STREAMING

"Death to 2020": Netflix despide el año con especial de los creadores de "Black Mirror"

Samuel L. Jackson, Lisa Kudrow y Hugh Grant son parte de este falso documental en el que se habla de Uruguay y varios sucesos del año

Samuel L. Jackson en "Death to 2020". Foto: Netflix
Samuel L. Jackson en "Death to 2020". Foto: Netflix

Como en una película de ciencia ficción, como adentro de una distopía o, en algunos casos, como una verdadera pesadilla del cine de terror. Así nos sentimos a lo largo de 2020, el año más extraño que la mayoría ha vivido: el año de las mascarillas, el encierro, la distancia, la desaparición del contacto físico; el año en que una sopa de murciélagos afectó hasta al mismísimo tiempo, el año en que presidentes de potencias munidales negaron una enfermedad que mata personas como moscas. 

Estamos, desde marzo, en un día que nadie sabe bien cuándo termina y sin embargo 2021 está a un paso. ¿Y quién mejor para hacer el balance de los últimos meses que la dupla creativa de Black Mirror?

Charlie Brooker ya demostró, con esa serie de antología británica que creció de forma exponencial desde su llegada a Netflix en 2016, el mundo por venir que podía imaginarse. A lo largo de cinco temporadas, un especial de Navidad y una película interactiva (Bandersnatch), el humorista, guionista y productor compuso una nueva realidad atravesada por los estragos de la dependencia tecnológica. Siempre con Annabel Jones a su lado.

Brooker puso sobre la mesa una realidad exagerada, llevada al extremo, pero los comportamientos que la sociedad desarrolla con las redes sociales y los avances tecnológicos en sí hacen ver que Black Mirror, en un punto, no está tan lejos.

Ahora, el realizador metió mano en un año en el que los hechos surreales estuvieron a la orden del día. La pandemia del coronavirus, la disputa electoral en Estados Unidos entre Donald Trump y Joe Biden, la salida de Reino Unido de la Unión Europea y la muerte del afroamericano George Floyd a causa de la violencia policial son los pilares de Death to 2020.

El falso documental, que en Uruguay también se puede encontrar como Muerte al 2020, se estrenó el domingo en Netflix, es una cocreación con la productora de Black Mirror Annabel Jones, y tiene un elenco estelar. Allí están, para parodiar los hechos insólitos de la temporada, Samuel L. Jackson, Lisa Kudrow y Hugh Grant, además de Kumail Nanjiani, Tracey Ullman, Samson Kayo, Diane Morgan, Leslie Jones, Cristin Milioti y Joe Keery.

En tiempos de balances, este mockumentary reúne algunas voces (ficticias) de relevancia con imágenes de archivo reales que abarcan los 12 últimos meses. El foco, más allá de la pandemia, está puesto casi que de forma específica en Estados Unidos y Reino Unido y, más en concreto, en las figuras de Trump y Boris Johnson. Si el lector no está interesado en las andanzas de estas mediáticas personalidades políticas, es posible que este largometraje de poquito más de una hora no le interese en absoluto.

Para el resto, Death to 2020 es un especial de humor que, través de unos personajes que en este caso sí están bien cerca de la realidad, ofrece un manto de sarcasmo sobre la cotidianidad de un año inolvidable. Es, como se dice al principio, “la historia más definitiva del año más histórico de la historia”, con lo pomposo que suena.

Es que Death to 2020 es pomposo en sí mismo y con todo el esquema que tiene atrás —Netflix, las cabezas de Black Mirror y buenísimos actores—, entretiene en su justa medida. Tiene chistes ingeniosos pero otros tantos son llanos, y la saña contra Trump y Johnson va en detrimento del global.

En el afán de dejarlos en evidencia se recurre más de una vez a la jugada sencilla y esperada. No está mal; no más que eso.

Lisa Kudrow en "Death to 2020". Foto: Netflix
Lisa Kudrow en "Death to 2020". Foto: Netflix

Los incendios en Australia, la figura de Greta Thunberg, la separación del príncipe Harry y Meghan Markle de la corona británica y hasta los Oscar aparecen en el relato pero apenas mencionados. Los sacudones políticos y las revueltas sociales en América Latina no tienen lugar, aunque curiosamente Uruguay sí aparece en los diálogos.

“Se sentía que el gobierno no se tomaba en serio el coronavirus”, dice en un momento el periodista interpretado por Samuel L. Jackson. “Tal vez porque había gente que lo comparaba con la gripe, que es como comparar a Uruguay con una banana. Y una de esas personas era el presidente (Trump)”.

Jackson como este reportero, Kudrow como la vocera no oficial del gobierno americano Jeanetta Grace Susan, o Grant como un profesor de Historia británico se lucen en la composición de sus roles y dejan en evidencia lo ridículo que abunda en el mundo que nos rodea y que, en 2020, pareció potenciarse más que nunca.

“Mucho de la comedia es básicamente una distopía”, le dijo Brooker a The Guardian. “Las peores cosas le pasan constantemente a la gente, pero tenés permiso de reirte de eso”.

Death to 2020 es, aunque superficialmente incisivo, una forma de reirnos de todo lo que nos pasó este año como sociedad, con la inocente ilusión de que todo mejore con el simple hecho de cambiar de año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados