CINE

De ser detective a chico Almodovar

Darío Grandinetti le contó a El País de sus proyectos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Exitoso: actor versátil, Grandinetti viaja de un personaje a otro. Foto: Difusión

Ya en su segunda temporada, la miniserie de televisiónLa casa del mar se está afirmando a través de la televisión para abonados (DirecTv), como un éxito de audiencia, que sigue los pasos de la temporada 2015. Ganadora de varios premios destacados, escrita y dirigida por Juan Pablo Laplace, la serie cuenta con un gran protagónico a cargo de Darío Grandinetti, quien está acompañado por un elenco sólidos donde figuran Soledad Villamil, Juan Gil Navarro, Federico Olivera, Gloria Carrá, Luis Luque, Federico D’Elía, Tomás Fonzi, Antonio Birabent, Delfina Chaves, Agustín Pardella y Salo Pasik. La primera temporada tuvo cuatro capítulos, y su suceso llevó a la actual a extenderla a ocho entregas.

Jorge Pelazas, el personaje de Grandinetti, es un inspector de la Policía Federal que tuvo a cargo del caso "Laura Ramos", sobre el que se centra esta ficción, que en la segunda temporada en curso, toma nuevos rumbos que mezclan política y pasiones.

"El género policial en sí no fue algo particularmente complicado. Lo más complejo fue que se filmó como en cine: los ocho capítulos fue como hacer dos películas. A mí el género siempre me pareció muy atractivo como espectador, y rodarlo también fue un atractivo para mí. Y creo que fundamentalmente por el tratamiento que le dio Juan Pablo al género en este caso, la puesta de cámara, la creación de climas", contó Grandinetti en exclusiva a El País.

El reconocido actor argentino también volverá a tomar contacto con el público uruguayo a través de la pantalla grande, dado que se espera el estreno de Julieta, de Pedro Almodóvar, en las próximas semanas. En ella el notable director español vuelve al drama, y a uno de sus terrenos donde pisa firme: el universo femenino.

"No considero que haya un salto de un papel al otro. Trabajar con Almodóvar siempre es muy atractivo. Se trabaja muy bien, con mucha exigencia por la calidad. El personaje que hago, Lorenzo, es un tipo muy solitario, que encuentra una mujer a la que ama, a la que decide acompañar. Y la elige como su compañera y está allí, de una manera muy leal".

Hablar de Grandinetti y Almodóvar es remitirse a Hable con ella, aquella fantástica película de 2002. "Hable con ella era una historia de amor y su secreto es que Almodóvar lo hace de una manera muy audaz, y logra que la gente tenga empatía con esa historia. De aquella experiencia a ésta, Almodóvar no ha cambiado, sigue igual de exigente, le gusta la perfección, es obsesivo con la tarea. Yo me llevé mejor ahora, nos entendimos más fácil esta vez, nos conocíamos los dos", señala el reconocido actor argentino de cine, teatro y televisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)