CINE

Las estrellas de Hollywood no llenan las salas

Los fracasos del cine de este año y el nuevo gusto popular

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Warcraft es un éxito de taquilla. Foto: Difusión

¿Qué tienen en común las películas Inferno, Ben-Hur, Zoolander 2 y Orgullo, prejuicio y zombis? Una muy mala recaudación en la taquilla de Estados Unidos. Estos datos se desprenden de una lista realizada por la revista Entertainment Weekly, que compiló las 15 películas con la peor recaudación del año.

Se trata de un ranking en el que ningún actor quiere aparecer, y que este año incluye nombres conocidos y también premiados.

La lista incluye importantes figuras del cine como Tom Hanks, Matthew McConaughey, Tom Hiddleston, Natalie Portman o Zach Galifianakis. A muchos actores cuya sola presencia suele llenar las salas de cine, la taquilla este año no los acompañó. Varias de sus películas ni siquiera lograron superar el costo de realización.

Si bien algunas recaudaron cientos de millones de dólares, esto se debió a la taquilla mundial. Este fue el caso de Warcraft, que en Estados Unidos recaudó solo 47 millones de dólares (tuvo un presupuesto de 160 millones), los fanáticos del videojuego en distintas partes del mundo, como China, hicieron que la cifra global alcanzara los 386,3 millones de dólares.

Lo mismo sucedió con otras películas como la saga de adolescentes Divergente la serie: Leal que recaudó en Estados Unidos 66 millones y en el resto del mundo 110, o Inferno, basada en la novela de Dan Brown que solo consiguió 33 millones en su casa y 178 en el resto del mundo. Otras películas lograron empatar el costo de producción con la recaudación alcanzada en todo el mundo, como fue el caso de la comedia Zoolander 2 o la de aventuras Dioses de Egipto (que vino acompañada de polémica por no incluir en el casting a ningún actor de color).

Hubo casos donde ni siquiera se logró empatar, como la nueva versión de Ben Hur (costó 100 millones y recaudó 94), Free State of Jones (no estrenada en Uruguay) con Matthew McConaughey y Keri Russell en su elenco, sobre un soldado en tiempos de la Guerra de Secesión, que no recaudó ni la mitad de lo que costó (50 millones de dólares). La comedia Espiando a los vecinos (sigue en cartel en nuestro país), consiguió 27 millones, frente a los 40 que costó producirla.

Casos peores incluyen la biografía del músico Hank Williams, I Saw the Light, interpretado por Tom Hiddleston, que recaudó 1,6 millones; o el western protagonizado por Natalie Portman, Jane got a gun (solo 1,5 millones en la taquilla). Los buenos actores no garantizan una buena recaudación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados