El otro lado del éxito, de Olivier Assayas, se estrena mañana

Un duelo actoral de alto nivel que llega al cine

Fue como una sorpresa continua", dijo a Cineuropa el director y guionista francés Olivier Assayas sobre el rodaje de su último trabajo, El otro lado del éxito, que compitió por la Palma de Oro en el último Festival Internacional de Cine de Cannes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según el director Oliver Assayas, Stewart y Binoche componen lo más importante del film.

Con un reparto compuesto por Juliette Binoche, Kristen Stewart y Chloë Grace Moretz, la película se estrena mañana en Uruguay.

Si no puede ver el video haga click aquí

Hijo del también director y guionista francés Jacques Rémy, Assayas ayudó a su padre en la escritura de algunos guiones, sobre todo para la televisión, antes de empezar a hacerlos él mismo. Tras el guión de La cita (1985), dirigida por André Téchiné y protagonizada por Juliette Binoche, no tuvo problemas para encontrar los productores dispuestos a respaldar su primer largometraje como director, Desorden (1985).

Assayas fue uno de los invitados del Festival de Cine Midnight Sun, celebrado en la localidad finlandesa de Sodankylä, situada a 129 km al norte del Círculo Polar Ártico. En él ha presentado seis largometrajes, dio una charla sobre el director sueco Ingmar Bergman (sobre el cual está escribiendo un libro) y debatió sobre cine con el director artístico del certamen, Peter von Bagh. Entre las películas presentadas estuvieron Irma Vep (1996), Las horas del verano (2008), Carlos (2010) y, por supuesto, El otro lado del éxito.

—¿Te convertiste en guionista casi sin querer a causa de tu padre, es así?

—De alguna manera, sí. Entre los 15 y los 25 años, la pintura era lo más importante de mi vida. Escribía guiones para cortos y largometrajes, sobre todo para ayudar a mi padre. Cuando empecé a hacer mis cortos, me di cuenta de que el cine era mucho más complejo de lo que pensaba. Y cuando empecé a hacer largometrajes, entendí que tenía que elegir entre uno u otro. No puedes ser cineasta y pintor, no funciona. Estoy contento de haber aprendido el oficio y estoy contento de haber escuchado las enseñanzas de mi padre. Yo no era del todo paciente y la mayoría de las cosas no me interesaban. Es decir, adaptar a Maigret no es exactamente la cosa más glamorosa que puedes hacer.

—Luego te hiciste crítico durante cinco años.

—Trabajé mucho como periodista cinematográfico, sobre todo para revistas menores. Sin embargo, Les Cahiers du Cinéma, en la que escribí la mayor parte de mi obra, no pagaba en absoluto, así que me ganaba la vida como guionista y haciendo cortos. Hasta que Téchiné me pidió que trabajase con él en La cita, que ganó el premio a la mejor dirección en Cannes, tuvo mucho éxito en taquilla y convirtió a Binoche en una estrella. Entonces empecé a hacer mis propias películas. Ya entonces Binoche y yo decidimos trabajar juntos, pero no pudo ser hasta Las horas del verano, que no era en absoluto la película que teníamos pensada hacer. Pero entonces me llamó y me dijo: ¿qué te parece?.

Relaciones.

Para Assayas El otro lado del éxito tiene gran parte de su potencial en la química que surgió entre dos actrices tan distintas como Binoche y Stewart. "Trata sobre una actriz que tiene que moverse entre todos estos niveles distintos de realidad. Es de alguna manera un retrato de Binoche como es hoy día. No es una película con Binoche, sino sobre ella. Pone gran parte de sí en este personaje, tiene unas raíces muy profundas", asegura el director. "El rodaje ha sido una fuente continua de sorpresas. Binoche y Stewart no se conocían, pero han sido muy generosas. Stewart estaba realmente impresionada, admiraba a Binoche, que estaba contenta de trabajar junto a una actriz joven que podía ser un estímulo. Fue algo en dos direcciones y a priori no se podía saber que iba a pesar algo así. La naturaleza en esta película, como el fenómeno meteorológico del valle de Engadine Valley, la serpiente de Maloja, fue otra fuente de inspiración. Solía ir de vacaciones allí. Conocía esas nubes y entonces descubrí el corto italiano de inicios del siglo XX".

El director: "Depende en gran medida de los dos personajes principales"

Assayas, de 59 años, ha sido guionista de más de 30 películas, entre cortometrajes y largometrajes. El otro lado del éxito es su decimoquinta película como director. Su nombre, de hecho, se hizo conocido primero como guionista y después como director. De ahí que el libreto tenga gran importancia en sus películas y sobre todo en El otro lado del éxito. "El guión es la base de la película, pero nada más que el punto de partida. El proceso de escritura no termina ahí. Simplemente lo congelas durante un instante y durante la realización de la película debería ir mucho más lejos, sin saber hasta dónde, crece, se expanda, e intento controlarlo. Mis guiones pueden ser bastante largos. Me gusta cortar y me gusta que los actores interpreten rápido", explica Assayas sobre el proceso que siguen sus películas.

Otro punto clave en este film es, desde ya, el trabajo de las actrices, algo que el director no duda en rescatar. "Cada película es una historia distinta, con dinámicas distintas. Algunas están muy relacionadas a la colaboración con los actores, como en este caso, o las localizaciones, que son el elemento visual más importante, el estilo de la cinematografía. El otro lado del éxito podría haber evolucionado de muchas maneras distintas, porque depende en gran medida de los dos personajes principales. Pensé en hacerla con Mia Wasikowska (Alicia en el País de las Maravillas) en lugar de Stewart, pero entonces habría sido una película totalmente distinta. El casting es el momento más importante. Una vez que has elegido el reparto, todo está ahí. Las grandes decisiones han sido tomadas. Hay millones de aspectos en la preparación de una película, pero la elección del reparto es en la que empleo más tiempo", asegura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados