Jane Goodall

Una entusiasta que hizo historia

Con el nominado al Oscar Brett Morgen, director del documental Jane que estrena hoy por National Geographic

Hoy se estrena el documental Jane, sobre los primeros años de la cienfífica Jane Goodall
Hoy se estrena el documental "Jane", sobre los primeros años de la cienfífica Jane Goodall. Foto: Difusión National Geographic.

En 1960, la joven Jane Goodall consiguió trabajo como secretaria de paleontólogo Louis Leakey, quien la eligió para que realice algunas investigaciones en África. Si bien no era científica y nunca había pisado una universidad, Leakey la seleccionó por su mente abierta, su amor por los animales y el fuerte apoyo que recibió de su madre, quien la acompañó hasta Tanzania. Al final, la elección fue certera.

Casi seis décadas después y gracias a las más de 100 horas de filmación que realizó el fotógrafo de National Geographic Hugo van Lavick (quien años después se convertiría en esposo de Goodall y padre de su hijo), la vida de esta mujer se transformó en un documental llamado Jane.

Brett Morgen, realizador de la biografía de Kurt Cobain: Cobain: Montage of Heck (nominado a cuatro premios Emmy) y del documental nominado al Oscar On the Ropes, dirige esta película que se estrena hoy a las 22.00 por National Geographic, en la que se combinan aquellas filmaciones de antes con entrevistas a la científica, ahora de 83 años.

Desde el comienzo, Jane transporta al espectador al Parque Nacional Gombe Stream en un flamante nuevo país, Tanzania, independiente de Gran Bretaña desde 1961. Así, junto a una magnífica banda sonora compuesta por Phillip Glass, se ve desembarco de esta investigadora que revolucionaría el mundo científico gracias a sus descubrimientos sobre el comportamiento de los chimpancés, que ella logró apreciar en su entorno natural.

Jane Goodall junto al director Brett Morgen
Trailer del documental de National Geographic, "Jane"

Armada de mucho entusiasmo y una enorme paciencia, Goodall descubrió que los chimpancés son criaturas inteligentes, sociales y capaces de utilizar herramientas para obtener alimentos. Y así surgió su gran descubrimiento, cuando observó que uno de los primates, que ella bautizó como David Greybeard, utilizaba una rama para desenterrar hormigas.

Rápidamente envió sus observaciones a su mentor y el descubrimiento se transformó en una noticia mundial, aunque esa investigación fue cuestionada por la comunidad científica, que dijo que sus hallazgos no podían tomarse en serio porque era una mujer y carecía de la capacitación adecuada. Por suerte, Goodall no era fácil de desestimular y continuó allí, observando y registrando todo.

El País habló con el director Brett Morgen, quien se refirió a lo difícil de hacer este documental y también a la música de Phillip Glass.

Jane Goodall junto a uno de los primates que estudió en Tanzania. Foto: Difusión
Jane Goodall junto a uno de los primates que estudió en Tanzania. Foto: Difusión

—¿Cómo fue ese proceso de desentrañar entre tantas horas de filmación, quién es Jane Goodall?

—Inicialmente recibimos más de 150 horas de filmación de National Geographic, que se filmaron entre 1961 y 1965. Ninguna de las imágenes tenía sonido y todo el material estaba desordenado con diferentes cámaras, así que lo primero que tuvimos que hacer fue ordenar el material. Eran 150 horas de soledad y la ensamblamos con la música que nos dio Phillip Glass, que fue sincronizada con las imágenes. Así que todo fue armándose con armonía, aunque Jane no tenía muchas expectativas con la película, no estaba particularmente interesada. Pero cuando vio lo que habíamos hecho con el material encontrado quedó encantada, y dijo que era la primera vez que aquellos primeros años en Gombe eran retratados como ella los recordaba Y sobre quién es Jane Goodall, dejo que los espectadores respondan esa pregunta.

—Entre las imágenes también aparece cuando Goodall decide que su hijo se eduque en Inglaterra, sin ella. ¿Le dio miedo que se pudiera enojar?

—A ella le pareció bien que lo mostrara, aunque no deja de sorprenderme que mucha gente que ve el documental se pregunta cómo Jane pudo elegir su trabajo y no la crianza de su hijo, cuando, notablemente, nadie se pregunta lo mismo sobre su exmarido (Van Lawick), que también siguió con sus reportajes desde el parque nacional de Serengueti.

—¿Cómo definiría este documental?

—Como la historia de amor entre una mujer y el trabajo de su vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)