Estreno

Crítica: "La misma sangre", las sospechas siempre son un arma de doble filo

La nueva de Oscar Martínez es un drama policial bien actuado y contado y con un giro interesante

Oscar Martínez
Oscar Martínez, un gran trabajo en La misma sangre

La referencia —certificada por el propio director, Miguel Cohan en charla con El País— podría ser La sombra de una duda aquella de (¡otra vez!) Alfred Hitchcock en la que Teresa Wright empezaba a sospechar que el tío piola con cara de Joseph Cotten, era en realidad un asesino. Y, como acá, nadie le creía.

Aunque con diferencias sustanciales, Cohan (el argentino que dirigió Betibú y Sin retorno) consigue en La misma sangre, un thriller de suspenso que es a la vez un drama familiar. Lo hace, además, con una historia contada desde dos puntos de vista, una ingenioso truco de guion que resuelve bien y enriquece una propuesta que, de otra manera, hubiera sido bastante tradicional.

Cuando nos cruzamos con él, Elías (Oscar Martínez) está en el peor de sus momentos. Los síntomas son varios e incluyen que su esposa (la chilena Paulina García) está saliendo con un primo (el chileno Luis Gnecco) y es inminente el anuncio familiar de su separación; que Elías se encachiló con criar búfalas en un campo familiar y el negocio le salió mal; que una prestamista lo persigue y que un negocio con inversores belgas está demorado por cuestiones de la burocracia.

Pero, se sabe, las cosas siempre pueden ir peor. Cuando en medio de una discusión muere la esposa en un accidente del que Elías es testigo demasiado pasivo, su yerno (Diego Velázquez) empieza a atar cabos (los había visto discutir, encontró algunas pistas que cree contundentes) y a darle manija a su esposa (Dolores Fonzi) de que quizás su padre sea, en realidad, el asesino de su madre.

La misma sangre
Vea el tráiler de "La misma sangre"

Todo funciona bien. Empezando por Martínez que aquí maneja toda una gama de estados de ánimo que pasan por la desesperación, la culpa, la bronca y hasta el alivio. Está atacado por varios frentes y es un pusilánime por el que es difícil sentir aunque sea un atisbo de simpatía aunque lo que su yerno imagina, quizás no sea tan así.

También está bien Fonzi, como esa hija que no quiere saber lo que le quieren hacer saber. Tiene una aparición menor Roberto Suárez y en los rubros técnicos hay varios uruguayos.

Aunque hay una intriga policial sin policías, Cohan (a partir de un libreto escrito a medias con su hermana, Ana) está más interesado en llevar la historia por otros carriles. A mitad de camino, cuando cambia la perspectiva y vemos lo que quizás haya pasado, la película gana en brío, a medida que el personaje se va hundiendo en sus propias mentiras.

Un final que deja de lado algunas verosimilitudes pero que es muy eficaz (esas luces rojas que recuerdan a Scorsese), cierra una historia que habla sobre la verdad, lo que vemos, lo que creemos y el mundo que nos construimos.

Ficha
La misma sangre * * * *
OrigenArgentina/Estados Unidos, 2019
Duración113 minutos
Estreno14 de marzo, 2019

Dirección: Miguel Cohan.  Guion: Miguel y Ana Cohan. Música: Luca D’Alberto. Edición: Soledad Salfate. Con: Oscar Martínez, Dolores Fonzi, Paulina García, Diego Velázquez, Luis Gnecco, Norman Briski.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)