House of cards

Un error que trae sus beneficios

La tercera temporada de la serie se filtró por 20 minutos y aumentan las expectativas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Frank Underwood, un político de temer

Poco antes de las 20 horas (Uruguay) del miércoles, 10 de los 13 episodios que componen la tercera temporada de las serie House of Cards estuvieron disponibles en Netflix. Veinte minutos después, ya no estaban. "Esto es Washington. Siempre hay una filtración", publicaba enseguida la cuenta oficial de Twitter de la serie, reafirmando que el estreno de la temporada completa será el 27 de febrero.

¿Error o jugada promocional? La versión oficial indica lo primero y la mayor parte de los titulares en todo el mundo lo aceptan como tal. Sin embargo, cabe preguntarse si una firma de la magnitud de Netflix realmente puede fallar en algo así y pasar 20 minutos antes de solucionarlo. No parece lógico ni siquiera que ocurra tal error y, menos que menos, que tarden tanto en repararlo. Netflix es la vanguardia de la ficción actual, pioneros en el streaming de series y en la modalidad de estrenar sus temporadas de manera completa. Es decir: fueron los primeros en dominar a la perfección Internet y en entender que los espectadores de hoy quieren entretenimiento donde, como y cuando quieran.

Esto nos lleva a pensar más bien en este "error" como parte de una campaña promocional finamente digitada, que esos 20 minutos sirvieron para que unos pocos vieran un poco de algún que otro episodio y que la expectativa se disparara aún más (por si hacía falta) y que hoy todos estemos hablando efectivamente de la tercera temporada de House of Cards. Y sí, la ironía del tuit cobra sentido.

Es posible que todo sea más una estratagema digna del matrimonio Underwood (al que interpretan notablemente en la pantalla Kevin Spacey y Robin Wright) que una simple fuga. Claro que los directivos de campaña de Netflix bien saben que en estos tiempos las leaks son un tema delicado aunque, manejado con criterio, puede ser una ventaja. Madonna (a quien se le filtró progresivamente su disco Rebel Heart) no será de la misma opinión. Pero si nos remitimos a los hechos, hoy House of Cards y Netflix son trending topics y todos se mueren de ganas de saber qué conspiraciones habrá en la tercera temporada. El que haya visto algo en esos 20 minutos es uno de los pocos daños colaterales necesarios; la ganancia lo va a justificar. Lo más "dañino" (ese fantasma 2.0 llamado spoiler) tal vez sean las capturas de video de los trailers de varios episodios de la temporada.

La clave está en el modo de distribución. Una cadena tradicional de cable básico valora el éxito de sus series en términos de rating, de cuánta gente las ve. Los anunciantes son quienes ponen la plata y se mantienen ahí en tanto haya un gran volumen de personas mirando las series y los espacios publicitarios. Pero en los canales premium (el paquete HBO) y los servicios de streaming (Netflix, Amazon) el criterio es distinto. Lo más importante es que la gente se suscriba a sus canales, por encima del nivel de audiencia. Y para que la gente contrate el servicio hay que ofrecer contenidos que estén a la altura. Es un círculo: por eso ahí suelen estar las mejores ficciones, no es casualidad. Después (caso Netflix) se larga toda la temporada de una para que el usuario la consuma como quiera.

Un ejemplo reciente: Netflix adquirió los derechos de Better Call Saul, la precuela de Breaking Bad. Es un riesgo, pero saben que muchos fans de la serie de Walter White no se la van a perder y para ello se van a registrar en Netflix.

¿Y qué tiene que ver todo esto con lo que pasó el miércoles? Simple: las personas que llegaron a ver algunos de los 10 episodios "filtrados" por "error" ya eran usuarios de Netflix. Esa "muestra gratis" sirve para aumentar la expectativa fuera de fronteras y que aquellos que no están en Netflix contraten el servicio para ver qué es eso tan bueno llamado House of Cards.


Si no puede ver el video haga click aquí

Los números detrás de Netflix también parecen respaldar más la teoría del "caos controlado" que del "error técnico" que declararon en el comunicado. Netflix tiene actualmente unos 57 millones de suscriptores en 50 países de todo el mundo. Y la tendencia va en ascenso: muchos territorios se siguen sumando (Cuba lo hizo esta semana) y se espera que para 2017 el servicio esté operativo en 200 países de todo el mundo.

Con un catálogo de 8.500 películas y series en su versión estadounidense, la plataforma está disponible en Uruguay desde mediados de 2011.

El modelo Netflix ha tenido un éxito enorme en muy poco tiempo y ha abierto una brecha; Amazon, una firma hasta no hace mucho dedicada exclusivamente a la venta de artículos por Internet, se dedica ahora a la producción de series que se difunden vía streaming. De hecho, en los últimos Globo de Oro, la serie ganadora en rubro de comedia fue justamente de Amazon: Transparent.

El año pasado, en esos mismos premios, Robin Wright se llevó el premio como Mejor actriz en una serie dramática y además se convirtió en la primera en obtener un premio para una serie exhibida de manera online. Este año fue Kevin Spacey el siguiente, llevándose el premio a Mejor actor en una serie dramática. La tan ansiada tercera temporada llegará finalmente el 27 de marzo a la web.

La tercera temporada tendrá conflictos clave


Conviene no adelantar demasiado sobre el argumento de la tercera temporada de la serie para no caer en el spoiler, algo complicado tratándose de una historia donde los giros de trama son aspectos importantes. Solo vamos a mencionar algunos titulares: los Underwood tendrán contactos con las Naciones Unidas, habrá contactos entre Rusia y Estados Unidos, la acción se traslada hacia diferentes territorios y muchos de los conflictos generados y desatados en las dos primeras temporadas tendrán su punto culminante en esta tanda de 13 episodios.

A partir de ahí, es poco más lo que se sabe al respecto. El que quiera más que le pregunte a los "afortunados" que vieron las filtraciones.

SABER MÁS

TRES ACIERTOS DEL STREAMING


Orange... - desde 2013

Orange is the new black. Otro acierto de distribución de Netflix, esta comedia protagonizada por un grupo de mujeres en una cárcel es una de las propuestas imperdibles para ver por streaming. La serie fue 12 veces nominada a los Emmy y ya tiene dos temporadas.

Transparent - desde 2014

Es la serie del momento. Protagonizada por Jeffrey Tambor, cuenta la historia de un hombre que a los 70 años le confiesa a su familia que es homosexual y cambia radicalmente su vida. En la última entrega de los Globo de Oro, la serie se llevó la estatuilla en rubro dramático.

Woody Allen- desde 2016

Poco después de que Transparent se fuera triunfadora de los Globo de Oro, Amazon anunciaba una gran bomba: Woody Allen será el director y guionista de una nueva serie. No se sabe el argumento pero sí que la primera temporada estará a cargo de Allen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados