Murió Gene Saks, dirigióen cine varias obras de Neil Simon

Un director vinculado a películas inolvidables

El director teatral y cinematográfico Gene Saks, recordado sobre todo por haber llevado al cine algunos de los mayores éxitos del comediógrafo Neil Simon, falleció el sábado en su casa de East Hampton, Nueva York, a consecuencia de una infección pulmonar. Tenía 93 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Saks: un hombre de teatro y de cine.

Jean Michael Saks nació en Nueva York el 8 de noviembre de 1921. Estudió en la Universidad de Cornell y combatió en la Segunda Guerra Mundial (fue uno de los soldados que desembarcaron en Normandía el 6 de junio de 1944). Después de la guerra se volcó a la actuación teatral, y estudió en el Actors Studio y en el Taller Dramático de La Nueva Escuela (The New School) en Nueva York, bajo las órdenes del célebre director de izquierda Erwin Piscator.

Saks debutó como actor en Broadway en 1949, en el musical de Rodgers & Hammerstein, South Pacific. Continuó actuando en el escenario, y en los años cincuenta llegó también a la televisión y luego al cine, habitualmente en papeles secundarios. También comenzó a dirigir teatro, y a finales de los años cuarenta comenzó una intensa colaboración con Neil Simon, de quien dirigió varias obras, entre ellas La extraña pareja (1965), California Suite (1976), Jakes Women (1982), Biloxi Blues (1985) y Broadway Bound (1986). Ganó tres veces el Tony a mejor director: en 1977 por el musical I Love My Wife, y en 1983 y 1985, respectivamente, por Brighton Beach Memoirs y Biloxi Blues, dos piezas semiautobiográficas de Simon. Fue nominado al premio en otras cuatro ocasiones.

Saltó al cine en 1967, trasladando la pieza de Simon Descalzos en el parque, con Robert Redford) y Jane Fonda. Un año después hizo La extraña pareja, con Jack Lemmon y Walter Matthau, también basada en una pieza de Simon.

Se despegó de su comediógrafo favorito en Flor de cactus (1969), que le valió a Goldie Hawn un Oscar a mejor actriz de reparto), y volvió a él en Last of the Red Hot Lovers (1972), con Alan Arkin y Sally Kellerman. En 1974 filmó una "remake" protagonizada por Lucille Ball del musical Mame, que ya había hecho en teatro y que conocía una versión cinematográfica previa (Mi tía, 1958) protagonizada por Rosalind Russell y dirigida por Morton Da Costa.

En 1986 Saks volvió al universo humorístico de Neil Simon en Confesiones de mi adolescencia, basada en la pieza Brighton Beach Memoirs que previamente hiciera en teatro. Sus créditos fílmicos como director se completan con la comedia Una dulce infidelidad (1992, con Julie Andrews y Marcello Mastroianni, rodada en italia) y con el musical para televisión Bye Bye Birdie (1995). Continuó actuando esporádicamente en cine y televisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados