Rodrigo Romero

“Descubrí que Rodrigo era un hombre en el cuerpo de un niño”

Un fanático que llegó a los cines como su ídolo

Rodrigo Romero como El Potro. Foto: difusión
Rodrigo Romero como El Potro. Foto: difusión

Rodrigo Romero trabajaba de albañil cuando como un juego se presentó a un casting en el que buscaban a un actor para ser Rodrigo Bueno, el ídolo del cuarteto. Ahora es el protagonista de El Potro (de Lorena Muñoz, Gilda), que se estrena el 25 de octubre.

-No eras actor y te presentaste al casting de una película, ¿por qué esa decisión?

-Yo soy fanático de Rodrigo desde muy chico y sigo muchas páginas sobre él en las redes; en octubre del año pasado aparece en una la convocatoria y mandé un par de fotos y la verdad es que nunca me imaginé que las iban a ver. Fue así, jugando. La sorpresa fue que me hablaron inmediatamente. A la gente del casting le gustó darse cuenta de que era cordobés y en diciembre ya me dieron la buena noticia de que había quedado.

-¿Cuándo te empezaste a dar cuenta de que eras bastante parecido a Rodrigo Bueno?

-Convivo con eso desde los 12 años, inclusive Rodrigo todavía vivía y yo tuve la posibilidad de conocerlo. Soy muy fanático de él desde pequeño y estoy acostumbrado a que la gente me diga que soy parecido.

-Lo conociste, ¿cómo fue ese momento?

-Lo conocí en un baile, en mi ciudad, Río Cuarto. Yo tenía entre 11 o 12 añitos, fui con mi mamá y mi papá, y fue la única vez que lo pude ver. Recuerdo que estábamos muy atrás del salón donde tocaba Ro y en un momento me solté de mi vieja para ir muy cerquita, al lado del escenario y fue como un amor a primera vista. Ahí creo que lo adopté como ídolo.

-Habrá sido un gran shock la noticia de su muerte, ¿cómo lo recordás?

-Me enteré muy temprano en la mañana, porque me despertó mi viejo y me contó. Fue un día triste, un momento muy similar a la pérdida de un ser querido para mí. Nos pasó a todos. Recuerdo el bajón total y de pedirle a papá que no quería ir a la escuela. Fue un luto y se extraña todavía.

-¿Y alguna vez se te cruzó por la cabeza la idea de cantar o actuar?

-No, no, no, jamás. Alguna que otra vez me ofrecieron hacer tributos y siempre me negué, porque nunca fue mi intención hacer nada referido a la música o a Rodrigo. Esta vez fue muy particular porque empezó jugando. Quizá si me golpeaban la puerta y me decían que hiciese una película, la respuesta hubiese sido no.

Rodrigo Romero rodando las escenas del Luna Park. Foto: difusión
Rodrigo Romero rodando las escenas del Luna Park. Foto: difusión

-¿Qué más aprendiste de su vida al tener que personificarlo?

-Hay una realidad con la peli y es que cuenta muchas cosas que realmente pasaron, pero también muchas que son ficción. Lo que me llama mucho la atención es esa criatura. Yo no puedo dejar de pensar en mi edad y en la suya, él tenía 27 años, era un bebé y todo lo que le tocaba atravesar, todo lo que hizo. Descubrí que Ro era un hombre en el cuerpo de un niño.

-¿Y cómo fue tu proceso para preparar el personaje?

-No soy actor ni cantante, entonces a Ro lo compongo desde el cariño, desde la admiración y desde el fanatismo. Sé todos sus temas, sus movimientos, sus gestos. Lo consumo desde los 10 años hasta ahora que tengo 30, diariamente: su música, sus notas; en mi casa está todo el tiempo Rodrigo y eso era muy importante. Después fuimos armándolo con mi couch y su asistente y creo que nos salió bastante bien.

-En la película hay escenas tan fuertes, como la pelea en el escenario, y otras más en paz, tocando el teclado, componiendo, ¿cuáles te resultaron más difíciles de lograr?

-Es una película power, que es difícil desde muchos aspectos. La escena que más me conmueve fue la de Rami en el Luna Park, y no era tan compleja de hacer, porque era genuino y nos estábamos divirtiendo con Benito, el niño que interpreta a Ramiro Bueno. Verla terminada es una patada al corazón.

El Potro
Reviví el tráiler de "El Potro", que se estrena el 25 de octubre.

-¿Cómo cambió tu vida con esto?

-Mi vida sigue siendo normal, camino por la calle, viajo en subte, estoy instalado en Buenos Aires y trato de verlo como si hubiera cambiado de casa y trabajo.

-¿Cómo viviste el hecho de que hasta tu vida romántica pasara a los medios?

-Yo también he sido un consumidor de tele, ahorita toca estar desde este lado, pero es un ratito y no la paso mal con ser una persona pública. Igual esto puede durar dos horas y de acá a dos meses estoy de vuelta en mi vida anterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)