CRÍTICA

Crítica "¡Shazam!": el superhéroe que se sale del molde y tiene alma de niño

La película sobre el personaje de DC que protagoniza Zachary Levy se estrenó ayer en Uruguay

¡Shazam!
¡Shazam! es una divertida comedia de acción con un superhéroe irreverente. Foto: Difusión

Nada en ¡Shazam! es normal y de allí su gracia. Se trata de un superhéroe de DC que no es de los más conocidos (aunque Guardianes de la Galaxia de Marvel ya había demostrado que no se necesitaba ser popular para ser exitoso), ni de los que integran la Liga de la Justicia, ese ensamble de superhéroes que cuenta con Superman, Batmam, Mujer Maravilla y Aquaman, entre un largo etcétera.

También es más divertida e infantil que las películas de DC que la preceden. Aquí no hay un personaje atribulado, un héroe oscuro o que busque venganza, ni un villano que quiera conquistar el mundo. Sí hay una lucha entre el bien y el mal, con muchos chistes, acción y un toque de nostalgia a las aventuras de los años ochenta.

Sí, hay algo de Big: quisiera ser grande (una escena recrea uno de los momentos más recordados de la película de Penny Marshall), de Indiana Jones, y un guiño a la muñeca Anabelle, que hay que buscarlo al inicio de la película. Eso es un homenaje de David F. Sandberg a sí mismo, ya que dirigió la segunda parte de la película de terror y ahora está al frente de ¡Shazam! Sin dudas la elección de Sandberg como director fue acertada, ya que le pone un poco de terror a esta historia aniñada sobre los inicios de este atípico superhéroe.

La historia de este personaje musculoso de capa corta blanca y traje rojo con un rayo en el pecho, que interpreta Zachary Levi (en la serie Chuck tenía un personaje similar: un tonto que tiene que descubrir sus poderes a la marchanta) se debe al viejo mago Shazam, que tiene el rostro de Djimon Hounsou -otro actor, como Levi, que se pasa de Marvel a DC- que le concede a los mortales que son dignos, el poder de su nombre.

Así, cada vez que esa persona dice Shazam, es gopleado por un rayo y recibe los poderes de los supuestos seis sabios antiguos (Salomón, Hércules, Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio), que conforman su nombre.

Shazam!
Tráiler de "¡Shazam!"

Hay un muchacho de 15 años, Billy Baxton, (interpretado por Asher Angel, el chico Disney que trabajó en Andi Mack) que intenta encontrar a su madre y vive escapando de las familias que le da el estado. El último intento de Servicios Sociales es una familia que ya tiene varios huérfanos, un lugar donde Billy vivirá con nuevos "hermanos": el chico que camina con muletas, la chica a la que le gustan los abrazos, el que no habla, el que vive jugando a videojuegos, y la más grande, que oficia de guardiana y protectora. Así, cuando Billy sale a defender a uno de sus "hermanos" que es golpeado en la escuela, y logra escaparse de los bravucones, demuestra que es digno de ese poder que estaba buscándolo. Y recibe, luego de una divertida charla, una serie de poderes que irá descubriendo junto a su "hermano", Freddy (Jack Dylan Grazer), el único que conoce este secreto.

Ficha
¡Shazam! Foto: Difusión
Shazam [***]
DirectorDavid F. Sandberg
Guion Henry Gayden y Darren Lemke sobre el pesonaje creado por Bill Parker y C.C. Beck
ConZachary levi, Ssher Angel, Mark Strong y Djimon Hounsou.

Estados Unidos, 2019.
Música: Benjamin Wallfisch
Edición: Michel Aller
Fotografía: Maxime Alexandre.
Duración: 131 minutos
Estreno: jueves 4 de abril

Mucho del metraje de la película -más de dos horas de duración- son los intentos de estos dos (si bien Shazam tiene la apariencia de un adulto, es un adolescente en su interior) por aprender sus poderes: volar, ser a prueba de balas, correr rápido, y así. Todo es contado con mucha gracia y, de rebote muchas veces, protegiendo a los indefensos.

"¡Shazam!" es, básicamente, el sueño de cualquier niño: tener poderes para ayudar a sus amigos y a los desprotegidos.

Y como en toda película de superhéroes hay un supervillano, aquí interpretado por Mark Strong. Es el Dr. Thaddeus Sivana, un personaje que conoce los pormenores del viejo mago y los poderes que otorga, ya que él fue uno de los seleccionados cuando era niño. Cuando demuestra no ser digno de los poderes del bien, comienza a obsesionarse y todo se entrevera.

Sin dudas ¡Shazam! sale de lo normal en cuanto a film de superhéroes, y consigue con buenos efectos (finalmente no hay un abuso del CGI en una película de DC), una trama divertida y dinámica y un buen elenco (se nota que Levi se divirtió mucho filmando la película), demostrar que se pueden hacer buenas películas dentro del universo DC. Solo había que desacartonarse y encontrar al héroe impensado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)