó uno de sus hijos.

Grodin era una cara conocidas en el mundo del cine, donde se había hecho notar en la década de 1970 como representante de las neurosis del hombre americano y urbano de su tiempo. Aunque no siempre en el protagónico, se lo vio en comedias clásicas como Un cambio de planes e Ishtar de Elaine May; El cielo puede esperar de Warren Beatty y Buck Henry y Beethoven, la del perro San Bernardo.

Además era una figura repetida en los talk shows, escribió obras de teatro y libros y condujo su propio programa de televisión.

El salto a la fama lo dio con Un cambio de planes, una comedia escrita por Neil Simon y dirigida por May (dos de los grandes nombres en la historia del género), en la que interpretaba a un hombre que se casa con la persona equivocada. El papel le dio una nominación al Globo de Oro y fue reciclado, años después, por Ben Stiller en la remake de la película que se llamó La mujer de mis pesadillas.

Ese mismo tipo de personaje lo explotó en Fuga a la medianoche, una comedia policial con Robert De Niro, en el que interpretaba a un contador de la mafia que debía cruzar el país acompañado por un caza recompensas. La escena en la que quiere explicar que le tiene fobia a los aviones, es uno de los grandes momentos cómicos del cine de los 90. 

Son de los escasos éxitos que lo tuvieron como protagonista. Rechazó el papel principal de El graduado que convirtió a Dustin Hoffman en una estrella mundial; trabajaría para su director Mike Nichols, en Trampa 22. Su debut en cine fue como un ginecólogo que inocentemente entrega a Mia Farrow a las fauces del demonio en El bebé de Rosemary.

Paralelamente a su carrera como actor de películas, tuvo una presencia importante en Broadway a donde llegó en 1962. Allí también dirigió varias puestas en escena exitosas. Durante el resto de su trayectoria combinó estrenos teatrales con papeles secundarios en el cine (entre sus últimos trabajos estuvo en While We're Young de Noah Baumbach) y en la televisión (tuvo una aparición recurrente en Louise, la sitcom de Louise CK).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados