Kathleen Lingo

Documental y periodismo para contar las historias

Familias congoleñas que emigran a los campos de refugiados. Un grupo de ancianas amigas se reúne tres veces en tres años distintos. Un piano es abandonado en una vereda al azar para ver qué genera en los peatones. Cómo es ser mujer de 35 años y soltera. Quién era el hombre que sostenía un paraguas el día soleado y en el lugar y momento en que asesinaron a John F. Kennedy.

Así de variados son los temas de los cortos documentales que The New York Times publica en la sección Op-Docs de su página web. Kathleen Lingo es desde 2013 coordinadora de esta sección creada en 2011 para la publicación de trabajos de documentalistas que no trabajan en la redacción.

"Damos libertad a los directores. Nunca hay ficción, pero intentamos que los trabajos tengan una carga artística importante, porque la redacción tiene otra unidad dedicada exclusivamente a videos más periodísticos", explica Lingo, que se dedica a seleccionar trabajos que reciben de realizadores audiovisuales de todo el mundo sobre temas de actualidad.

Una vez seleccionados los proyectos, se dedican alrededor de tres meses a la edición junto a los directores, proceso que es acompañado de una riguroso chequeo de datos que llega hasta los créditos. "En esos detalles, como The New York Times, nos jugamos la reputación", asegura la periodista.

En el marco del DocMontevideo, Lingo mostró el martes 28 a una audiencia de alrededor de 60 personas varios videos publicados en la sección y, luego, conversó unos minutos con El País.

—¿Qué tipo de historias buscan contar en Op-Docs?

—Nuestras mejores ideas vienen de los directores. Nunca pedimos un tema específico. Buscamos películas cortas que puedan abrir una conversación, que tengan una opinión. Por eso publicamos en la sección de Opinión y no en la de Noticias. La idea es que tanto la gente que trabaja en The New York Times como los de afuera puedan expresar su punto de vista sobre asuntos actuales. Op-Docs se creó para que cineastas pudieran hacerlo y le pedimos tanto a los que empiezan como a algunos de la talla de Errol Morris que se animen a hacer películas para nosotros. Las mejores ideas vienen de los directores, no de nosotros.

—¿A qué llaman iniciar una conversación?

—Op Docs se inspiró en Op Ed, que es una página del diario y la web en la que escritores escriben sobre temas de actualidad desde afuera de la redacción. El fin de Op-Doc es hacer lo mismo, desde las películas. Damos libertad para poner temas sobre la mesa y para que la gente los comparta y comente sobre el contenido de los videos. Temas grandes y chicos. Desde el acuerdo nuclear con Irán hasta los peligros de escribir mensajes de texto caminando en la calle.

—Dean Baquet (editor jefe de The New York Times desde 2014) dijo que encontró una buena actitud hacia el cambio y probar cosas nuevas en la redacción. ¿Cómo están haciendo esto en su sección?

—Creo que la meta es siempre encontrar el mejor trabajo. Nos encanta trabajar con la gente que da sus primeros pasos en la carrera. Estando en Montevideo podemos conocer voces interesantes que no podríamos encontrar tan fácilmente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados