Uno de los estrenos de la semana

Drama histórico que da pie a despliegue actoral

La chica danesa con Eddie Redmayne en otro papel difícil.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Redmayne interpreta a la primera persona en pasar por una operación de cambio de sexo. Foto: Focus Features

Cuando leí por primera vez el guión no sabía nada de la historia de Lili y Gerda y lo que leí fue un romance subyugante y pasional, que cuestionaba los límites del amor", dice Eddie Redmayne en una entrevista cedida por la distribuidora de su nueva película, La chica danesa que se estrena este jueves 4 en Uruguay. "También allí había una historia de autenticidad y lo que cuesta ser apenas uno mismo, y que, a pesar de lo simple que suena, es de los asuntos más complejos.

Esas cosas son las que hicieron que Redmayne, el británico con aspecto frágil que el año pasado ganó ganó el Oscar al Mejor Actor por su interpretación del físico Stephen Hawking en La teoría del todo, se decidiera por el proyecto. Antes se lo había visto en Les Miserables en 2012 y en Mi semana con Marylin en 2011.

Ahora Redmayne demuestra que aquel Oscar no fue casualidad en La chica danesa, película basada en una historia real en la que él interpreta a un joven artista cuyo sentido de sí mismo y de su sexualidad se ven trastrocados en una asombrosa serie de eventos.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

La chica danesa está nominada a cuatro Oscar: mejor actor (Redmayne), actriz secundaria (Alicia Vikander), diseño de producción y vestuario. Cuenta la historia verídica de Lili Elbe, una pintora danesa de comienzos del siglo XX, intepretada por Redmayne, que fue la primera persona en someterse a una operación de cambio de género.

La película está dirigida por Tom Hooper y es un proyecto que intentó concretar por siete años para recibir siempre la misma respuesta: demasiado difícil de financiar, conseguir un actor y distribuir. Fue solo después de dos grandes sucesos como El discurso del rey y Les Misérables que Hooper pudo hacer avanzar el proyecto.

Hooper era consciente de la creciente necesidad de contratar actores transgénero para papeles transgénereos pero siempre sintió que Redmayne —"tiene esa cruda transparencia emocional"—era ideal para hacer de Lili. "Hay algo en Eddie que tiende a lo femenino", dice Hooper recordando que Redmayne hizo el papel de Viola en un producción totalmente masculina de Noche de reyes.

"Sentí una gran responsabilidad cuando me ofrecieron el papel", dice Redmayne. "Lili es un mujer extraordinaria y un icono de la comunidad trans y me sentí muy afortunado de que me dieran la oportunidad de interpretarla. Uno se siente intimidado igual que siempre, sólo porque no quiere defraudar a la gente ni a la memoria de esa figura pero la emoción siempre está".

El personaje de Lili también representa otro giro en las descripciones estereotipadas de los transgéneros (una de las críticas que se le hicieron, por ejemplo, al personaje de Jared Leto en Dallas Buyers club: El club de los deshauciados) como trabajadores sexuales, adictos, pervertidos y villanos. Una mujer transgénero, que documentó su transición en YouTube, dijo que cuando ella decidió mostrarse, la gente le decía "Oh como Buffalo Bil", el asesino de El silencio de los inocentes (que consiguió cinco Oscar) quien despellejaba a sus víctimas para hacerse "un traje de mujer".

La chica danesa llega en un ambiente más amable para esos temas. Transparent, por ejemplo —una de las series más elogiadas— se centra en un padre de familia que decide cambiar de sexo y una de las mejores películas del año pasado, Tamgerine, está interpretada por personas transgénero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)