cine - héctor babenco

"No soy nada excepto un iconoclasta"

El director Héctor Babenco, famoso por El beso de la mujer araña,se definió así al presentar su último film, Mi amigo hindú, y dijo que jamás llegará a escribir su obituario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Director y parte del elenco de "Mi amigo hindú". Foto: EFE

"El cine es lo mejor que conseguí mantener vivo dentro de mí. No hago otra cosa, no soy político, no soy estudioso, sólo soy iconoclasta. Padezco y sufro el hecho de no ser algo, no tengo diploma y jamás escribiré mi obituario", sentenció el director.

Con más de cuatro décadas de trayectoria a la espalda y 70 años recién cumplidos, Babenco regresa a la gran pantalla con una película rodado en la capital paulista que relata el sufrimiento de un cineasta que hace frente a un cáncer.

"Al escribir esta película nunca pensé en buscar una salvaguarda para el narcisismo, porque creo que es una forma de sobrevivir, sino que escribí esa historia porque era un acto compulsivo, pero no porque quisiera decir algo", apuntó.

Babenco, igual que el protagonista, interpretado por el estadounidense Willem Dafoe, fue sometido a un trasplante de médula para curarse de un cáncer en el sistema linfático, pero negó que la película sea "autobiográfica".

"Me siento magullado cuando se dice que la película es mi autobiografía, porque el largometraje es una declaración de amor al cine tan vehemente, que intentar pararse en el elemento autobiográfico es sólo una limitación", enfatizó.

El cineasta explicó que el guion fue construido "de atrás para adelante, partiendo del final de la historia: una mujer desnuda bailando bajo la lluvia".

Una escena que, como desveló la actriz Bárbara Paz, exmujer de Babenco, ocurrió en la vida real un día en el que el director "estaba muy mal, llovía mucho y estábamos en la playa".

Por otra parte, el cineasta reconoció que tuvo "una inmensa dificultad para conseguir elenco" porque a los actores a quienes les propuso participar tenían ya otros compromisos.

"Me angustié un poco porque estoy en un momento de mi vida en la que no estoy dispuesto a esperar dos años para hacer una película", aseguró.

Fue entonces cuando, tras ver a Dafoe en una obra de teatro, le propuso el papel principal.

"Fue un desafío, pero también una gran oportunidad", afirmó el actor, quien se dijo encantado con lo que "expresa" el proyecto: "amor por el cine y amor por la vida".

Dafoe comentó sobre Babenco que, durante el rodaje, él fue "su criatura, su material, sólo estaba allí para ayudarlo en lo que quería hacer porque todo lo guiaba él".

"El cine fue la primera bacteria que se instaló en mi sistema cuando era muy joven y nunca dejó de crecer. La alimenté de la mejor manera posible a lo largo de los años y todavía vive transformándose y pidiendo cosas nuevas", agregó el director.

Entre ellas el largometraje "Mi amigo hindú", una película de autor que abrió el telón en octubre de la 39º Muestra Internacional de Cine de Sao Paulo.

Y es que, como concluyó Babenco, "la riqueza de cada ser humano es la historia que quiere contar para el otro".

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)