Se renueva la cartelera de cine

Deadpool: el antihéroe charlatán

Hoy se estrena Deadpool, una película de superhéroes distinta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ryan Reynolds demuestra que es mucho más que una cara bonita. Foto. Google.

En los últimos 15 años se han estrenado 35 películas de superhéroes de Marvel y DC, lo que da un promedio de poco más de dos películas por año, una cifra enorme y que sin dudas se puede calificar de fenómeno. El número asciende si se incluyen aquellas que no están basadas en historietas (por ejemplo, Hancock, de 2008) o las que adaptan comics de otras editoriales como Mirage Studios (Las tortugas ninja). El mundo se divide entre los que esperan con ansias esos estrenos y los que ya perdieron la cuenta de los superhéroes. Estoy en el segundo grupo.

Pero Deadpool, que se estrena hoy en Uruguay, escapa a las convenciones y reglas establecidas para ese tipo de películas. Es una comedia oscura, afilada e irreverente que en vez de evitar los clichés, los abraza. La espectacular secuencia inicial de créditos es una muestra de ello. En esta se muestra un tiroteo congelado y no se lista al elenco, sino que pone "títulos honestos" como "una chica sexy", "una adolescente malhumorada" y "un tonto sobrepagado" para el director, Tim Miller.

En Deadpool constantemente se intenta romper la cuarta pared, ese pacto con el espectador. Realidad y ficción se mezclan con el protagonista hablando a cámara, algo que también sucede en la historieta que le da origen.

Si no puede ver el video haga click aquí

Acá se explica cuáles fueron los orígenes de Deadpool y cómo adquirió los poderes, algo que es necesario cuando se presenta un nuevo personaje del universo Marvel. Pero no siempre se logra una explicación con tanta gracia y dinamismo como en este caso. Antes de ser indestructible, Wade Wilson (Ryan Reynolds) no era un dedicado científico o un simpático fotógrafo, era un mercenario charlatán que se la pasaba en un bar y asustaba a "chicos malos" por dinero, y diversión.

Wilson se enamora de Vanessa (Morena Baccarin), una sensual prostituta que es su alma gemela —los dos se reconocen como personas "rotas" que se complementan—, y cree tener su vida resuelta, hasta que le diagnostican un cáncer muy invasivo. Desesperado, se somete a un sádico tratamiento en manos del malvado científico Ajax (Ed Skrein). Las escenas que muestran el proceso son las más duras de ver, cargadas de una violencia que es usada como elemento esencial y recurrente en la película.

El resultado de los dolorosos experimentos es asombroso y horrible a la vez. Por un lado, Wilson vence al cáncer y es indestructible. Por otro, la piel de todo su cuerpo queda quemada. "Parecés el hijo de dos paltas", le dicen en una parte. Destrozado por su nueva apariencia decide salir en busca de que Ajax lo enmiende.

Es curioso que durante la mayor parte de la película Ryan Reynolds, un galán cinematográfico hecho y derecho, esté con el rostro desfigurado. Con Deadpool, Reynolds logra demostrar que es mucho más que una cara bonita. El papel del verborrágico antihéroe le sienta perfecto —él mismo lo reconoce y dice que haría de Deadpool toda su vida— y sorprende con un excepcional timing para la comedia.

Además, se redime por el desastre que fue la otra de superhéroes que hizo: Linterna Verde. En Deadpool se hacen varias referencias a esa película, como cuando Reynolds dice que no quiere un traje verde.

La presentación del protagonista está muy bien lograda y entretiene, pero una vez presentado el personaje, la película va decayendo. Todo termina en una gran batalla que resulta algo previsible y puede abrumar a nivel visual y sonoro.

Ese desliz no logra opacar todo lo previo. Cargada de sexo (bastante explícito) y violencia, no es una película para sensibles, pero no por eso es menos disfrutable.

"Esta es una película de supehéroes distinta" asegura Deadpool mirando a cámara en el trailer y no falta a su palabra. Sin dudas este es un comienzo auspicioso para una saga que ya tiene confirmada una segunda película, dado el éxito que viene teniendo en la taquilla internacional. Es, también, un muy buen inicio para Tim Miller, el director, ya que es su ópera prima. Ideal para aquellos que se aburrieron del resto de los superhéroes y no tienen idea de las alianzas y enemistades dentro del universo Marvel. Acá solo se mencionan a los X-Men.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)