BALANCE 2017

Diez cosas que pasaron en la oscuridad

Doblajes, escándalos, superhéroes y una superheroína y un Oscar entreverado: una lista del año en los cines de Uruguay

Mujer Maravilla. Foto: Difusión

El sano entrevero

Más allá del lío que se hicieron con el sobre de mejor película en la última ceremonia del Oscar, el incidente —del que fueron chivos expiatorios, Faye Dunaway y Warren Beatty— dejó en claro una cosa: habrá ganado Luz de luna y merecidamente pero La La Land era una tremenda opción. Como también lo era Manchester junto al mar, una lección de cómo escribir y dirigir un drama. Son, además, películas que dejan abierta las cuentas de sus directores —respectivamente: Barry Jenkins, Damian Chazelle y Kenneth Lonergan—, la generación de recambio del cine americano.

Una posible selección

Lo cierto es que cualquiera de ellas debe estar entre lo mejor de un año en el que, a partir de los estrenos en Uruguay, el cine americano mostró una fortaleza que contradice el prejuicio. Allí estuvieron Dunkerque de Christopher Nolan; ¡Huye! de Jordan Peele, Blade Runner 2049 de Dennis Villeneuve, Silencio de Martin Scorsese; El seductor de Sophia Coppola y Logan de James Mangold. Hollywood siempre está.

Superheroína

Ya que estamos con Logan —que le dio al género de los superhéroes, una posible sobrevida más allá de la pirotecnia del momento— el paladín con mejor presencia fue, en realidad, una mujer: la princesa Diana, mejor conocida como Mujer Maravilla. La película tiene sus méritos (un tono clásico, una estrella atractiva, una ubicación histórica hace lucir al diseño de producción) pero los principales elogios parecen venir por el lado de su condición de icono feminista y de los méritos de su directora, Patty Jenkins, que se proyecta como una cineasta a atender.

Mujeres

Hablando de directoras, algunas de la grandes películas de este año están firmadas por mujeres: El seductor de Sofia Coppola, Un bello sol interior de Claire Denis y Zama de Lucrecia Martel. Y el sexo femenino es excluyente en Elle de Paul Verhoeven, ¡madre! de Darren Aronofsky y Una serena pasión de Terence Davies. Un terreno ganado.

Superhéroes

Y la de los superhéroes va a ser una tendencia en ascenso (con Disney comprando todo lo que hay en la vuelta). Aunque Logan y Mujer maravilla sean una excepción a la regla: hubo superhéroes de Marvel y DC (la Metro y la 20th Century Fox de hoy, en el sentido de la rivalidad industrial) en fórmulas cansadas, que van por más por la inercia que por inquietud. Este año se estrenaron Thor: Ragnarok (que aprovechando a su director, Taika Waititi, apelaba a un tono de comedia), la segunda parte de Guardianes de la galaxia, Liga de la Justicia y Lego Batman, que es la mejor de este lote.

Doblaje

Fue un llamado de atención de la Asociación de Críticos de cine del Uruguay que sirvió para instalar un debate más interesante que conducente: el público prefiere ver las películas dobladas al español que con subtítulos. Es una tendencia inevitable y una diferencia cultural con una tradición de ver cine de la que los uruguayos solíamos orgullecernos.

Fenómenos locales

Hay películas que acá funcionan más allá de sus valores propios y las modas: este año fue Perfectos desconocidos de Paolo Genovese. Es sobre algunos males de siempre (la mentira) y otros de ahora (el celular).

Todo, todito

Lo de Disney venía por el lado de que después de comprar Pixar, Marvel y la franquicia de Star Wars cerró el año haciéndose de Fox, la primera vez que un estudio de los grandes se engulle a uno de su propia especie. El negocio le permitirá a Disney ampliar su dominio en el mercado cinematográfico mundial, tener un catálogo repleto de clásicos y salir a competir a Netflix donde más le duele, las pantallas personales.

Escándalo

Otro frente de batalla de Hollywood de este año no fue tecnológico sino mucho más humano: las acusaciones de atropellos y abusos sexuales e incluso de violaciones a algunos nombres importantísimos de la industria. El primero en ser denunciado fue Harvey Weinstein, productor estrella, quien fue repetidamente acusado por mujeres, algunas de ellas actrices famosas. A partir comenzó una ola de denuncias que golpearon la carrera de gente como Kevin Spacey (House of Cards sigue sin él), el ejecutivo de Amazon Studios, Roy Price, el comediante Louis CK, la estrella de la serie Transparent, Jeffrey Tambor y el director James Toback, entre otros. Más allá de los nombres, es un punto de inflexión en el vínculo de las estrellas con su público.

Los nuevos

Aunque no se estrenaron en Uruguay, el sueco Ruben Ostlünd con The Square, el griego Yorgos Larthimos con The Killing of the Sacred Deer, Joachim Trier con Thelma y los estadounidenses hermanos Safdie con Good Time confirmaron primeras impresiones, y se encaminan como lo mejor por venir de un arte que aún es trascendental, original y seductor. Es el cine, qué otra cosa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)