Crítica

Eficaz comedia sobre la amistad

Crítica a la película argentina Mi obra maestra que protagonizan Guillermo Francella y Luis Brandoni

Mi obra maestra
Francella y Brandoni protagonizan la comedia argentina "Mi obra maestra". Foto: Difusión

Es una buena idea contada con los brillos y los cuidados del nuevo cine comercial argentino. Así, Mi obra maestra, está a la altura de la anterior película de su director Gastón Duprat, El ciudadano ilustre (codirigida por el acá productor Marcelo Cohn) y de otras como Relatos salvajes, Animal, El clan, El otro hermano o con otras intenciones, Zama. Son parte de una madurez del cine argentino que, probablemente, haya iniciado El secreto de sus ojos con su Oscar a mejor película extranjera.

Que en algunas de ellas tenga un destaque Guillermo Francella deja claro que, junto con Ricardo Darín, es el rostro de esa tendencia. Francella, además, ha demostrado la misma capacidad de resiliencia que el cine argentino reciente.

Ficha
Mi obra maestra
Mi obra maestra [****]
DirectorGastón Duprat
GuiónAndrés Duprat
ConGuillermo Francella, Luis Brandoni, Andrea Frigerio, Raúl Arévalo.

Argentina - España, 2018.
Fotografía: Rodrigo Pulpeiro.
Música: Emilio Kauderer y Alejandro Kauderer.
Edición: Anabela Lattanzio.
Duración: 100 minutos.
Estreno: 23 de agosto.

Francella vuelve a estar muy bien en Mi obra maestra en un tono más cercano a la comedia que lo hizo popular. Es decir, esto no es un mero pasatiempo sino una comedia dramática bien escrita y bien narrada. Frente a él está un histórico del cine de los vecinos, Luis Brandoni. La dupla funciona, también muy bien; es su primer trabajo juntos en el cine (en televisión compartieron elenco en Durmiendo con mi jefe y El hombre de tu vida).

Acá los dos van por los personajes que le sientan mejor: Francella es Arturo, un marchand elegante y medido y Brandoni, Renzo Nervi, un artista plástico malhumorado, que tuvo un momento de gloria, o sea de buenas ventas. Eso no ha venido pasando por los últimos 10 años hasta que sucede algo que, por esas cosas del mundo del arte, va a terminar revalorizando su obra. Más allá de eso, la película es la historia de una amistad entre dos seres muy distintos pero que han aprendido a quererse a pesar de sus diferencias.

Francella y Brandoni en Mi obra maestra
Tráiler de la película "Mi obra maestra"

Por ahí pasa un tono de comedia negra que en El ciudadano ilustre quedaba opacado por el suspenso y la incomodidad. Acá hay momentos graciosos en los que Francella hace un poco de Francella y Brandoni, de Brandoni.

Duprat (acá basado en un guion de su hermano, Andrés, que es además director del porteño Museo de Bellas Artes) sabe contar todo eso con un pulso que permite que nada decaiga. Un libreto trabajado, una puesta en escena interesante y un par de actores con química, siempre son los ingredientes para que una película funcione.

Y en Mi obra maestra eso está todo en su lugar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º