Cine

Cómo dos directores debutantes hicieron un policial maragato e irreverente

Mañana se estrena "La noche que no se repite", de Manuel Barriel y Aparicio García

Manuel  Berriel y Aparicio García, directores de "La noche que no se repite"
Manuel Berriel y Aparicio García, directores de "La noche que no se repite". Foto: A. Colmegna

l os directores uruguayos Manuel Berriel y Aparicio García tuvieron un primer día de rodaje desafortunado. Hace tres años, iniciaban la filmación de La noche que se no se repite, su primera película. Para su debut como cineastas, la dupla de amigos decidió hacer un policial violento y cómico filmado y ambientado en San José, de donde son oriundos.

Sin embargo, la primera jornada de trabajo con las cámaras y actores les exigió filmar una escena en la bahía del Cerro, en Montevideo. En la secuencia, dos sicarios charlatanes conversan en su auto mientras conducen hacia San José. La camioneta en la que iban los actores era tirada por otro automóvil pero uno de los protagonistas, que sufría pánico con la idea de manejar (aunque haya sido de forma ficticia), hizo una maniobra errónea, desenganchó la camioneta y chocó, de forma lenta, contra un cartel en la calle. Esa fue la primera toma de La noche que no se repite.

Una vez en San José, el resto del rodaje del largometraje, que se estrena mañana en Uruguay, ocurrió sin mayores problemas, según lo recordaron con orgullo Berriel y García en una conversación con El País.

La noche que no se repite es presentada por sus directores y guionistas como la primer película “canarioxploitation”: una obra que acentúa modismos, actitudes y parte de la cultura nocturna y barrial en la que ambos directores se criaron mientras vivían su juventud en San José.

“Punk retro y rural” es otra frase que García utilizó para describir a su ópera prima, que narra cómo los caminos de diferentes criminales, jóvenes y policías se cruzan en una serie de eventos nocturnos y desafortunados vinculados al narcotráfico.

"La noche que no se repite" se estrena el jueves 12 de abril en varias salas de Uruguay.

La película tendrá su avant première hoy n el Teatro Macció de San José, junto al equipo, colaboradores de la película y habitantes de la ciudad. A partir de mañana se verá en Montevideo (en Grupocine y en la Sala B del Auditorio Nelly Goitiño del Sodre), Minas, Florida, Colonia del Sacramento, Carmelo, Fray Bentos, Durazno, Artigas y Salto.

Berriel y García aceptaron el desafío de filmar una película uruguaya luego de colaborar en un cortometraje en 2012. Se toparon con la novela La noche que no se repite, del escritor Pedro Peña -también nacido en San José- y decidieron convertirla en una película. La obra de Peña fue reeditada por Estuario en 2015 bajo la colección Cosecha Roja.

Como ganadores de un Fondo de Fomento de la Dirección del Cine y Audiovisual Nacional en 2013, los realizadores uruguayos apostaron y tuvieron la suerte de encontrarse con un rodaje que, durante cuatro semanas, convirtió a San José en un gran estudio de cine colaborativo, con diferentes organismos estatales y negocios privados dispuestos a dar una mano con la película con acciones tan simples como las de proveer los bizcochos del día para alimentar al elenco y equipo.

Afiche promocional de La noche que no se repite
Tráiler de "La noche que no se repite"

Mañana, cuando el resultado de ese esfuerzo colectivo se vea en el Macció, los maragatos más pequeños deberán quedarse afuera del teatro. La noche que no se repite obtuvo una calificación apta para mayores de 18 años, subiendo un escalón más que Reus -otro policial uruguayo, pero apto para mayores de 16- en la escala de violencia explícita que se muestra en su historia.

Más allá de encontrar cierto afán de entretenimiento en su construcción del hampa de San José, Berriel y García señalaron que también buscaron reflejar una cara oscura de su departamento. “Hay un mundo normal y uno extraño y ajeno, y se entremezclan” detalló García.

Berriel indicó que intentaron alejarse del cine más costumbrista y capitalino para mostrar lo que él y su codirector entendían como cotidiano. “Resaltamos la idiosincracia de ser ahí”, explicó Berriel. “Lo que nosotros conocíamos, lo superpusimos arriba de una historia policial”.

Satisfechos con el trabajo logrado -aunque poco convencidos en embarcarse en una nueva película pronto- a los cineastas les toca ver cómo el público recibe La noche que no se repite, tanto en San José como en el resto de Uruguay. Por lo pronto hoy, durante el estreno en el Macció, jugarán de locales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)