Lista

Diez películas que marcaron la historia del cine de la última década

De Mad Max: Furia en el camino a Lady Bird, un repaso a algunos momentos cinematográficos de los últimos 10 años

Lady Bird
Rioran y Metcalf, madre e hija en "Lady Bird", una de las grandes películas de la década

La excusa es banal (el cierre de una década), cierto, y el objetivo imposible: resumir en 10 momentos, el cine de los últimos 10 años. Pero bueno, lo que sigue a continuación son esas 10 películas que por distintas razones han sido relevantes incluso a nivel personal.

Acá están ordenadas cronológicamente.

2010

La vida útil

Esta fue una buena década para el cine nacional. Está la elogiada carrera de Fede Álvarez en Hollywood (consagrada con la notable No respires). Está el premio a Lucia Garibaldi por su Los tiburones en Sundance. Está el crecimiento de carreras como de Álvaro Brechner (que con La noche de 12 años dejó claras su valía y su potencial de desarrollar una trayectoria internacional). Y está Federico Veiroj que empezó la década con La vida útil y siguió con El apóstata, Belmonte y Así habló el cambista. Pero, quizás por el cariño y la sorpresa que despertó, la mejor película uruguaya de la década sea, precisamente, La vida útil una historia de amor al cine, filmada con un blanco y negro cinéfilo aún hoy encantador.

2010

La red social

Junto con El lobo de Wall Street (Scorsese, 2013) es una de las películas que mejor definen su coyuntura. David Fincher arma la historia de Mark Zuckerberg y la creación de Facebook y de cómo se forjó una nueva generación dirigencial, cargada de inseguridades y ambiciones. La música de Trent Reznor y Atticus Ross, la actuación de Jesse Eisenberg, el guion (conversado como todos los de él) de Aaron Sorkin y la mano de Fincher para construir una película que es, básicamente, gente hablando, conforman un documento esencial sobre estos tiempos. Y los 15 minutos iniciales son una lección de cine.

2012

Holy Motors

Es, eso seguro, una de las películas más raras de los últimos años. Dirigida por Leos Carax (el eterno niño terrible del cine francés de Mala sangre a esta parte) reflexiona, quizás, sobre la historia del cine y las nuevas costumbres asociadas a ese arte. Lo hace sobreexigiendo a su actor fetiche, Dennis Lavant, como un personaje que debe interpretar nueve papeles sin que haya una explicación muy lógica de a cuento de qué lo hace. Es, básicamente, una locura imaginativa, que se planta firme ante las posibilidades de la ficción y las limitaciones de la realidad.

2012

The Master

Del Paul Thomas Anderson de esta década también podría incluirse en esta lista la formidable El hilo fantasma (2017), un melodrama clásico de Hollywood que, además, representó la despedida de Daniel Day Lewis de la actuación. Pero The Master es otra gran película. Es la historia de un veterano de guerra dipsómano (Joaquin Phoenix) que busca su redención uniéndose a un extraño culto dirigido por un extraño hombre (Philip Seymour Hoffman). Más allá de que quizás esté hablando de la cienciología, Anderson (con una fotografía exquisita de Mihai Malaimare Jr.) se preocupa, como siempre en su cine, por la odisea personal de un personaje sufrido, que busca un padre en tiempos convulsos.

2013

Antes de la medianoche

 Muchos han destacado Boyhood como la mejor película de Richard Linklater, un director desparejísimo (ver, por ejemplo, la espantosa ¿Dónde estás Bernardette?) pero Antes de medianoche es un cierre perfecto de una trilogía generacional sobre ese asunto de ir madurando. Armada sobre una serie de conversaciones en largas tomas con Ethan Hawke y Juliette Delpy, como esa pareja que se encontró en Viena hace un montón de años y hoy son un matrimonio en crisis. Una joya.

2014

Force Majeure

En su película más afinada, el sueco Ruben Ostlund rinde homenaje a sus dos maestros (Roy Andersson, pero principalmente Ingmar Bergman, quien está citado implícitamente en la primera escena) y analiza el papel del varón en la vida moderna. Una familia nuclear está de vacaciones en la nieve cuando en medio de una avalancha, el padre abandona a su familia. Cuando vuelve intenta actuar como si no se hubiera asustado, pero el daño en la familia está hecho. Es una crónica de cómo recuperar los afectos, de los nuevos modelos familiares y de cómo los hombres deben adaptarse a nuevos paradigmas.

