FUTBOLISTA QUE LLEGA AL CINE

Diego Forlán: protagonista de la historia de un país

Se estrena esta semana DF10, la película del goleador uruguayo

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Gerardo Pérez.

Un buen hijo, un hermano divertido, un padre amoroso: seguramente para su familia, Diego Forlán sea todo eso y más. Pero para el mundo, más allá de que sea un hombre querible y simpático, es algo más: es un ídolo del fútbol y, sobre todo, un jugador extraordinario.

Un poco de todas esas facetas pero más que nada de esta última, aparecen retratadas en DF10, la película que mañana se estrenará en una avant première en el Auditorio Nacional del Sodre, en exclusiva para 2.000 invitados.

Para el público en general, esta realización de la productora Medio y Medio y la agencia Efemen comenzará su recorrida el viernes, con una gira nacional gratuita. DF10 llegará a las capitales de los 19 departamentos a través de la plataforma Ecocinema, al aire libre con pantallas que funcionan en base a energía solar.

Detrás de esta película está Federico Lemos, responsable de Jugadores con Patente (sobre Álvaro Recoba, Antonio Pacheco y el Carnaval) y Gonchi, documental sobre el famoso piloto uruguayo.

Lemos se sumó al proyecto cuando ya había empezado a gestarse entre el protagonista, su hermano Pablo Forlán y Santiago Alfaro, quien hace años es el entrenador personal del jugador. Hacía tiempo que los tres se habían propuesto registrar material para hacer algo, aunque no sabían bien qué. El equipo se cerró cuando el director puso manos a la obra.

Desde entonces pasaron 18 meses de duro trabajo, de procesar una gran cantidad de material de archivo (de la familia, los amigos, los canales internacionales, la FIFA) y encontrar la vuelta exacta para construir la historia.

—¿Qué fue lo más difícil?

—Diego. Estar con él. Es muy difícil comprometerte y decir: ¿a dónde quiero llegar con este proyecto? Hay que trascender lo que puede ser un programa deportivo de archivo, que lo único que se ven son goles y el testimonio del jugador casete, que dice siempre lo mismo. O tratar de buscar un hilo conductor, una razón de ser, que la película pueda desarrollar un ida y vuelta entre el pasado y el presente, y recordar a través de su mirada distintos momentos.

Con Pablo Forlán hijo como productor y la familia del protagonista bastante implicada, DF10 se completó mezclando emoción y "pinceladas de humor", con el propósito de dejar un mensaje más que nada inspiracional.

La película lleva 70 minutos, duración que Lemos suele manejar y con la que se siente cómodo. "Trato de darle una impronta dinámica en el montaje, la edición, y que no se vuelva tedioso, que a veces pasa con el documental", comenta a El País.

El director pretende generar más material a partir de figuras deportivas uruguayas, pues no hay archivo fílmico. De cualquier manera, ahora está trabajando en una película sobre Martín Palermo, otra sobre Carlos "el Pibe" Valderrama, y otra del músico argentino Gustavo Cordera.

Relato.

La última travesía internacional de Forlán, su ida al fútbol japonés para defender al Cerezo Osaka, es la que atraviesa DF10, una película centrada en uno de los mejores futbolistas uruguayos de todos los tiempos, y uno de los últimos ídolos de la selección.

Y es un acierto contarla desde ahí, porque la vivida en Asia es la parte menos conocida del periplo de Forlán. Desde su llegada a la adaptación a las costumbres del club, los medios para comunicarse con el resto del equipo o el trato increíblemente respetuoso de los hinchas, todo ese relato es muy entretenido.

Intercalado va apareciendo lo que al espectador le resulta más familiar: su infancia marcada por las lecciones deportivas de su padre Pablo Forlán, la llegada a Independiente, el fichaje del Manchester United, su consagración absoluta en la Liga española, los períodos del Inter de Milán, de Porto Alegre y con la selección.

El bloque celeste es el más emotivo, claro. Por un lado, ver los espectaculares goles de Forlán en el Mundial de Sudáfrica 2010 en pantalla grande está buenísimo. Por otro, es muy interesante meterse en la interna del plantel y ver desde adentro cómo festejaron los jugadores que el 10 fuera elegido el Mejor Jugador de la penúltima Copa del Mundo.

Con todas esas historias, revividas a partir de testimonios (ver recuadro) y de la voz del protagonista, en 70 minutos el espectador se construye una imagen casi perfecta del deportista. Un deportista disciplinado, inteligente, habilidoso, de gran pegada y talentoso.

Es cierto que los 70 minutos quedan un poco cortos y se pasan rápido, pero la película gana con eso (ya lo decía el propio Lemos), y evita caer en lugares comunes. Con un encare ágil y fresco, le hace justicia a un jugador que ya se ganó un lugar de privilegio en la historia deportiva charrúa.

El mensaje inspiracional está, y el otro acierto está en difundirla gratis por el país. Aún no se sabe si se verá en el circuito comercial.

TRES VOCES.

Gabriel Milito - Independiente.

Excompañero en sus años en Independiente, donde la carrera internacional de Forlán empezó, el hoy director técnico recuerda en la película cómo recibió el plantel a aquel muchacho que llamaba la atención por su cabellera rubia. Hay anécdotas imperdibles.

Sir Alex Ferguson - Manchester United.

El entrenador histórico del equipo inglés repasa el período del uruguayo en el club, y cómo rápidamente se ganó el corazón del hincha convirtiéndose en una especie de leyenda. También confiesa que aún se arrepiente de haberlo dejado ir al Villarreal por poco dinero.

Manuel Pellegrini - Villarreal.

El técnico chileno que lo dirigió en el Submarino Amarillo, donde Forlán vivió algunos de los mejores años de su carrera, revive la consagración del delantero como Pichichi (máximo goleador de la Liga de España) tras una dura competencia con Samuel Etoo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)