CINE

Dunaway confiesa culpa por el error en el Oscar

“¿Por qué no vi el nombre de Emma Stone?”, dijo la actriz.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dunaway y Beatty, sonrisas nerviosas en la ceremonia de los Oscar de este año. Foto: Reuters

La actriz, Faye Dunaway, rompió su silencio sobre lo que pasó en la infausta conclusión de los Oscar de este año cuando anunció que La La Land había ganado mejor película, y le dijo a Lester Holt de NBC News de que estaba "completamente aturdida" y se sintió "muy culpable".

Fue uno de los momentos más recordados en la televisión en vivo pero Dunaway dijo que no estaba enojada con el error.

"Me sentí muy culpable", dijo Dunaway en un extracto de la entrevista. "Podría haber hecho algo, seguramente. ¿Por qué no vi el nombre de Emma Stone arriba de la tarjeta?".

PricewaterhouseCoopers, la firma de auditorías a cargo del manejo de los sobres se adjudicó la responsabilidad por el error pero fueron Dunaway y Warren Beatty, que presentó el premio con ella, las caras que qeudaron inmortalizadas en el infame segmento. Fue en realidad, Luz de luna que ganó a mejor película, no La La Land.

"Sacó la tarjeta, y no dijo nada", dijo Dunaway refiriéndose a Beatty, a quien le dieron un sobre incorrecto que tenía el nombre de Emma Stone. Miró por encima más, detrás de bambalinas".

Dunaway dijo que pensó que Beatty estaba estaba haciendo el número para dar un efecto dramático.

"Finalmente le dijwe, sos imposible", contó Dunaway said. "Pensé que estaba bromeando. Quiero decir, pensé que estaba demorándola. Warren es así. Le encanta como tener el poder y hacerte esperar. Pero eso es parte de su encanto".

Dunaway había dado una respuesta más elocuente, en la fiesta de la revista Vanity Fair, cuando le preguntaron sobre el presunto error: "Realmente la cagué".

PricewaterhouseCoopers atribuyó el incidente a un error humano: uno de sus empleados que, en lugar de estar concentrado en la entrega de los sobres, estaba emocionado tuiteando sobre la ceremonia. La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas también pidió disculpas por el incidente.

La excusa para que Beatty y Dunaway cerraran la entrega del Oscar entregando el premio mayor de la noche, fueron los 50 años de Bonnie & Clyde, la película que ambos protagonizaron. Es considerada un hito en la historia del cine, principalmente, por su descripción bastante explícita de la violencia y cierta romantización de sus protagonistas, una pareja de ladrones de bancos, famosos en los tiempos de la Gran Depresión.

A comienzos de mes, Beatty también se refirió al tema en el show de Graham Norton en la televisión británica.

"Yo creo que se puede decir que todo eso fue un caos", dijo el actor y director.

No fue el primer fiasco en la historia de los Oscars pero sí el más sonado. Se compara con el error de Steve Harvey en la entrega de Miss Universo 2015 que anunció una ganadora que no era.

Allí están el tropezón de Jennifer Lawrence cuando subía a recoger su Oscar por El lado luminoso de la vida en 2015 la aparición de un activista desnudo mientras David Niven anunciaba a Elizabeth Taylor en 1974 o John Travolta diciendo Adele Dazeem en lugar de Idina Menzel, la ganadora de la mejor canción por Frozen.

Pero comparado con lo de Dunaway y Beatty, todo queda en otra categoría. Dunaway tiene razón en sentirse un poco culpable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)