2015

Lejos de ella

Jia Zhang-ke ha venido construyendo en su carrera un mapa sobre el derrotero que transita la China de las reformas recientes. Aquí lo deja bien explícito contando una historia en tres tiempos que analiza el pasado, el presente y el futuro de su país. Lo hace alrededor de su actriz fetiche Zhao Tao, como una mujer que se casa con un nuevo rico, dejando de lado al obrero, y eso trae consecuencias de las que alguien se tiene que hacer cargo. La película empieza con una coreografía de “Go West” en versión de Pet Shop Boys y ya eso es una declaración de principios.

2015

Mad Max: Furia en el camino

Un ejemplo de cómo se debe hacer (o cómo se solía hacer) una película de acción. Es la recuperación y la actualización del director australiano George Miller de una franquicia que inauguró en la década de 1980, y la mostró vital y llena de imaginación. Ganó seis Oscar en los rubros técnicos, lo que es justo, pero también hay un guion afinado, un uso inteligente e interesante de los colores y los paisajes, y una historia repleta de acción a la vieja usanza: nada de CGI. Y tiene una guitarrista que larga fuego de su instrumento en medio de una batalla. Está todo.

2016

Luz de luna

Cuando Warren Beatty y Faye Dunaway se equivocaron, sin querer, y le dieron el Oscar a mejor película a La La Land, a nadie le pareció raro: el musical de Damien Chazelle es una maravilla. Pero, en realidad, había ganado Luz de Luna, la película dirigida por Barry Jenkins y que cuenta tres momentos en la vida de un joven afroestadounidense, pobre y homosexual. Con referencias a la Nouvelle Vague (ese final con un niño mirándonos desde la pantalla) y grandes momentos (el bautismo en el mar de ese Juan, el Bautista que interpreta el oscarizado Mahershala Ali) es una película emotivamente maravillosa.

2017

Ladybird

Greta Gerwig pasó de ser musa y guionista de Noah Baumbach a dirigir esta película repleta de referencias autobiográficas sobre una chica de Sacramento que quiere irse a Nueva York, mientras lidia con una madre posesiva que, lo descubrirá lejos, la quiere bien. Lady Bird es un homenaje, además, a las comedias románticas de la década de 1980 con referencias a La chica de rosa, y un final con referencia veladas a Bob Dylan, quien fue quien nos enseñó eso de que, para ser mejores, a veces es mejor empezar de cero.

Agregado

Y algunas otras más

Otras películas que anduvieron en la vuelta y no tuvieron lugar en algo tan caprichosa e insuficiente como una lista de 10 películas para sintetizar una década. Acá hay algunas que también podrían estar en el top10. Balada de un hombre común (hermanos Coen, 2013); Intensamente (Pete Docter, 2015); Te sigue (David Robert Mitchell, 2014); Roma (Alfonso Cuarón, 2017); Batman Inicia (Christopher Nolan, 2005); La La Land (Damien Chazelle, 2017); Mr. Kaplan (Alvaro Brechner, 2014); Snowpiercer (Bong Joon-ho, 2013); El árbol de la vida(Terence Malick, 2011); The Florida Project (Sean Baker, 2017); Avengers: Infinity War (Anthony y Joe Russo, 2018); Personal Shopper (Olvier Assayas, 2016); El lugar del hijo (Manuel Nieto, 2013); Zama (Lucrecia Martel, 2017); Dunkerke ( Nolan, 2017); El lobo de Wall Street (Scorsese, 2013); Marriage Story (Noah Baumbach, 2019); El Gran Hotel Budapest (Wes Anderson, 2015), Birdman (alejandro González Iñarritu, 2014), Copia certificada (Abbas Kiarostami, 2010); La gran belleza (Paolo Sorrentino, 2013); Sicario (Dennis Villeneuve, 2015), Faces/Places (Agnes Varda, 2017)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados