OSCAR 2017

Un error garrafal que se vio en vivo y aún es un misterio

Falla humana detrás del incidente más embarazoso de la historia del premio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El momento del papelón de los Oscar. Foto: EFE

Jordan Horowitz supo que algo andaba mal cuando vio a alguien con auriculares escurriéndose por el escenario de los Oscar.

Hacía solo un minuto que Faye Dunaway había dicho las palabras que Horowitz había esperado tanto escuchar: La La Land había ganado como mejor película en los premios de la Academia 2017. Horowitz, uno de los productores de la película y sus colegas corrieron al escenario. Horowitz habló primero —"Gracias a la Academia", comenzó— pero su entusiasmo se disipó rápidamente, dice sobre el escalofriante fin de la noche en una entrevista con The New York Times.

"Sostenía mi sobre y el premio y estaba dando mi discurso y al ver gente con auriculares en el escenario y pensé Esto no está bien", contó Horowitz en el baile del Gobernador.

"Me pidieron ver el sobre, que yo no había abierto. Lo abrieron ellos y decía "Emma Stone, La La Land", así que definitivamente algo estaba mal. Los tipos con auriculares daban vueltas como locos buscando el otro sobre y como que apareció", dijo. "Uno de ellos lo abrió y decía Moonlight (el nombre original de Luz de luna) y yo lo agarré, me dirigí al micrófono y dije lo que dije".

Lo que Horowitz dijo ("Hay un error. Luz de luna, chicos, ustedes ganaron mejor película") fue uno de los más sorprendentes reveses en la historia de los premios, en una combinación de aparente error humano con televisión en vivo que provocó un efecto sorprendente. Fue un doloroso recordatorio, en la noche más celebratoria de la industria del cine, que ningún sistema de votación es perfecto y torció y enfrío la euforia de los ejecutivos y los artistas que pasaron años trabajando en las dos películas.

Y para la Academia, que había sido criticada el año pasado por #OscarsSoWhite ("Oscar tan blancos"), se vio como una oportunidad perdida: en lugar de una celebración como correspondía de Luz de luna con su elenco exclusivamente negro y una conmovedora narrativa personal, hubo una escena de televisión de confusión, incredulidad y asombro.

PricewaterhouseCoopers, la firma contable que controla la votación y entrega los sobres con los ganadores, publicó una declaración ayer de mañana en la que pidió disculpas a las dos películas, a los presentadores del premio, Dunaway y Warren Beatty, y a los espectadores de la ceremonia "por el error que se cometió durante el anuncio del premio a la mejor película".

"A los presentadores se les dio equivocadamente el sobre con una categoría equivocada y cuando se descubrió se corrigió inmediatamente", continúa la declaración. "Actualmente estamos investigando cómo pudo haber pasado esto y lamentamos profundamente lo ocurrido. Apreciamos la gracia con la que los nominados, la academia, ABC y Jimmy Kimmel manejaron la situación". Una referencia a la cadena que transmitió la ceremonia y a su anfitrión.

Muchos detalles permanecían confusos ayer, incluyendo cómo fueron entregados los sobres detrás de bambalinas a Beatty y Dunaway y por qué el error no fue corregido de una manera más rápida. Tres productores de La La Land ya habían dado sus discursos de aceptación, antes de que se anunciara el error.

Para los cineastas y los actores de Luz de luna, esos siete minutos finales de la ceremonia —desde el anuncio de La La Land al descubrimiento de que ganó Luz de luna y los discursos de sus productores, Beatty y Kimmel— no fueron menos impresionantes.

"Los últimos 20 minutos de mi vida, han sido una locura", dijo Barry Jenkins, director a de Luz de luna en el backstage después de los premios. "No creo que mi vida no haya cambiado más dramáticamente que en los últimos 20 o 30 minutos".

André Holland, uno de los actores de Luz de luna que estaba en la ceremonia, dijo en una entrevista que estaba sentado atrás de la platea cuando escuchó a Horowitz avisando del error.

"Nos miramos entre nosotros pensando que era un chiste" dijo Holland, quien intepreta a Kevin en el último tercio de la película. "Nos quedamos esperando, no queríamos celebrar hasta que supiéramos qué estaba pasando. Fue surreal". Dos minutos después Holland estaba en escena celebrando con la familia de Luz de luna.

Las redes sociales estallaron de inmediato y el anfitrión Jimmy Kimmel rápidamente hizo referencia al incidente del Miss Universo en que Steve Harvey coronó erradamente a Colombia en lugar de Filipinas.

"Llamame Warren Beatty, ¡te puedo ayudar a pasar por esto! #Oscars", tuiteó ayer Harvey.

No fue el único error. La Academia también incluyó en el segmento en recuerdo a los fallecidos de la industria, el retrato de Jan Chapman, una productora australiana aún con vida para recordar a Janet Patterson, una diseñadora australiana cuatro veces nominada al Óscar.

No fue una buena noche.

OTROS MOMENTOS DE UNA FIESTA INSÓLITA.

La Ovación a Meryl Streep y el tuit a Donald Trump.

Jimmy Kimmel bromeó con que el presidente Trump llamó "sobrevalorada" a Meryl Streep y pidió una ovación que ella agradeció con complicidad. Kimmel le mandó un mensaje vía Twitter a Trump preguntándole si estaba despierto. No contestó pero consiguió 500.000 me gusta.

El gag con los turistas y su Interacción con los famosos.

En el tramo más divertido de la ceremonia, Kimmel dio paso a un grupo de turistas que llegaron sin aviso a la gala. Ryan Gosling les presentó a su esposa, Denzel Washington casó a una pareja y Jennifer Aniston le regaló sus propios lentes de sol a la novia, como regalo de bodas.

La aparición de Michael J. Fox y Seth Rogen en un Delorean.

Evocando a Volver al futuro, un mojón en la carrera del actor que ahora está alejado de las pantallas por el Parkinson, Michael J. Fox protagonizó uno de los grandes momentos cuando apareció con su colega Seth Rogen en escena, a bordo del vehículo futurista más famoso, el DeLorean.

Un programa especial del show del Jimmy Kimmel.

Kimmel tiene un late show simpaticón. Y muchas de sus ideas las llevó a los Oscar. Los "Mean Tweets", por ejemplo, son un segmento en el que los famosos leen diatribas contra ellos y sus bromas contra Matt Damon son recurrentes. También se vio a Guillermo, su sidekick hispano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados