CRÍTICA

Crítica de "Sputnik": un "alien" soviético ambientado en la Guerra Fría

Crítica de la película rusa dirigida por Egor Abramenko que se estrenó en Uruguay

Imagen de la película "Sputnik: extraño pasajero". Foto: Difusión
Imagen de la película "Sputnik: extraño pasajero". Foto: Difusión

El año es 1983 y no parece haber un final para la Guerra Fría. En ese contexto, una joven científica rusa tendrá que investigar qué sucedió en una misión espacial de la cual solo regresó un cosmonauta con vida. Esa es la consigna de Sputnik, película que se convirtió en un éxito de taquilla en Rusia y que logra encapsular y darle una vuelta de tuerca a la consigna de varios clásicos del terror.

La encargada de investigar lo sucedido es la joven científica Tatiana Yurievna (Oksana Akinshina) cuya carrera se vio empañada por una crisis médica de la que solo sabemos las consecuencias: perdió su trabajo. Ella, quien no confía demasiado en las instituciones del gobierno tendrá que ingresar en una base militar para averiguar qué le pasó a Konstantin Veshnyakov (Pyotr Fyodorov) en el espacio y por qué no recuerda nada.

Ficha
Imagen de la película "Sputnik: extraño pasajero". Foto: Difusión
Sputnik: extraño pasajero [***]
DirectorEgor Abramenko
GuionOleg Malovichko, Andrei Zolotarev
ConOksana Akinshina, Fedor Bondarchuk

Rusia, 2020.
Título original:
Sputnik
Fotografía: Maxim Zhukov.
Música: Oleg Karpachev.
Duración: 113 minutos.

La tarea que a primera vista parece sencilla se complica cuando se descubre que el sobreviviente no regresó solo, lo que es el resultado más esperable para una película de terror. Durante el día el cosmonauta se siente confundido y no sabe por qué está confinado en esa instalación, mientras que por la noche sale, literalmente, una criatura escuálida, larga y viscosa de su cuerpo buscando algo para alimentarse. Y los soldados parecen ser un buen refrigerio.

Más allá del spoiler, ese descubrimiento permite que la película que al inicio parece una mezcla de Alien, La cosa y La cara oculta, deje de ser otra historia de suspenso ambientada de un laboratorio, para convertirse en una de terror con los ingredientes, huidas, disparos y criaturas que el género requiere.

Una buena aunque por momentos ensordecedora banda sonora sirve para aclimatar la historia que se sustentan en una claustrofóbica escenografía y en la actuación de su actriz protagonista. Ella es una Ripley (protagonista de Alien) que si bien no está en el espacio tiene que enfrentarse a esta criatura peligrosa y sanguinaria que encima de todo, no será el peor de sus problemas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados