ADELANTO

Diez cosas sobre el musical "Cats" para saber antes de su estreno en cines

El jueves 9 se estrena en Uruguay la versión cinematográfica de uno de los grandes éxitos en la historia de Broadway. Aquí, algunas curiosidades

Imagen de la película "Cats", con Taylor Swift. Foto: Difusión
Imagen de la película "Cats", con Taylor Swift. Foto: Difusión

El estreno de una versión cinematográfica de Cats, que a Uruguay llegará el jueves 9, está lejos de ser la primera vez que el musical de Andrew Lloyd Webber atrae una amplia gama de respuestas extremas: horror, confusión, ojos llenos de emoción.

Este tipo de recepción ha seguido al espectáculo desde su estreno en 1981, cuando se convirtió inmediatamente en un punto clave y de inflexión para el teatro musical. La gente ha mirado atónita la falta de trama, los escenarios a escala, los trajes que fue la puerta de entrada de toda una generación al mundo de los musicales.

Cats alcanzó una estatura en la cultura pop que fue prácticamente inigualable hasta Hamilton. Arrasó con todos los récords de Broadway, recaudó miles de millones de dólares en todo el mundo y marcó el comienzo de la era de los musicales carísimos de la década de 1980, como Les Misérables y El Fantasma de la ópera. Por lo tanto, es sorprendente que una adaptación a la pantalla grande haya tardado 40 años en suceder.

Un intento de hacerla una película de animación fracasó. En 1998, había una versión directa a video que no era más que una grabación de la producción teatral. Más de 20 años después, ahora sí, hay una versión cinematográfica propiamente dicha dirigida por Tom Hooper (Les Misérables), que llegará a los cines el 20 de diciembre. Así que es hora de repasar de estos gatos.

Aquí hay 10 datos para comenzar a disfrutarla.

uno

Es solo sobre gatos

A pesar de nombres ridículos como Rumpleteazer y Rum Tum Tugger, los gatos de Cats son sorprendentemente humanos. Una lectura rigurosamente sincera del musical podría dar un panorama satírica de ciertos tipos de personalidad. Pero su creador ha advertido contra darle demasiadas vueltas a la obra. El legendario productor y director de Broadway, Hal Prince, en una entrevista con el Los Angeles Times, recordó una vez haber escuchado a Lloyd Webber tocando la partitura para él: "Lo miré con curiosidad y dije: 'Andrew, no lo entiendo. ¿Trata sobre política inglesa? (¿Son) esos gatos la Reina Victoria, Gladstone y Disraeli?'. Me miró como si hubiera perdido la cabeza, y después de la pausa más larga dijo: 'Hal, esto es solo sobre gatos'".

dos

Ha recorrido un largo camino

T.S. Eliot ganó un premio Tony en 1983, casi dos décadas después de su muerte. Esto se debe a que su juguetona colección de poesía, El libro de los gatos prácticos de Old Possum, es la base literaria para el musical de Lloyd Webber. En sus memorias, Unmasked, Lloyd Webber recuerda que su madre le leía los poemas cuando era niño. Si Cats está dedicado a alguien, es ella, y su gato familiar, Perseus.

tres

Casi la dirige Hal Prince

Prince, el santo patrono de Broadway en la década de 1980, fue cortejado para estrenar Cats en Londres, pero declinó, aparentemente porque estaba demasiado ocupado. Otros colaboradores de renombre también declinaron. Lloyd Webber trabajó la partitura de Cats para la coreógrafa Twyla Tharp, quien, según escribió en sus memorias, estaba "menos que cautivada".

cuatro

Grizzabella es una recién llegada

Grizabella, la gata glamorosa, la marginada que canta "Memory" y cuyo ascenso al Heaviside Layer (donde los gatos van a renacer) es más o menos toda la trama de Cats, no existe en el libro de Eliott. Pero cuando Valerie Eliot, su viuda, dio la bendición para que Lloyd Webber adaptara los poemas de su esposo, ella mismo comenzó a desenterrar parte de su material inédito. Allí había un poema sobre Grizabella, que según Valerie Eliot, su esposo había encontrado demasiado deprimente para los niños. También había una carta que T.S. Eliot le había escrito a su editor que mencionaba una reunión de Jellicle Cats que terminó con un viaje a Heaviside Layer en un gran globo de aire. Lloyd Webber vio el potencial musical de eso.

cinco

¿Por qué "Memories" suena a Puccini?

Lloyd Webber empezó a escribir un musical sobre Puccini y, para ellos, compuso una melodía imitativa que esperaba que pudiera ser el éxito de la obra (no sería el último homenaje de Lloyd Webber a Puccini; "The Music of the Night" tiene un parecido sospechoso con "La Fanciulla del West"). Pero nada salió del proyecto Puccini, por lo que archivó la canción. Cuando el equipo de Cats se percató que el espectáculo carecía de un núcleo emocional, la desenterró y agregó a la obra. Se dice que Trevor Nunn, director del musical y futuro letrista de "Memory", dijo a los que estaban con él: "Quiero que todos recuerden la fecha, la hora y el lugar cuando escucharon esta melodía".

seis

Judi Dench iba a estar en la original.

Cats
Judi Dench en la nueva "Cats"

Judi Dench fue una de las primeras estrellas seleccionadas para el estreno en Londres. Su Sally Bowles en Cabaret fue el éxito de su tiempo, y podría prestarle a esos gatos amorfos algo de prestigio en el papel de Grizabella. Pero se cayó y se lastimó mientras ensayaba "The Old Gumbie Cat". Allí comenzó a circular el rumor de que su accidente era una excusa para escapar de un espectáculo que tenía todo para ser una catástrofe. Finalmente regresó a los ensayos, aunque con muletas y claramente no pudo continuar. Ahora, Dench está en la nueva película como la veterana Deuteromia, y se roba sus escenas

siete

En Londres fue un fracaso en su estreno

Durante la primera vista previa en Londres, ni siquiera "Memory" gustó mucho. En la segunda noche, se dice que la actriz Elaine Stritch salió gritando "¡Cat-ástrofe!". Lloyd Webber, quien había sacado una segunda hipoteca de su casa y financió una parte sustancial de la producción personalmente, escribió en sus memorias sobre haber sentido el impulso de cancelar todo. Y hubo otros problemas en la noche del estreno: el teatro tuvo que ser evacuado debido a una amenaza de bomba que resultó ser una falsa alarma. Pero eso no impidió que The Daily Telegraph declarara el espectáculo "Purr-fecto" lo que cimentó su éxito. Más tarde, el Telegraph analizó los números y estimó que quienes invirtieron en la producción original de Cats, incluido, por supuesto, Lloyd Webber, recibieron un retorno de más del 3.500%.

ocho

En Nueva York tampoco la querían

Los críticos fueron menos entusiastas en Nueva York, donde se estrenó en 1982. Sin embargo, fue fenomenalmente exitosa, ganando premios Tony, incluyendo a la mejor actriz y mejor musical (Betty Buckley, quien hizo venir el teatro abajo en la ceremonia cantando "Memory"). Cats tuvo casi 7.500 presentaciones, lo que lo convirtió en su momento en el espectáculo de más larga duración en Broadway, un récord que tiene El fantasma de la ópera, que aún está en cartel.

nueve

Spielberg estuvo por hacerla

Mucho antes de West Side Story, que será su próxima película, Steven Spielberg tenía la vista puesta en Cats. En 1994, Los Angeles Times informó que su estudio de animación, Amblimation, comenzaría la producción de una adaptación, con un guión de, nada menos, Tom Stoppard. Se programó su lanzamiento en 1997, que fue el año en que el estudio cerró. El proyecto murió allí, pero con una búsqueda en Google se puede encontrar el arte conceptual para la adaptación.

diez

Regalías bien utililzadas

El equipo creativo no fue el único que se benefició de Cats. En la Fundación Eliot TS, Valerie Eliot, en una muestra de su sentido del humor, creó el fideicomiso filantrópico Old Possum's Practical Trust, con los millones que el patrimonio de su esposo había recaudado en regalías de Cats. La fundación también compró la casa del poeta en Nueva Inglaterra en 2015, que ahora es un retiro para escritores y artistas.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)