JOHNNY DEPP

Estrella pasando un mal momento

El actor tiene más prensa por escándalos recientes que por el éxito de sus películas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Johnny Deep. Foto: AFP

Es una pena. El actor Johnny Depp supo ser el mejor en su arte y hoy está más cerca de los periodistas de chimentos que de los críticos de cine. Así, en los últimos años, Depp fue noticia por su divorcio con su esposa, Vanessa Paradis, tras 14 años de matrimonio y dos hijos; su boda con Amber Heard, la actriz que es 23 años más joven que él; unas disculpas poco sinceras en video al gobierno australiano por haber metido clandestino a su perro al país; el malestar en escena de Joe Perry, compañero en la banda Hollywood Vampires, su capricho rockero; y ahora por su divorcio de Heard, un escándalo sonoro que incluye acusaciones —y ahora una evidencia— de violencia doméstica.

En ese tiempo (o sea desde 2012 hasta ahora), Depp trabajó en traspiés de taquilla y crítica como Sombras tenebrosas, El llanero solitario, Trascendence: identidad virtual, Mortdecai: el artista del engaño, En el bosque y Alicia a través del espejo. Ninguna dio lo que prometía más allá de una exagerada caracterización de Depp. Su mayor éxito es Alicia en el país de las maravillas que es de 2010; lo mejor que ha hecho es el clip de Paul McCartney de "My Valentine" y su imitación de Donald Trump en la parodia Donald Trumps The Art of the Deal, y su mejor película reciente es Pacto criminal (2015) dirigida por Scott Cooper y donde hacía un mafioso psicópata bastante convincente más allá de las toneladas de maquillaje que se han hecho habituales en sus composiciones.

En el video aparecido ayer se lo ve en un matinal estado alterado, tomándose una generosa copa de vino, golpeando cosas y, en el momento más triste y patético, agrediendo a Heard. La pareja está en medio de un divorcio de esos sin clemencia.

Heard, una actriz con películas como Tierra de zombies y La chica danesa, presentó en mayo una demanda de divorcio contra Depp. Allí habló de que el actor la agredió estando borracho y aportó fotos de su cara golpeada y de botellas rotas en el piso del apartamento; pidió una orden de restricción que le fue concedida.

Según TMZ, el video dado a conocer ayer fue filmado antes del 21 de mayo, el día en que Heard denunció a Depp por violencia doméstica. Fuentes consultadas por el medio aseguraron que el video está editado y que sería rechazado por un juez por eso y porque el actor no sabía que estaba siendo grabado.

Este material filtrado por TMZ se suma a las imágenes que amigos de la actriz enviaron al mismo portal en las que se podía ver un ojo con moretones de Heard. La defensa de Depp ha negado las acusaciones y asegura que todo es un invento para desprestigiar a su cliente y obtener dinero por el divorcio.

Depp había demostrado, desde aquellos primeros papeles juveniles, ser una presencia carismática llamado a ser el más grande de su generación. Sus películas con Tim Burton (principalmente El joven manos de tijera y Ed Wood) y el prestigio de trabajar con directores como John Waters, Jim Jarmusch y Terry Gilliam le dieron el encanto para la admiración de los enterados. Vendía también un aire díscolo que siempre tiene su público.

Y una saga como la de Piratas del Caribe lo consagró como un actor popular. Igual, de acuerdo a Forbes, Depp es el actor más sobrepagado del momento: sus películas solo devuelven 1,20 por cada dólar de su salario. Es poco.

Eso no impide que en agenda tenga promesas como The Libertine sobre el escándalo del expresidente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, una nueva versión de El hombre invisible y un regreso como su exitoso, Jack Sparrow, en Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales anunciada para 2017.

Pero por ahora, Depp estelariza un drama feo, de esos en los que no lo ayuda ni el carisma, ni la taquilla.

Las exesposas dicen que el actor no es golpeador.

Los tatuajes no siempre dicen la verdad, eso es seguro. A comienzos de la década de 1990, Johnny Depp se tatuó un "Winona forever", dedicado a la actriz Winona Ryder, con quien mantenía una relación sentimental, por lo que una vez finalizado el romance, el tatuaje fue modificado por "Wino Forever". Es que las relaciones de Depp no son para toda la vida, como sí son los tatuajes. Tras el comentado divorcio con Heard alguna de las exesposas de Depp salieron a defenderlo. Como la maquilladora Lori Anne Allison (esposa de Depp entre 1983 y 1985), quien comentó al Daily Mail: "Johnny Depp nunca puso una mano sobre una mujer y no es capaz de hacer daño a nadie". Con la misma tónica se expresó Vanessa Paradis, esposa de Depp desde 1998 a 2012 y con quien tuvo dos hijos, Lily-Rose, quien cada día se parece más a su madre, y Jack. "Yo creo con todo mi corazón que las recientes acusaciones que se han hecho son exageradas", dijo Paradis en una carta escrita a mano a la que accedió el portal TMZ. También señaló que en los 14 años juntos, "nunca ha sido físicamente violento conmigo". Hay rumores de que podrían volver.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados