ESTRENO DE CINE

Dwayne Johnson, una estrella que vive un momento menos rápido y menos furioso

Este jueves se estrena en Uruguay, Peleando con mi familia, producida y protagonizada por Dwayne Johnson.

Dwayne Johnson
Dwayne Johnson, en un nuevo papel. Foto: Difusión

Es una historia que siente cercana: la de alguien que sueña con ser luchador profesional y que tiene todo el mundo en su contra. Igualito que su carrera.

Cuando el luchador conocido como La Roca incursionó en Hollywood, nadie estaba interesado. “No había lugar para un corpulento luchador samoano que medía 1,96 de altura y podía levantar una ceja de manera interesante”, dijo el hombre ahora conocido como Dwayne Johnson. “Llegué en la época de George Clooney y Brad Pitt, y no me parecía a ellos”.

Pero eso no fue problema. Como Johnson nunca espera a que le abran la puerta, se hizo un espacio por sí mismo.

“Me di cuenta desde un principio de que, si no cabes en una categoría, eso no significa que no tendrás éxito”, dice. “Si te rehúsas a conformarte a la norma, eso no implica que no serás exitoso. Tan solo tienes que seguir insistiendo”.

Ahora, como uno de los actores más ocupados y mejor pagados, Johnson ha protagonizado una serie de exitos entre ellos Moana, Jumanji: En la selva y Rápidos y furiosos 8. Todas las personas importantes quieren tener algo con La Roca, o, mejor, con Dwayne Johnson.

“Estoy viviendo una vida de ensueño cumpliendo la lista de cosas que siempre había querido hacer”, dice el actor de 46 años.

Después de haberse establecido como actor de comedia, drama y acción por igual, Johnson ahora también está produciendo películas, como Peleando con mi familia, que se estrena este jueves en Uruguay. Johnson también coprotagoniza interpretándose a sí mismo.

La película está basada en la historia de la vida real de Saraya-Jade Bevis, cuyo nombre de luchadora es Paige.
Pasó de ser parte de una ciudad obrera inglesa a participar en el World Wrestling Entertainment Divas Championship cuando tenía 21 años. Escrita y dirigida por Stephen Merchant, se trata de un exluchador llamado Ricky (Nick Frost), su esposa Julia (Lena Headey), de pelo rosado, y su familia muy unida, con la que se gana la vida de manera modesta presentándose en pequeños recintos en todo el país.

Las cosas cambian cuando el hijo y la hija de la pareja, Zak y Raya (Florence Pugh y Jack Lowden), consiguen hacer un casting para la WWE, las ligas mayores de las luchas. Sin embargo, solo Paige se gana un lugar en el programa de entrenamiento competitivo, un mundo feroz en el que uno de sus mentores es Dwayne “La Roca” Johnson.

Peleando con mi familia es un tipo de saga de luchas diferente, uno con el que Johnson sintió una conexión inmediata.

“Hay elementos universales de amor, familia, apoyo y perseverancia”, dice. “También era importante que llegara a los jóvenes, hombres y mujeres, un mensaje así. En la historia, hay una joven de una ciudad pequeña que tiene grandes sueños pero las probabilidades están en su contra. No cree que pueda salir de esa pequeña ciudad para convertirse en una gran celebridad”.

“Eso es universal, y así me sentía yo cuando acababa de llegar a Hollywood”.

Johnson creció siendo el hijo del luchador profesional Rocky Johnson. Su abuelo materno, el “Gran Jefe” Peter Maivia, también era luchador, y su abuela materna era Lia Maivia, una de las pocas promotoras de luchas.

Jugó fútbol americano en la preparatoria, luchó y compitió en carreras de pista. El fútbol era lo que más lo apasionaba, y le dieron una beca completa en la Universidad de Miami para que jugara como defensa. Después de que una lesión lo mandó a la banca, terminó sus estudios y obtuvo un título en Criminología y Fisiología.

La última oportunidad que tuvo Johnson de ser futbolista fue con los Calgary Stampeders de la Liga Canadiense de Fútbol. Cuando lo sacaron del equipo, se dio cuenta de que su futuro no estaba ahí.

“Estaba en la bancarrota”, recordó. “Había perdido mi sueño. Fue un verdadero punto de quiebre en mi vida, en el que podía darme por vencido o seguir adelante”.

Decidió recurrir al negocio familiar y se volvió luchador profesional con el nombre de La Roca. Se dio cuenta de que tenía talento como artista y pronto fue una de las principales estrellas de la WWE, con una base internacional de fanáticos que era lo suficientemente grande como para llamar la atención de Hollywood. Y desde entonces, su camino ha sido siempre hacia arriba.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)