Daniel Craig volverá como James Bond en “Spectre”

Un enemigo siempre es un enemigo

Un enigmático mensaje del pasado envía a James Bond (Daniel Craig) a una misión secreta a Ciudad de México y finalmente a Roma, donde conoce a Lucía Sciarra (Monica Bellucci), la hermosa viuda de un peligroso criminal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El nuevo 007 promete acción, espectáculo y sorpresas en su desarrollo anecdótico.

Bond se infiltra en una reunión secreta y descubre la existencia de una siniestra organización conocida como Spectre. Así arranca la nueva película de 007, titulada Spectre, a estrenarse en noviembre.

Si el Bond de Daniel Craig hubiera visto las películas de Bond protagonizadas por Sean Connery sabría ya de la existencia de esa organización criminal. El nombre se oyó por primera vez en El satánico doctor No (1962): el villano titular (Joseph Wiseman) informaba a Bond su pertenencia a Spectre. En Desde Rusia con amor (1963) se presentó, además, a su líder, todavía innominado y sin que se viera su rostro: la cámara enfocaba solamente la mitad de su cuerpo, y su mano que acariciaba un gato de angora. El personaje no existió en Goldfinger (1964) y volvió a ser una mano, una voz inquietante y un gato de angora en Operación Trueno (1965). Los productores de la serie decidieron finalmente proporcionarle un rostro (el de Donald Pleasence) y un nombre, Ernst Stavro Blofeld, en Solo se vive dos veces (1967). Reapareció encarnado por Telly Savalas en Al servicio secreto de Su Majestad (1969) y por Charles Gray en Los diamantes son eternos (1971), donde presuntamente Connery acabó con él.

La reaparición de Spectre en la serie "oficial" de 007 es el resultado de la solución de un extenso conflicto legal, que dio comienzo en 1961, cuando Ian Fleming y Kevin McClory, colaborador del primero en la escritura de la novela Operación Trueno, discutieron por los derechos de la adaptación cinematográfica del libro donde el personaje y la organización aparecieron por primera vez. Como resultado, Fleming se quedó con los derechos literarios de la historia y McClory con los fílmicos, y EON, MGM y los Broccoli no pudieron usar a Spectre desde entonces. Que lo hagan ahora (y seguramente tuvieron que pagar por ello) confirma su empeño en reformular a Bond, ya mostrado en la excelente Skyfall que dirigió, al igual que el nuevo film, Sam Mendes: allí había ya un nuevo M (Ralph Fiennes), y una mueva Miss Moneypenny (Naomie Harris) que reaparecen aquí. No es raro que vuelva también Spectre, aunque el villano encarnado por Christoph Waltz no sea necesariamente Blofeld.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados