BEN AFFLECK

Otra faceta de un superhéroe

Este jueves se estrena El contador, un policial en el que interpreta a un personaje autista.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ben Affleck. Foto: Eme

Para prepararse para ser un autista con dotes únicos en su nueva película, El contador, Ben Affleck pasó cierto tiempo con niños y adultos autistas. Fue una experiencia insólita para una de las mayores estrellas del mundo.

"Un día estaba sentado en el aula y todos los que estaban sentados frente a mí estaban en el espectro del autismo", relata, sentado para la entrevista en un hotel de Beverly Hills. "Varios llegaron con una camisa de Batman, que resulta que tiene muchos admiradores. Es un tipo muy conocido", dice.

Entonces, después del éxito mundial de Batman vs. Superman en la que Affleck apareció por primera vez como el hombre murciélago, hubiera sido de esperarse que todos lo reconocieran. Pero no fue así.

"Había una chica que me dijo que nunca había oído hablar de mí", cuenta. "¿Ben Affleck? ¿Quién eres?", señaló el actor. "Yo le respondí: ¿Quién soy? Solo soy un actor. Un tipo común y corriente."

En realidad no. Apenas unos minutos antes, en el ascensor del hotel. Affleck estuvo a punto de ser aplastado por la presión de sus admiradores. Aunque iba vestido de pantalones negros y un suéter también negro, nadie tuvo problema para reconocerlo. Quizá porque, ahora que está interpretando a Batman, entrena sin descanso y aumentó sus músculos.

Después de 20 años de ser estrella de cine, Affleck sigue viéndole el lado divertido. Cuando un fan le pregunta que si Chris, el personaje titular de su nueva película, podría vencer a Batman, Affleck ni se inmuta y no pierde la oportunidad de darle una zancadilla bien intencionada a su mejor amigo, Matt Damon.

"Mientras los dos puedan echarse a Jason Bourne," respondió al vuelo, "no hay problema."

En El contador dirigida por Gavin OConnor y que se estrena este jueves en Uruguay, Affleck interpreta a Chris, un contador autista que aprovecha sus extraordinarias habilidades matemáticas para llevarles la contabilidad a clientes ilícitos.

Aunque parece que se la pasaría ante un escritorio, Chris fue entrenado por su padre, que era militar, para pelear y usar armas. Así, cuando las cosas se ponen difíciles, recurre a esas habilidades para ir un paso adelante de quienes quieren matarlo.

¿Affleck se dirigió intencionalmente a un papel más cerebral después de una película tan llena de acción como Batman v Superman?"

"No crea que sigo una táctica respecto a cómo debe de ser mi carrera," asegura. "No soy estratégico para planear. Todo es cuestión del proyecto: ¿Me mueve el libreto? Este libreto me conmovió en muchos niveles."

Sobre todo, Affleck quería hacer una declaración sobre el autismo.

"Yo quería honrar, respetar y homenajear a esas personas," resume. "Es un momento excelente para ser diferentes en el mundo de hoy. Ser diferente no tiene que serlo en el mal sentido. Es solo ser diferente".

"Yo no quería hacer que las cosas fueran sensuales o glamorosas en esta película," dicea. "Queríamos asomarnos a la realidad de esa vida y decir que lo diferente puede ser mejor. Es una historia de súper héroes, a fin de cuentas".

"Necesité mucha preparación," afirma el actor. "Gavin y yo queríamos aterrizar la película y hacerla real en lo que se refiere al maneja del autismo, a diferencia de la idea del autismo que prevalece en Hollywood. Fue muy importante que yo saliera a hablar con la gente para poder armar a mi personaje.

"Creo que llegué a esto con la idea de que las personas autistas son retraídas, que no fue el caso con muchos de los que conocí," indica. "Esas personas eran entusiastas y comprometidas cuando hablamos, lo que hacía las cosas muy divertidas. Eran graciosas e ingeniosas. Más que nada, estaban muy emocionadas por participar en una película."

Affleck tiene el aspecto y el musculoso físico de una estrella de cine, pero nunca ha sido el típico actor. Originario de Cambridge, Massachusetts, creció soñando en ser actor, pero cuando finalmente le llegó su oportunidad fue gracias a sus dotes de escritor: Affleck y Damon ganaron un Oscar al Mejor Libreto Original por su primer libreto: En busca del destino (1998) que lanzó la carrera de ambos actores a todo vapor.

Cuando varias películas de gran presupuesto—en especial Pearl Harbor (2001), La suma de todos los miedos (2002) y Daredevil (2003)—no lograron estar a la altura de las expectativas y su carrera se estancó, Affleck desempolvó su máquina de escribir, se puso detrás de las cámaras y se reinventó como escritor y director de Desapareció una noche (2007), escritor, director y actor de Atracción peligrosa (2010) y como director y actor de "Argo," que le valió un Oscar a la Mejor Película.

Esa racha revitalizó su carrera de actor y lo llevó a éxitos como Perdida (2014) y Batman v Superman" Affleck sigue comprometido en el mundo de DC Comics: retomó su papel de Batman en Suicide Squad, estrenada hace unos meses, protagonizará Justice League el próximo año y va a dirigir y actuar en una película de Batman solo. Pero tiene muchos otros proyectos en sus manos.

Actualmente está editando Live by Night, un drama sobre el crimen organizado, ambientado en la era de la prohibición, que él mismo escribió, dirigió y actuó al lado de Chris Cooper, Scott Eastwood, Elle Fanning, Brendan Gleeson y Sienna Miller.

Pero no sabe a dónde lo llevará su carrera después.

"Lo que estoy buscando ahora es variedad," explica Affleck. "Me aburre hacer lo mismo una y otra vez. Mezclar tanto la actuación como la dirección me mantiene activo, interesado y haciendo mi mejor trabajo."

Desapareció una noche

El debut de Affleck como director, en 2007, con un elenco que hacía equilibrio entre el aire independiente a lo Festival de Sundance (su hermano Casey, por ejemplo) y lo más comercial (Ed Harris, Morgan Freeman). La opera prima ya indicaba más o menos por dónde iría el trayecto de Affleck como director: el suspenso. Acá también fue uno de los autores del guión, junto a Aaron Stockard.

Perdida

Aunque él siempre es elegido para papeles heroicos, en esta entretenida historia que tiene que armarse paulatinamente a partir de la información que el director David Fincher va dosificando, Affleck aparece como un hombre que alterna entre la depresión y lo ominoso o intimidante. Affleck no es uno de los actores más dúctiles y dotados de su generación, pero acá consigue una actuación bastante sutil y matizada. Además, sostiene casi por sí mismo a toda la película.

Batman vs. Superman

Al final resultó casi lo único rescatable de la película. Los nerds pusieron el grito en el cielo cuando se anunció que Affleck se pondría la capa que antes era de Christian Bale. Pero él demostró que pudo llevarla con mucho aplomo. Y que podía convertirse, además, ser uno de los Bruce Wayne más carismáticos cuando éste dejaba el traje de murciélago en la baticueva.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados