PREMIOS

Empezó la zafra de los Oscar y Lina Wertmuller y David Lynch fueron premiados

Geena Davis y Wes Studi también fueron reconocidos por la Academia de Cine de Hollywood, en los premios honoríficos que entrega cada año

Geena Davis, Lina Wertmüller, David Lynch y Wes Studi recibieron sus Oscar honoríficos. Foto: Reuters
Geena Davis, Lina Wertmüller, David Lynch y Wes Studi recibieron Oscar honoríficos. Foto: Reuters

Lina Wertmüller, la directora italiana de 91 años, fue una de las cuatro personas homenajeadas el domingo por la Academia de Cine de Hollywood en los premios honoríficos que entrega cada año. Los otros fueron el director David Lynch y los actores Geena Davis y Wes Studi. Wertmuller fue la primera mujer en la historia nominada al Oscar a mejor dirección (en 1977 por Pasqualino Siete Bellezas).

Para presentar a la italiana ante la aristocracia de Hollywood, salieron al escenario las directoras Greta Gerwig y Jane Campion y las actrices Isabella Rossellini y Sophia Loren. De Loren basta decir que salió al escenario ayudada por Jon Hamm, que no dijo una palabra. Loren recibió una ovación en pie antes siquiera de abrir la boca.

Con Isabella Rossellini como traductora, Wertmüller empezó por decir que Sophia Loren había hecho “un pacto con el diablo”. Dejó el consejo de que “en el mundo lo que se necesita es mucha pasión y mucha paciencia”. Para terminar, pidió que le cambiaran el nombre al Oscar y lo llamaran Ana, porque ya basta de patriarcado.

“Esta noche es muy diferente de los Oscar. No hay nominados y no hay sobres con los que equivocarse”, bromeó el nuevo presidente de la Academia, el director David Rubin. Los Oscars honoríficos, cuyo nombre oficial es Premios de los Gobernadores, son la fiesta con la que comienza oficialmente la temporada de premios en Hollywood. A partir de aquí, se suceden los festivales y los premios de los gremios hasta que llegan las grandes galas. Por eso, está todo el que aspira a algo en la temporada.

Ahí estaban Quentin Tarantino y Leonardo DiCaprio, Eddie Murphy, el equipo de Booksmart, Pedro Almodóvar y Antonio Banderas; el ganador de la Palma de Oro. el coreano Bong Joon-ho; y una colección de estrellas, desde Scarlett Johansson hasta Charlize Theron o Jordan Peele.

Isabella Rossellini, que se convirtió en estrella gracias a Terciopelo azul (1986), hizo también la introducción del premio a David Lynch. “Nos conocimos en una cena con amigos en Nueva York. Lo primero que me dijo fue: ‘¿Sabes? Parece como si fueras la hija de Ingrid Bergman’. A lo que un amigo contestó: ‘Idiota, es la hija de Ingrid Bergman’”. La conversación continuó con Lynch frustrado porque Helen Mirren no quería hacer el papel que finalmente le ofreció a Rossellini, que además se convirtió en su pareja, al día siguiente.

Los otros dos protagonistas de aquella película y dos de los rostros favoritos de Lynch, Laura Dern y Kyle MacLachlan, subieron al escenario para entregarle el único Oscar de su carrera a un “verdadero hombre renacentista”. Lynch, que ha sido nominado en cuatro ocasiones a los Oscar, recogió el premio con unas brevísimas palabras: “Que tengan todos una buena noche. Tienen una cara muy interesante”.

Geena Davis recibió el premio Jean Hersholt, para personas que abrieron camino en la industria a la diversidad. En el caso de Davis, lleva dos décadas entregada a la causa de fomentar la paridad entre hombres y mujeres en la industria del cine. Fue presentada por Tom Hanks.

Y Studi recibió un Oscar honorífico por una carrera en la que ha sido el perfecto secundario nativo norteamericano. Su rostro aparece en Danza con lobos, El último mohicano, Gerónimo o Fuego contra fuego. Fue presentado por Christian Bale, quien recordó que es el primer actor nativo norteamericano en recibir un Oscar; Studi es Cherokee.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)