FALTAN TRES DÍAS PARA EL OSCAR

Un duelo transatlántico y una acusación que cuesta un Oscar

Los veteranos Denzel Washington e Isabelle Huppert llegan con chances.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Affleck: comenzó con fuerza para el Oscar, aunque acusación por acoso sexual lo aleja. Foto: Difusión

Si el Oscar se hubiese entregado hace dos meses, Casey Affleck seguramente se lo hubiese llevado por Manchester junto al mar. Es que el actor tiene dos facetas que a la Academia le encantan: una buena actuación y que nunca lo ganó.

Hasta ese momento el hermano menor de Ben Affleck había conseguido premios de varios círculos de críticos de Estados Unidos, además de un Globo de Oro y un Bafta. Claro que luego de conocerse su nominación resurgió con fuerza la acusación de acoso sexual en la que se vio envuelto el actor en 2010 y que se solucionó fuera de los juzgados.

Por una acusación similar Nate Parker perdió toda chance de que su película El nacimiento de una nación consiguiera alguna nominación, y esto seguramente influyó para que en el Sindicato de Actores (SAG), a Affleck le ganara Denzel Washington como el mejor actor por Fences que también dirigió.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Si bien Washington ya ganó el Oscar dos veces (por Tiempos de gloria y Día de entrenamiento), el premio de sus colegas lo coloca como el favorito a que este domingo se lleve otra vez el Oscar. Es que los SAG, el premio que dan los actores a sus pares, en los últimos 13 años coincidió con el ganador del Oscar. Además, Washington realiza una brillante actuación como este padre de familia que no logró superar la frustración de su juventud, y traslada ese resentimiento hacia su entorno, especialmente a su hijo menor que sueña con ser jugador de béisbol.

Gracias al tropiezo de Affleck y a que Washington ya tiene dos estatuillas, comenzó a surgir la posibilidad que Ryan Gosling se lo termine llevando.

Gosling es una ex estrella juvenil que ha sabido mutar y ser osado a la hora de elegir papeles en películas como Drive y Half Nelson, por la que consiguió su primera nominación al Oscar hace ya 10 años. Y en La La Land, además de aprender a tocar el piano, demostró sus dotes para el canto y baile, un combo que puede decidir a los académicos.

Quienes llegarán sin nervios serán Viggo Mortensen (Capitán Fantástico) y Andrew Garfield (Hasta el último hombre) que completan el quinteto con escasas chances de llevarse el premio para casa.

En cuanto a la mejor actriz ya es otro cantar. Aquí no hay conflictos judiciales o temas oscuros que desacrediten a la posible ganadora. Lo que sí es que será un encuentro de los dos lados del Atlántico.

El año había comenzado con fuerza para dos actrices conocidas de la Academia: Amy Adams y Natalie Portman. Claro que cuando la Academia se olvidó de nominar a Adams por su interpretación de la lingüista Louise Banks en La Llegada de Denis Villeneuve, parecía que el Oscar terminaría una vez más en manos de Portman por su interpretación de la viuda de Kennedy en la película Jackie del chileno Pablo Larraín.

Luego se entregaron los Globo de Oro, y allí surgió el nombre de la inmensa actriz francesa Isabelle Huppert gracias a la película de Paul Verhoeven, Elle: abuso y seducción. Una actriz que como un convidado de piedra llegaba para patear el tablero esa noche. Y de ganar el Oscar, sería la culminación de una carrera en la que se ha destacado a lo largo de casi cuatro décadas en el cine, al servicio de los más importantes directores; es el único premio que le falta.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Claro que Huppert tiene un obstáculo para llevarse por primera vez el Oscar (es su primera nominación) y se llama Emma Stone. La contrapartida de Gosling en el musical de Damien Chazelle La La Land ganó el Globo de Oro y el premio del Sindicato de Actores (Huppert no estaba nominada) gracias a la querible Mia, una joven que sueña con volverse una estrella de cine. Este trabajo la coloca como una de las favoritas gracias a la química que tiene con Gosling, con quien ya había trabajado dos veces.

La joven Ruth Negga por el drama sobre un matrimonio interracial en los años cincuenta llamado Loving, y Meryl Streep quien consiguió su vigésima nominación como la peor cantante de ópera en Florence, completan la nominación.

Mirá acá el especial de El País sobre los Oscar y votá a tus favoritas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados